El gran Colombiano

157
0

Quien pretende el poder, como Iván Duque y su alter ego Álvaro Uribe Vélez, no le queda difícil mostrarse ante los medios tocando guitarra, jugando fútbol o hablando de lo que más le gusta hacer.


 

Voy a resaltar tres aspectos que considero importantes para entender los resultados de la 2ª vuelta electoral del pasado 17 de junio, aunque antes de abordarlos, es necesario tener en cuenta la cita que hace Martha Cecilia Herrera en el texto “La construcción de la cultura política en Colombia”  del historiador británico Edward Thompson:

“Los seres humanos dentro de ciertos límites, pueden vivir las expectativas sociales o sexuales que las categorías conceptuales dominantes les imponen”.

Así es que, la cultura política en Colombia, ha sido la del espectáculo, la de mediatización de los discursos light, o show, que en esencia, y sin duda, determina las decisiones de los votantes durante el ejercicio democrático.

Pero al detallar esos tres aspectos, es necesario resaltar que ya el teórico marxista Louis Althusser, escribía en 1969 sobre los llamados aparatos ideológicos del estado:  la escuela, la iglesia y los medios de comunicación masiva como parte fundamental de la construcción y represión de  masas.

 

Fotografía extraída de: Minuto30.com

 

Por lo tanto, el partido político Centro Democrático dirigido por el ex presidente Álvaro Uribe Vélez sabe que estos tres son los pilares que tradicionalmente han establecido el modelo de país que durante 200 años ha gobernado el territorio colombiano y por ello ha manipulado como se demostrará.

 

La Escuela

Un total de 5,1 libros al año son las cifras que registraría el DANE en el año 2017 en una encuesta nacional sobre lectura. Sin embargo, para Julián de Zubiría,

“El número de libros que en promedio leen los colombianos es de 2,7. Sin embargo, para “inflar” estadísticamente este dato, se eliminó a los colombianos que no leen ningún libro al año, que son la mitad de la población”.

Resultados que no son aislados de todos los gobiernos de la derecha tradicional en el país. Recordemos y sumemos los estándares de cobertura y la privatización de la educación que, durante el gobierno del expresidente Álvaro Uribe absorbió los recursos de educación básica frente a la contratación del servicio educativo con entidades privadas. Todo mediante las figuras de subsidios educativos o colegios. Una afirmación de Gabriel Torres para entonces coordinador del programa educativo compromiso de todos.

Por otro lado, el aumento del 34% de los recursos no hacían práctica la calidad educativa. Pues en el país, hay un modelo pedagógico basado en realidades externas que no confrontan las complejidades del territorio nacional en términos de raza, clase y género con un plus a la posterior inversión y adaptación de las asignaturas en tecnología y reforzamiento de las materias en empresarismo. Lo que vislumbra un interés hacia la tecnocratización social y la entrada de un modelo neoliberal. Seguido del aumento del IVA y de la edad sobre la pensión, jugada maestra para promover su lema trabajar, trabajar y trabajar ¿qué más se va a hacer mijitos?.

 

Fotografía extraída de: Laotracara.co

 

En consecuencia, el presidente electo Iván Duque representa en ese primer aparato ideológico la discriminación hacia  los no heterosexuales negando  la distribución institucional de la cartilla sobre “educación de género” promovida por la exministra de educación Gina Parody. Cartilla Con la cual el Centro Democrático siempre se mostró en desacuerdo, refiriéndose a ella (la cartilla) como un atropello a la naturaleza y un irrespeto a la familia tradicional colombiana.

 

La Iglesia

“El auditorio G12 en Bogotá, uno de los sitios donde se congrega la Misión Carismática Internacional (MCI), fue el escenario elegido por el Centro Democrático Alternativo para adelantar su segunda Convención Nacional. Allí se empezó a organizar el futuro de la colectividad de cara a las elecciones de 2018”

Esta fue la entradilla en una publicación para el portal web periodístico KienyKe el 8 de mayo de 2017 sin mencionar que más abajo en el mismo párrafo, se cataloga a este hecho como la nueva cruzada para promover el gobierno de lo que sería la campaña a favor de Iván Duque en el 2018.

Es  esta la maquinaria política que le atribuye sentido a ese nuevo sujeto de derecho. Un sujeto “participativo” desde los valores cristianos, o mejor, un reflejo de la conquista de América Latina y la imagen de salvador que trae consigo un partido como lo es Centro Democrático.

Iván Duque apareció en la publicidad de sus campañas orando con cristianos, afirma una publicación del medio Publimetro.co.  Y a su vez, el ex procurador Alejandro Ordoñez, quien participó de la campaña de Duque pertenece a una secta radical llamada “Orden de la colectividad proscrita”, según Ariel Ávila, que escribe para el periódico El País de España y que lo menciona en una publicación del portal web Pulzo.com.  El Monseñor, Pedro Mercado, pidió respeto a los habitantes y aclaró que Iván Duque tiene derecho a participar en las celebraciones de Semana Santa como creyente y ciudadano según una publicación del portal web Voces.com.co.

Y la lista seguirá, ya que como lo menciona Domingo García Marzá, es

“una ética de la publicidad y de las relaciones públicas es la encargada de analizar las condiciones que subyacen a la credibilidad o legitimidad social en el campo específico de la comunicación comercial”.

Conviritiendo así la sensibilidad y la emoción en marketing digital. Por ello le damos la razón al pensador norteamericano Noam Chomsky cuando se refiere al hecho de que el poder no tiene como objetivo la mente reflexiva de las personas, sino más bien, la manipulación de la emocionalidad.

 

Fotografía extraída de: staticflickr.com/

 

Con lo anterior cabe hacer memoria, cuando el expresidente estuvo en Pereira en la iglesia Cristiana del pastor Pablo Portela el 7 de marzo del 2013. (Ver Video).

Allí aseguró que le debía mucho a la iglesia por su carrera pública. Afirmación que confirma que este grupo religioso, ayudó a su elección al Senado, a la gobernación de Antioquia y a sus dos periodos como ex presidente de la república. Por si no fuera suficiente, Pablo Portela

confirmó que en una visita a Medellín conoció al nieto de Uribe, e hijo de Isabel Sofía Cabrales y su hijo Tomás y afirmó que los colombianos deben escuchar a Uribe porque es una “voz profética”

(Según el periódico El Colombiano).

Siguiendo con la base de la ética publicitaria, volvemos a este video (Ver) del Informativo Mega en donde Iván Duque en los primeros segundos ante un auditorio y lo que pareciera una sede de promoción de campaña, confirma que ha sido miembro de una familia de fe con su esposa y sus niños, y que es católico… unos tres segundos más adelante dice:

“quiero a tres días de las elecciones, darle gracias a Dios por lo que ha sido para mí una experiencia inigualable en mi vida, y es el único que quita y pone reyes en esta tierra”

siendo ovacionado por el público y aplaudido en sobremanera.

Es esta entonces una excelente jugada que paulatinamente ha conmovido los corazones del uribismo colombiano “fortaleciendo” los valores (estereotipos) de la familia blanca, paisa, religiosa y trabajadora colombiana y por si fuera poco, hace hincapié en que Dios es el único que quita y pone reyes en el poder. De entrada su discurso se legitima como la única cara representativa de los valores anteriormente mencionados.

 

Los medios de comunicación masiva

Quien pretende el poder, como Iván Duque y su alter ego Álvaro Uribe Vélez, no le queda difícil mostrarse ante los medios tocando guitarra, jugando fútbol o hablando de lo que más le gusta hacer. Tal como lo dice el titular de: “El gran derrotado”, en el portal web periodístico Lacoladerata.com, al expresar que hubo un knock-out del antiguo periodismo frente a las ambivalencias del nuevo, su capacidad para desinformar y, la construcción de una cultura política mediatizada a la mejor forma del espectáculo.

Puede ser un chiste mal contado, una realidad alterna o mejor, una propaganda del Centro Democrático que dispara desde todos los ángulos. Podríamos decir que fue (y es) esta la máquina más ostentosa que tiene Álvaro Uribe, Iván Duque y por supuesto, su partido político que estará cuatro años en el poder.

“Los héroes en Colombia si existen” fue el lema de la campaña del Ejército Nacional de Colombia durante el periodo de gobernabilidad del ex presidente Álvaro Uribe Vélez, liderada por el publicista Germán Zuñiga. Y así Martha Lucía Ramírez no tuvo ningún descaro y en consecuencia ninguna ofensiva, porque el trabajo mediático ya estaba hecho al decir que los jóvenes de la patria debían defender a la misma. ¿De quiénes?, ¿de ellos mismos?.

 

Imagen extraída de: Webinfomil.com

 

Con esto, mostramos el pantallazo de la página Webinfomil.com que

nace en el 2010 como portal en internet, creado para proporcionar información actualizada sobre las fuerzas militares de Colombia y sobre la policía nacional destacando, informando y exaltando todos los aspectos positivos que contribuyen a mantener alta su imagen.

Información del portal, que curiosamente fue creada justo cuando finalizaba el mandato de 8 años de Álvaro Uribe.

Para este aparte dejaremos que el documental “apuntando al corazón” hable por si sólo cuando de manipulación de los medios hablamos (Ver Video)   dirigido por Claudia Gordillo y Bruno Federico, donde se relata en 53,11 min, el capital simbólico que Álvaro Uribe acaparó durante sus ocho años de gobierno, proclamándose a sí mismo y proféticamente como el gran colombiano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí