Un conquistador casi imperceptible

63
0

Escultura: El Virrey
Artista: Martín Abad
Técnica: escultura en metal
Dirección: Edificio el Virrey. Barrio  Alamos.

 

La percepción que hay de los conquistadores apunta a  seres fuertes, domadores e imponentes. Aventureros en la Tierra Nueva que llegaron a este lado del mundo a imponer su visión  y a trasegar otras dinámicas, eliminando, gran parte de todas las formas de vida que representaban nuestro territorio.

Algo diferente sucede con la escultura El Virrey del artista  Martín Alonso Abad Abad, que evoca al gobernante español en época de la colonia, ubicada en el edificio  Virrey,  barrio Alamos, yendo por la vía que da entrada al  bloque L  de  la Universidad Tecnológica de Pereira.

La escultura es casi un símil caricaturesco que representa la imagen de un hombre fuerte e imponente, pero que en manos del artista es pequeño, animoso e inocente. Es el tinte particular de un artista que siempre buscó a partir de su obra subvertir los valores existentes en la sociedad.  Eso sí, está bien representado: la escultura está hecha sobre una varilla de hierro que dibuja, al ser doblada, al personaje. Une elementos lineales y planos con curvas gruesas de color (rojo y azul fueron los elegidos) que configuran el traje representativo de este monarca de pequeña estatura, simulando una marcha cansada al aire libre.

La obra permanece  en buen estado, los colores aún se mantienen y aunque no tiene placa de identificación y su tamaño no es acorde a las dimensiones del edificio, podemos encontrar en su estructura e intención estética algunas  características de fácil reconocimiento en el legado artístico dejado por Martín, “El Principito” que supo ser rey con su arte.

 

[sliderpro id=”72″]