Comfamiliar inaugura bibliotecas para volvernos a ver

3
0

 


La Caja de Compensación de Risaralda presentó  ante autoridades civiles, escritores y medios de comunicación su Sistema de Bibliotecas.

A la sede central ubicada en la carrera 5 entre calles 21 y 22, quedaron integradas la biblioteca  infantil, la biblioteca de la Fundación Universitaria Comfamiliar y la Sala de Patrimonio Bibliográfico y Documental de Risaralda.



 

“Siempre imaginé que el paraíso sería algún tipo de biblioteca”: Jorge Luis Borges.

 

 

 

Bibliotecas en red

Entrar a una biblioteca es algo parecido a sumergirse en ‘la máquina del tiempo’.

A través de las palabras que rondan por cada uno de sus rincones, en los libros, en los periódicos, revistas y documentos audiovisuales, el bibliómano puede adentrarse en los recovecos de la memoria impresa de su pueblo, su ciudad, su país… Y mucho más allá, de la humanidad.

Cada quien encontrará la historia que lo atrape, y le permita el disfrute solitario de la lectura, en un espacio construido, dotado y atendido con ese fin específico.

Y por qué no, alguna amistad de esas que hacía tiempo no veía.

 

De izquierda a derecha, Ninfa Marín, presidenta de la Asociación de Artistas y Escritores de Dosquebradas, Asomed, y Jaime Ochoa, gestor y soñador del proyecto del Centro Documental Departamental.

 

Contar con bibliotecas públicas con estas características en los 14 municipios, es motivo de orgullo para los risaraldenses.

Por eso, la inauguración del Sistema de Bibliotecas de Comfamiliar reunió autoridades civiles, escritores y medios de comunicación en la mañana del martes 15 de agosto.

 

“Las bibliotecas públicas son centros de información para la ciudadanía”, destacó el gobernador Sigifredo Salazar Osorio durante el acto inaugural.

Desde la estación central, en la sede principal de Comfamiliar, ubicada en la carrera quinta entre calles 21 y 22, en Pereira, Mauriel Valencia Hernández, director ejecutivo  de Comfamiliar, habló de las otras 13 estaciones culturales con que cuenta la Caja de Compensación en cada uno de los municipios del departamento.

En esta sede del centro quedaron integradas a la Biblioteca Comfamiliar, la biblioteca  infantil, la biblioteca de la Fundación Universitaria Comfamiliar y la Sala de Patrimonio Bibliográfico y Documental de Risaralda.

 

La inversión asciende a los 6.000 millones de pesos durante el 2017.

A futuro, la Caja aspira implementar la Red municipal de bibliotecas, para lo cual es necesario contar con un software que permita la interconexión digital de las bases de datos de los textos y documentos disponibles en cada una de las sedes, y así permitirle a los usuarios su lectura, en su propio pueblo, en un sistema similar al que tiene la biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República.

Es importante destacar que esta iniciativa hace parte de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas del Ministerio de Cultura.

 

 

Centro de Documentación Departamental

En este día de inauguración del Sistema de Bibliotecas de Comfamiliar también quedó abierta al público la Sala de Patrimonio Bibliográfico y Documental de Risaralda, una necesidad sentida de los risaraldenses.

 

“No tenemos archivos”, dijo Nelly Arias de Ossa, columnista de El Diario, en la ronda de intervenciones concedida a los asistentes.

Esta Sala Patrimonial permitirá el rescate de valiosas obras de escritores del Eje Cafetero.

El proyecto fue posible hacerlo realidad gracias al convenio firmado entre la Gobernación de Risaralda y la Caja de Compensación Familiar.

Uno de los primeros documentos que empieza a enriquecer esta Sala Patrimonial es la partitura original del Himno de Risaralda.

 

Partitura - sigifredo salázar

Quiero dejarles para su lectura la tercera estrofa del Himno de Risaralda, escrito por Luis Carlos González, y entregado a los invitados en forma de separador de libros.

 

“Más justicia, más paz, más trabajo,

Más cultura, más luz y enseñanza

y más leña avivando la lumbre

hacendosa en la humilde cabaña,

es la ley natural que persigue

como meta final de su marcha,

esculpiendo su joven historia

con orgullo, tesón y confianza”.

 

Letra que de alguna manera sintetiza el impacto social que la Caja de Compensación quiere lograr con el Sistema de Bibliotecas.

 

Espacio infantil

Los niños y niñas tienen un espacio especial para ellos, donde llegan a leer jugando.

Hay libros de diferentes tamaños, formas y colores, esperándolos para ser descubiertos.

También tienen distintos juegos didácticos disponibles, como ajedrez, parqués, domino, cartas, rompecabezas, entre otros.

En la estantería podrán encontrar además un libro de poemas escrito por niños y niñas, con motivo de la celebración de los 150 años de Pereira.

 

Espacio infantil - biblioteca

“Este libro lo hice con 580 niños de la ciudad”, dijo María Cristina Ríos Jaramillo, literata, investigadora y docente, que dedicó tres años de su vida para sacar adelante este sueño de homenajear su ciudad natal con poemas escritos de puño y letra de los niños y jóvenes de la ciudad, cuando arribara a sus 150 años de fundación.

De ahí su título: 150 poemas

150 niños

150 años Pereira

Cada uno de los poemas impreso en este libro “es fiel a su escritura”, resaltó María Cristina.

 

Libro 150 años - poemas -

 

 

Este fue un trabajo didáctico, que los niños disfrutan, aseguró la docente.

“Al final el texto tiene un espacio para que el niño, el joven, el adulto que esté leyéndolo también haga su poema”, concluyó.

Las actividades continuaron durante el día con tertulias, visitas guiadas y la conferencia central ‘El valor de la biblioteca pública en la conservación del patrimonio bibliográfico’, a cargo del escritor Hernando López Yepes.

 

Libro - comfamiliar - Risaralda

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí