ABC Pereira retrato de una subciudad

18
0

Si la aritmética no me falla, hay cuatrocientos noventa y nueve más por ahí, en un bolsillo, de mano en mano, o en un stand a la espera de ser tomado, leído asimilado, ya que ABC Pereira es casi un manual de emergencia


 

Un libro es para ser leído de corrido, pero también, para ser habitado. Así un buen tomo (si se piensa bien) puede ser un hogar, o una ciudad, y la ciudad, como se sabe, es un entramado de relaciones sociales, lugares, momentos.

A Pereira, nuestra madre (mamá, mami, o mamacita o como quiera llamarla), se le ha retratado con música (Jason Alejandro Ponce Guevara), con poesía, con deporte (Sofía Gómez Uribe) con cine porno, con diplomacia (César Gaviria), con literatura, y ahora ella posa para una nueva instantánea: la caricatura.

 

Foto: Diego Val.

 

Para conversar sin ambages, me refiero al libro de bolsillo ABC Pereira (2017), el segundo trabajo emitido por Luz de Luna editores (el primero fue Sketchbook, un libro en formato de bolsillo) que en todo sentido es una rareza impresa en 500 ejemplares.

Al tener uno en mi haber, y si la aritmética no me falla, hay cuatrocientos noventa y nueve más por ahí, en un bolsillo, de mano en mano, o en un stand a la espera de ser tomado, leído asimilado, ya que ABC Pereira es casi un manual de emergencia para todo aquel que necesite conocer los lugares de nuestra ciudad y saber de qué se trata cada uno. Como si cada lugar o cada cosa, no fuera solo habitado, sino expresado por medio de esas figuras tan curiosas dentro de este librito. Trabajos de dibujantes como: Alejandro Múnera, Edwin Morales, Leidy Baena, Gabby Maéche, Ricardo Muñoz Izquierdo y más… literalmente más artistas que prestan su mano y su ojo para mostrarnos esa otra Pereira, la subterránea, la ácida, la nocturna y que solo es comprendida a la luz de la luna.

 

Foto: Diego Val.

 

Así entonces, es normal ver en este “manual de emergencia” el aguardiente amarillo caricaturizado, ese mismo que nuestras abuelas, con tres dientes de ajo, o una mota de marihuana adentro, usaba para remedios caseros; las gitanas y su tradición de leer la mano, el cigarrillo y el bolsillo a sus clientes descuidados y creyentes; el busto de Jorge Eliecer Gaitán con un cigarrillo medio caído en el labio, que señala, más que un lugar de encuentros y conexiones, un lugar de desconexión, literalmente.  El anuncio del extinto cine Xeuz, aquel lugar de películas sin tráiler, donde no vendían palomitas de maíz, más oscuro que la noche y donde se experimentaban “pequeñas epilepsias”.

Y así, un sinfín de lugares, de dibujos que nos transportan satíricamente por la ciudad; un curioso libro que, sin dudarlo, puede ser un colectivo de artistas, o una casa de creación al  mejor estilo de los tebeos impresos en la Medellín de los años 60´s  y la Cali de los años 80´s. Y no hablo tanto de ABC Pereira como una antología, como de una reunión de dibujos de diferentes artistas que pretender narrar (o cartografiar, en el sentido literal) la ciudad desde sus lugares más emblemáticos.

 

Foto: Diego Val.

 

Es esta ocasión Luz de Luna Editores lanza este libro como un batazo a la cultura. Lo fundamental es entendernos y gracias a estas 58 figuras, y una compilación bien hecha, ah,  y gracias a la Maestría en Estética y Creación de la UTP, es posible acceder a un libro de este calibre.

Uno que ya se augura como uno, más que de bolsillo, de culto. Esos libritos que con el pasar de los años se convierte en una bella rareza. Aunque es obvio que la editorial, los artistas gráficos y el retratar la ciudad, avanzará de mil formas sin detenerse, mutando en otras formas análogas de creación. Y ahí estamos los lectores y coleccionistas para presenciar y aprehender eso.

 

Foto: Diego Val.

 

Ya que la lectura de un buen libro ilustrado nada tiene que envidiar a la lectura de una buena novela o a la visión de una buena película. Por eso ABC Pereira resume esto y más.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí