Avenida Circunvalar de Pereira: “una lectura de lugar”

179
1

 


Este bulevar comercial  puede constituirse en un proyecto a pequeña escala pero en un lugar único, que integre espacios al aire libre, comercios, entretenimientos, historia y cultura, para comunicarse con sectores como Corocito, San José, Ciudad Victoria y el centro tradicional.

Mejor dicho, un mundo de todos y para todos.


.

Fotografías: Edgar Linares

La identidad ciudadana comienza en el interior de cada uno de nosotros. Son esas conductas que yo genero en la ciudad y que se convierten en un momento determinado en un hecho común, algo del exterior,  y no solo en mi entorno inmediato.

 

 

 

 

 

Es por eso que las identidades se convierten en multilingüísticas, es decir, se viven en varias partes por múltiples personas a la vez, consecuencia también de nuestros procesos de modernización.

 

 

 

 

Llegar a analizar y comprender culturalmente un sector es tarea difícil, existen variables determinantes como esas memorias urbanas que se pueden dibujar y desdibujar a mano alzada sobre un papel o servilleta, o simplemente, esas memorias orales que permiten visualizar lo que el tiempo ha borrado de la historia.

La lectura de la urbe en función del edificio queda reforzada por el grado de utilización del “primer piso de ciudad”, encontrándose con la domesticidad urbana como escenario para los hábitos cotidianos, generando interrelaciones sociales que vitalizan el espacio público.

 

 

 

 

Una manzana típica de una ciudad como Madrid o París encuentra toda posibilidad de relación entre los comportamientos sociales urbanos, los hábitos y la satisfacción de las necesidades cotidianas del hombre. Allí existe la panadería, la peluquería, el café, el bar.

 

 

 

 

No existe la vivienda en el primer piso de ciudad, la vivienda es un hecho individual, no es un elemento colectivo.

Ahora bien, son muchos los cambios que ha sufrido nuestra ciudad a través de su historia, desde el primer asentamiento comercial que pudo satisfacer las necesidades de aquella pequeña población, y que en la actualidad se ha convertido en un gran nodo comercial de servicios y de negocios.

 

 

 

 

La Circunvalar no ha sido ajena a este tipo de transformaciones en cuanto a los usos del suelo, presentándose una metamorfosis aguda en su función residencial, para mostrarse como un sector comercial con alto contenido de actividades lúdicas nocturnas, generadas en un principio en el sector de Invico y Prometeo  pero que hoy se extiende con gran fuerza a lo largo de este eje vial y peatonal.

Y  sin duda alguna se convertirá en un apoyo esencial para la consolidación del centro tradicional, y  la revitalización del espacio público que poco a poco se ve afectado por el mercantilismo desmedido.

 

 

 

 

Y es que la Circunvalar es otra cosa en la noche cuando la luz del sol cae.

 

Cosas que en el día no son visibles: avisos de neón que dicen una cosa y otra, los carros que vienen y van,  y una serie de personajes amantes de la noche que comienzan a invadir por partes este sector multilingüistico.

Y sin despreciar a los sentidos, los oídos trabajan demasiado en las noches de la Circunvalar, pasando por la pasividad de algunos barrios  y terminando en el estridente y constante sonido de los bares y restaurantes.

 

 

LA CUADRA, uno de los eventos más importantes que se realiza en la ciudad
LA CUADRA, uno de los eventos más importantes que se realiza en la ciudad

 

 

 

El lugar trae consigo un matiz de sonidos y olores igualmente variados.

 

Bajo este marco, la Circunvalar puede considerarse como un sector sonámbulo que en las noches cambia sus problemas y su estrés al ritmo de la música, el encuentro y la alegría. Aunque otros personajes que han vivido esta transformación no puedan decir lo mismo, pensando y actuando de una manera delicada y elitista, categorizando siempre lo que ocurre allí de una forma “popular” y “folclórica”.  

Pero es que lo folclórico también fomenta todo un desarrollo de significados propios y tradicionales; generando dinámicas urbanas totalmente diferentes con una variedad de experiencias necesarias con sus particulares formas, usos y significados.

 

 

 

 

La diversidad de usos libera todos los demás niveles de variedad.

 

Un emplazamiento con variedad de usos da origen a diferentes  tipologías  espaciales; atrayendo gente diferente en  distintos horarios y por diversas razones. Debido a sus múltiples actividades, formas y personas, proporciona una rica mezcla perceptible, así, los diferentes usuarios interpretaran el entorno de manera distinta, dotándolo de variedad en su significado.

La Avenida Circunvalar puede ofrecer innumerables posibilidades, tomándose como un concepto de centralidad lineal, donde la población se siente en un constante paseo, complementado  por servicios y actividades que vitalizan la zona a través de la extensión de estos usos sobre espacios públicos.

 

 

 

 

Se crea de esta manera  una plataforma comercial que busca propiciar un escenario donde converjan: servicios, comodidad, lúdica, diversión, entretenimiento y vivienda; enmarcado todo  dentro de una política de control urbano y  de seguridad.

Se rescata un sitio donde los residentes, los foráneos, niños, adultos, estén dentro de un mismo espacio que absorba las necesidades diurnas y nocturnas, es decir, un referente vivo y auténtico que se articule con el resto de la ciudad a través de los recorridos peatonales y ciclo rutas, buscando un pretexto para implementar un modelo de desarrollo urbano.

 

 

 

 

Debemos dejar de ser actores pasivos de la ciudad sin convertirnos en unos  patéticos que la destruyen y la desbordan con megaproyectos sobredimensionados, que no pasan de ser simplemente un hecho físico.

 

 

 

 

Debemos buscar y formular proyectos para “coser” la ciudad, crear nuevos entornos colectivos que se aferren a nuestras buenas tradiciones culturales, y que posibiliten un buen desarrollo social.

 

 

 

 

El Bulevar Comercial de la Avenida Circunvalar puede constituirse en un proyecto a pequeña escala pero en un lugar único, que integre espacios al aire libre, comercios, entretenimientos, historia y cultura, para comunicarse con sectores como Corocito, San José, Ciudad Victoria y el centro tradicional.

 

 

 

 

Mejor dicho, un mundo de todos y para todos.

 

 


 

 

 

1 COMENTARIO

  1. […] Avenida Circunvalar de Pereira: “una lectura de lugar” La ciudad que va desapareciendo: Ciudad Victoria y la renovación urbana del centro de Pereira Mitos de Pereira: Edificio Eduardo Santos El barrio de Pereira al que todos le cambiamos el nombre La alegría discreta del barrio El Jardín Providencia después del diablo El mito de El Arriero Especial Caimilito: Lo rural y urbano en un mismo territorio […]

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí