Los primeros cien días de gobierno: un reporte basado en la acción

106
1

Publicado en Un Pasquin: https://www.unpasquin.com/

La política es el ámbito de lo humano donde el tiempo se hace de manera más evidente efímero, escaso. Cada día de un gobernante es uno menos, si nos atenemos a la idea de que los mandatos en las sociedades democráticas comienzan y tienen un fin.

Particularmente, en la vida contemporánea la impaciencia se ha erigido como característica inevitable de la existencia: vivimos sometidos a la velocidad de las situaciones y las relaciones sociales, instantáneas y efímeras; como la búsqueda, infructuosa, de la felicidad mediada por el clic en las redes sociales.

En ese ambiente de inminencia, se ha vuelto costumbre entregar un reporte de los primeros cien días de gobierno. El origen de esta práctica, que se remonta a la presidencia de Franklin Delano Roosevelt, fue la necesidad de acción inmediata por parte del ejecutivo. Adoptada bajo la enorme presión que sobrevino a los estragos causados por la Gran Depresión de 1929, creó una tradición que hoy se ha vuelto inevitable para los mandatarios en occidente.

El gobierno actual de Colombia en cabeza del presidente Petro, tan adepto al cambio, no ha renunciado a este imperativo y, por tanto, ha entregado su respectivo informe.

Desde la casa de Nariño y en conferencia de prensa, Petro entregó una lista con 50 hitos que considera los más destacados entre sus ejecutorias, hasta el momento.

La lista empieza y termina con dos afirmaciones que, leídas conjuntamente, por un lado sintetizan de manera significativa el espíritu del presente gobierno, y por el otro contradicen ampliamente la intención en la que se basa la entrega del informe de los primeros cien días: el reporte de acciones concretas. En términos sicoanalíticos podríamos hablar de un “acto fallido”, que al hacerse manifiesto produce cierta hilaridad.

El número 1 dice: “Recuperamos la espada de Bolívar e iniciamos el gobierno del cambio”. Y el número 50 finaliza en el mismo tono con: “El cambio continúa…”, frase escrita entre comillas, y que no deja escapar al lector la elocuencia de los puntos suspensivos.

No obstante, el listado de los 50 hitos contiene acciones de gran trascendencia, a saber:

  1. El restablecimiento de las relaciones con Venezuela
  2. El acuerdo de compra de tierras con Fedegan
  3. Aprobación de la reforma tributaria
  4. Sanción del acuerdo de Escazú
  5. Agregar 1,3 billones al presupuesto de educación
  6. Reanudación de diálogos con el ELN
  7. Aumento en un 100% del presupuesto del Ministerio de Agricultura
  8. Entrega de 600 hectáreas para campesinos por el SAE

El resto, en mi opinión, son anuncios sobre cosas que se harán, pero que no se han hecho. O, son medidas relacionadas con el funcionamiento de políticas públicas ya implementadas; o a lo sumo son correctivos de otras políticas públicas que no quedaron bien concebidas y que mostraron, con el tiempo, sus límites.

Igual que se revelarán, en un futuro, los beneficios y las inconveniencias de las políticas hasta ahora adoptadas por este gobierno, como, por ejemplo, la reforma tributaria.

Se sigue sintiendo la gran ausencia de una política pública robusta para las ciudades, con lo cual el gobierno continúa dejando por fuera temas centrales para la mayoría de los colombianos, e, incluso, pierde el norte en términos de su propósito medioambientalista, tan autopromocionado en el ámbito internacional. Y, es por lo menos llamativo que la cultura no aparezca por ningún lado.

En síntesis, es pronto para saber lo que se logrará, especialmente cuando las intenciones de cambiarlo todo son la base profunda que guía un mandato.

Lo más sensato es no dejarse llevar por la tendencia a la inmediatez y esperar. Como dice el dicho, amanecerá y veremos…

Directora del portal web La Cebra Que Habla

1 COMENTARIO

  1. Petro parece afanado en mostrarnos que es distinto a los anteriores y ya empieza a dar palos de ciego. Resulta que cualquiera pueder ser nombrado embajador aunque no tenga los requisitos y sin haber explicado para qué servirán sus aviones de guerra, nos mete sin consultar en una deuda de muchos años. ¿Dónde está el cambio?
    Pareciera que Duque a nuestro pesar, todavía es el presidente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí