Black Panther, una película de Marvel Comic que rescata un acervo cultural

25
0

El misticismo propio de la naturaleza del personaje y su contexto, hacen del viaje en busca de la identidad algo memorable, en muchas ocasiones mágico.


 

“Black Panther” (2018) es una de las películas más recientes del UMC (Universo Cinematográfico de Marvel). La verdad es que muchos pensábamos que se encargaría de darnos el contexto para la próxima película de “Avengers: Infinity War” (2018), sin embargo, esta nos sorprendió demostrando que tiene una identidad propia y un desarrollo sorprendente.

De la mano directriz de Ryan Coogler, iniciamos el viaje por Wakanda; un viaje en el que lo místico, lo ancestral y el futuro viajan en una eterna espiral, enriquecido por la pluralidad cultural propia de los pueblos y tribus africanas. Todo ello magistralmente acompañado de una banda sonora que realza esa sensación de que el pasado y el futuro se entremezclan. Sensación que te permite encontrar en los sonidos digitales y de computadora esas raíces africanas, salvajes y porque no decirlo, míticas

Habrá quien afirme que “Black Panther” es una película con una trama muy simple, que peca de simple y que quizá no muestra algo enteramente nuevo en lo común de su historia. Pero no es así. En realidad, es la historia de un hombre que asume una posición de poder a la que las circunstancias y las acciones de toda su vida le han empujado. A pesar de esto -en la trama-, es un hombre que siente una pesada angustia sobre su identidad y que consiente de su inmadurez, busca ser mejor y aprender a tomar mejores decisiones. Esa es la magia de la película.

 

Extraída de: Lumiere.

 

Aunque, siendo equilibrados, ese también es un tema frecuente y aún más en las películas de héroes del UMC, no obstante, el desarrollo de la obra consigue un efecto completamente distinto de cualquier otra cosa que nos haya ofrecido el estudio hasta ahora.

El misticismo propio de la naturaleza del personaje y su contexto, hacen del viaje en busca de la identidad algo memorable, en muchas ocasiones mágico. Como gran acierto, este viaje en busca de su propia naturaleza no sólo se restringe a T’Challa (Black Phanter), sino también a Eric killmonger, el gran antagonista de este film.

Le llamó antagonista y a diferencia de otros críticos más asiduos y experimentados, no digo, ni diría nunca, que es el mejor villano del UMC hasta la fecha, porque como tal, Eric Killmonger (Michael B Jordán), no se nos presenta en ningún momento como un villano, tan sólo como una fuerza de movimiento y oposición para nuestro protagonista.

 

Extraída de: Empire On Line.

 

Un papel escénico que realiza de manera magistral a lo largo de toda la película, mientras poco a poco y junto a él propio Killmonger, descubrimos su verdadera identidad, la verdadera naturaleza de sus ambiciones.

Y es que en toda la obra hay pocos personajes tan interesantes como él. Así al verlo en acción, llegas a conocer sus motivaciones y hasta se puede compartir su dolor. Ya al final de su viaje, junto con él, uno puede estar listo como para dar el gran paso hacia la libertad. Disfrutas con amargura su derrota, sabiendo que poco o mucho, él ha ganado un poco de lo que buscaba en Wakanda, además de ese desarrollo nostálgico el cual lo convierte cuando menos, en un personaje memorable.

A diferencia de otras obras del UMC, “Black Panther” no depende del humor para darle fluidez a la historia.  Esta es apasionada, mística y llena de escenas de acción muy bien logradas, no obstante, esto no quiere decir que no exista cabida para el humor, que en esta película, viene en pequeñas dosis y como justo alivio cómico a la tensión sofocante de algunas escenas. De nuevo, efectos creados de la mano de Shuri (Letitia Wright) o ese simpático Man Ape.

 

Extraída de: Antena 3.

 

Otro de sus puntos fuertes es que en ningún momento relega a los personajes secundarios fuera de la historia. La gran calidad y desarrollo de personajes hace que prácticamente todos tengan por lo menos un momento memorable durante el film, lo cual es muy inusual en películas de este estilo. Ulises Klaw es quizá el más carismático de entre los personajes secundarios robándose el show en más de una ocasión a lo largo de la cinta y en medio de su bravuconería consigue construir un vínculo empático con el  espectador.

“Black Panther” destaca por su simbolismo cultural.  Se puede apreciar a grandes rasgos que se investigó a detalle la influencia de la cultura tribal africana.  Elementos que se pueden ver en el diseño de producción bien elaborado: desde el vestuario hasta los distintos escenarios. La banda sonora también es un punto clave en la película que hace adentrar al espectador en esos ricos ritmos africano.

 

Extraída de: Denof Geek

 

Y es que el éxito de esta película ya es palpable, y no sólo porque la crítica así lo afirme, sino que en su primer jueves de presentación obtuvo $25.2 millones de dólares en taquilla nocturna. Así entonces la única película que ha tenido un debut comparable en su primera noche en el UMC ha sido Avengers: Age of Ultron, la cual recaudó 27.6 millones de dólares. ¿Ya vio Black Phanter?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí