CEMEX, el aliado multinacional que construye sueños y ciudades perdurables.

9
0


Actualmente suministra  el material para la construcción del puente El Barranquero  sobre la calle 13.  Una  estructura que ayudará a mejorar el embotellamiento que sufre la ciudad en dirección centro hacia sectores como La Rebeca, la UTP, Los Rosales, Pinares, entre otros.  


.

.

San José, un barrio cerrado

Esta calle 13 era un camino ciego, afirma la señora Diana Pérez que lleva 20 años en el barrio San José y, cuyo sustento es una pequeña tienda concurrida por los vecinos del sector. Comenta que la inseguridad era el “pan de cada día” por ser una zona abandonada y deprimida de la ciudad, y que de noche era imposible salir por la falta de iluminación.

 

 

Pero no solo Diana Pérez afirma esto, también el mecánico de motos Jonny Toro, quien desde su taller sobre calle 13, explica que vio muchos accidentes de tránsito: “el afán, el afán de las personas de cruzar la calle, y de los carros que no quieren parar y pasan a toda velocidad.” Además, señala hacia el fondo de la calle paralela en dirección al centro, y agrega: “ya era hora que hicieran un puente que beneficiara a la comunidad” porque, asegura, se pensó hace mucho tiempo entre los vecinos.

 

 

Así como la señora Diana Pérez y el señor Jonny Toro, los demás vecinos del barrio San José afirman que el puente El Barranquero valorizará sus viviendas, que el sector será más concurrido y bonito, y que esa zona gris tomará otro color. Lo dicen mientras escuchan el martilleo, ven máquinas grandes que transportan materiales, y se encuentran a hombres con cascos ayudando a vaciar concreto en la construcción sin que esto afecte al vecindario.

 

 

Se sientan en los portones a ver lo que llaman “la abeja”, refiriéndose al camión hormigonera con el logo estampado de CEMEX, la empresa aliada de la Alcaldía, los ingenieros y el personal, que provee concreto  de calidad, fiable y que lleva años, no entregando materiales, sino sueños a las construcciones útiles de la ciudad.

 

 

El nacimiento de un sueño personal

Una vez en el puente se oye una voz en medio del personal que empieza a laborar desde las 6 de la mañana: “Es un material noble”. Es el señor José Absalón Cano, un trabajador que con manos fuertes y sueños firmes está empeñado en la tarea de construir, el puente El Barranquero en la ciudad.  

 

 

Por noble se refiere al concreto de la empresa CEMEX, el aliado de la construcción, que, según sus palabras, provee puntualmente la mezcla en sus camiones de hormigonera.

Cuando hablamos con él, dejó en claro que desde que comenzó a manipular el material, pensó si acaso no podía usar la misma marca de materiales para la construcción de su casa  en el barrio Villa Elisa 2, lo cual efectivamente hizo después.

“Es que este material  tiene resistencia. Con mi esposa María Aracelly Marín juntamos dinero y compramos 180 bultos”, y lo prueba, diciendo, como obrero directo, que el concreto en el puente es vaciado in situ, en planchas de 15 cms, calcetones de icopor, parrillas metálicas, tramo a tramo y cuidando cada detalle de complexión y compresión.

 

 

De cómo nació la idea del puente El Barranquero

 

Desde el 2010 en adelante, venía planeándose convertir la Avenida Circunvalar en un par vial, que permitiera a esta importante artería urbana tener una calle de retorno. Se discutió mucho entre varias empresas y consultoras, buscando una concertación en el tema, y se bosquejaron proyectos.

 

 

Y es en el año 2011 que los arquitectos Claudia Velázquez, Víctor Julián Jiménez, Luis Fernando Posada y el ingeniero Álvaro Trujillo Botero, dirigidos por la Ingeniera Martha Alzate Hincapié, deciden reunirse  los miércoles para recorrer la ciudad  y plantear un plan de movilidad basado en hacer más eficiente la malla vial construida, y así generar recorridos alternativos pensando en descargar las avenidas principales: Av. 30 de Agosto, Américas y Del Río.

 

 

Los estudios de este grupo se entregaron a CAMACOL, Cámara Colombiana de la Construcción,  y esta a su vez, los redirigió  al ex alcalde de la ciudad, Enrique Vázquez, en el año 2012.

Entre las obras propuestas por el estudio, el grupo había planteado inicialmente que el retorno de La Circunvalar fuera por la carrera  12, pero luego con el desarrollo del plan de obras municipal se proyecta este direccionamiento vial por la carrera 12 bis, bajando por el sector de la Rebeca, la contra calzada del Centro Comercial Arboleda, y finalizando en el puente de la calle 13, ahora llamado El Barranquero.

 

 

La aplicación de materiales

Este es un puente extradosado con 70 metros de luz, un apoyo intermedio y aisladores sísmico, es decir, una combinación entre puente viga cajón apoyado en un sistema compensado con tecnología atirantada.

Esta estructura ayudará a mejorar el embotellamiento que sufre la ciudad en dirección centro hacia sectores como La Rebeca, la UTP, Los Rosales, Pinares, entre  otros.  

 

Al referirse a los materiales, habla de acero para el refuerzo, concreto, loza, el sistema atirantado, los tubos de encofrado, antivandálicos, cables, platinas de concentración de esfuerzo, y por supuesto de CEMEX, el concreto,  que dice se ha portado bien, pues son buenos, y su resistencia en P.S.I es de 4.000 y 5.000 según los diferentes tramos dentro de la construcción.

 

 

En sus palabras afirma que “de este tipo de puentes se han hecho cuatro en Colombia. Y todo el concreto ha sido suministrado  por CEMEX”. Al explicar por qué prefiere este tipo de material, detalla que de cada elemento vaciado se sacan muestras y se mandan al laboratorio. Y este proceso cuidadoso es el que certifica el trabajo compacto.

 

 

Un pequeño viaducto para todos

 

Está planeado para el mes de diciembre, que la ciudad pueda disfrutar de esta mega obra que como se expresó, traerá bienestar y renovación a esta zona del centro, además de cumplir el sueño de miles de ciudadanos y confirmar que los aliados comerciales como CEMEX  están ahí para fabricar estructuras y sueños.

 

 

En el render, o imagen final del puente El Barranquero, se puede apreciar una doble calzada para los peatones, una ciclo-ruta, un carril para el Megabus, y mucha iluminación que será clave para resaltar otro nuevo patrimonio arquitectónico en Pereira.

 

 

De nuevo CEMEX, de la mano de sus aliados, la gente, y los proyectos de renovación, hace presencia ayudando a vislumbrar una mejor ciudad para esta y las generaciones por venir.

 

 


 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí