Amazona: “¿Qué es la libertad?”

17
0

 


La relación entre Valerie  y Clare, madre e hija, los viajes y la búsqueda de la libertad y una intimidad única son los aspectos retratados en el documental de Clare Weiskopf.  Como espectadores, llega un momento en el que nos sentimos tan cómodos en esa intimidad ajena, que es casi como si fuera la nuestra o al menos una muy cercana.


 

Título original: Amazona

Colombia,  80 min, 2016

Director: Clare Weiskopf

Guión: Gustavo Vasco, Clare Weiskopf, Nicolas van Hemelryck

Género: Documental/ drama.

Música: Camilo Sanabria

Fotografía: Nicolas van Hemelryck

El tema central de éste maravilloso documental es la defensa de la libertad de una mujer a la que no le queda grande el apelativo de “Amazona”.  

Ella dice: “Si algo no deja que vivas tu vida, tienes que hacer lo que sea para poder vivirla. Ser mamá es más difícil en ese sentido, porque uno sacrifica. Pero hay cosas que no se pueden sacrificar. ¿De qué sirve una madre sacrificada, de qué sirve una mujer sacrificada?”.

Es algo en lo que todos hemos pensado alguna vez, pero se hace difícil decirlo.

Si no tienes hijos te dirán que piensas de esa manera porque aun no los tienes y no sabes que es el verdadero amor; si los tienes, pues corres el riesgo de ser tildada de mala madre y egoísta.

 

 

Valerie no tiene miedo de ser juzgada, esta impresionante mujer nació en Inglaterra en 1937.

Llegó a Colombia por primera vez en 1960 detrás de Alberto, un abogado colombiano con quien tuvo dos hijas, Carolina y Liliana.

Para entonces vivían en Armero y Val era una mujer de tacones y maquillaje, con empleada doméstica y club campestre, muy diferente a la que vemos en una escena ahumando un pez envuelto en hojas de plátano y cantado una canción en su idioma natal.

La vida de princesa no es para Val, así que se separa de su esposo y retorna a Inglaterra. En una comuna hippie conoce a Jim Weiskopf, su segundo esposo, y padre de Clare y Diego.

 

Después de vivir en una casa rodante en la campiña irlandesa terminan en una casa campesina en Pandi, Cundinamarca. De nuevo su matrimonio se desbarata y Valerie continúa su camino con sus hijos a cuestas, hasta que una trágica muerte hace que su vida hasta ahora andariega, se convierta en un viaje solitario y sin regreso a la Selva Amazónica.

Éste viaje puede significar para la madre un ejercicio indispensable de libertad, pero para la hija es una forma de abandono. En el documental, Clare escudriña en las consecuencias de la libertad de su madre,  en ella y en su hermano menor.

Ahora Clare está embarazada, y se reencuentra con su madre en la selva, talvez para sanar las heridas del pasado y encontrar el significado de la maternidad. “Empecé haciendo una película sobre mi mamá –afirma Clare– una guerrera que vive en la selva, pero en el fondo sabía que se trataba de algo más profundo”.

 

Nicolas van Hemelryck, el codirector y esposo de Clare Weiskopf, mencionó hace poco en una entrevista: “Evidentemente un documental sobre un cantante famoso o un deportista será de entrada más llamativo que uno sobre mi suegra. Sin embargo, los documentales que trasciendan en el tiempo lo harán porque nos hablan del mundo en el que vivimos con una fuerza inolvidable, mientras que los temas se olvidan y pasan de moda. En otras palabras, no es el tema lo que es importante en un documental, sino la manera como se aborda, el punto de vista, o aquello que quiere explorar y cómo lo hace”.

Hacer documental no es fácil.  Clare  logró  solucionar el problema de la financiación con una campaña internacional de crowdfounding  en la plataforma Indiegogo. Como contraprestación a sus aportes, los donantes recibieron fotografías de su esposo Nicolás, quien además de apoyarla en el guión, fue el productor, camarógrafo y sonidista. 

Puede ser complicado tratar de descifrar a Val a través de la narración en off de Clare. Podemos leerla entre líneas en el duro relato de Diego. Pero es mucho más acertado cuando se narra a sí misma, con sus gestos autenticos, sus vehementes afirmaciones y su transparencia.

La fotografía, la música y la edición de sonido son tan bien logradas e impactantes en su elocuencia, a veces muda, que nos permiten centrarnos en el motor que mueve la trama.  

 

Llega un momento en el que nos sentimos tan cómodos en esa intimidad ajena, que es casi como si fuera la nuestra o al menos una muy cercana.

Amazona nos trae un retrato sincero e iluminador de un momento íntimo entre dos mujeres,  en el que todo viaje al interior de sus vidas adquiere un renovado sentido.

 


 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí