¿Es actualmente el café un negocio rentable?

431
0

 

Julio de 2016. Son las cinco de la mañana de un día cualquiera. Jhon, un comerciante de café verde en un municipio del occidente de Risaralda, se despierta a verificar el precio de la libra en la bolsa de valores.

Este pequeño comerciante de café atiende una  bodega de uno de sus mejores amigos de colegio, herencia de un padre que ya se retiró cansado de trabajar.

Mientras Jhon desayuna una taza de chocolate (pues toma poco café), Juan Carlos, un cultivador del grano insignia de Colombia, prepara 10 arrobas de café (una arroba equivale a 25 libras).

Esta es una carga equivalente a  dos bultos de pergamino que pesan 125 kilos, y  que Juan monta en un jeep para llevarla al pueblo donde le pagan $80.000 pesos por arroba, cuando la calidad es muy buena.

La información que Jhon consultó  fue el precio interno de referencia calculado por la Federación Nacional de Cafeteros con base en los movimientos de la bolsa de valores de Nueva York. La taza de cambio del día (pesos por dólar) y el diferencial o prima de referencia para el café colombiano.

 

Foto tomada de Portafolio


Dicho precio de referencia para
el último viernes de ese mes  fue de $86.538 por arroba de café para la ciudad de Pereira y por supuesto para el departamento de Risaralda.

En al anterior análisis se puede apreciar fácilmente que a Jhon no le queda mucho dinero por arroba.

Por esto, los volúmenes que debe mover deben ser muy grandes y el dinero que debe invertir como capital de trabajo deben ser altas sumas si quiere ganar para pagar los gastos operativos.

Nada de ello es fácil para el pequeño comerciante; por ello, Jhon al igual que la mayoría de los intermediarios de café, debe mezclar café muy bueno con café irregular como pasilla ,y así poder lograr la rentabilidad que no le da la intermediación normal.

Para Jhon y Juan en el occidente de Risaralda, el negocio parece ser bueno en los últimos años donde el precio internacional del café ha estado estable por encima de US1,3 dólares.

Pero el campesino y el pequeño comerciante parecen desconocer las siguientes cifras.

Juan hace un buen beneficio del grano, le quita las pasillas para poderlo vender por los $80 mil pesos, también lleva luego las pasillas y las vende muy por debajo del precio del café bueno.

 

 

Foto tomada de Portafolio

 

Luego Jhon utiliza dichas pasillas para aumentar el volumen del café bueno. Este café sale hacia la ciudad de Pereira donde están las trilladoras agregando valor para obtener el grano en almendra y separar las pasillas que en el proceso anterior agregó Jhon y así poder vender a las comercializadoras internacionales un grano más homogéneo y de alta calidad.

Las pasillas se quedan en las tostadoras nacionales y luego venden al mercado masivo la libra por unos US2,5 dólares.

En los mercados internacionales la libra de café se vende en Estados Unidos por US16 dólares, unos  $48.000 pesos. Si de una arroba (25 libras) de café pergamino salen 16,8 libras de café tostado, eso equivaldría a $806.400 pesos.

Y lo que se está pagando en Pereira por una carga de café de 250 libras. Entonces donde está el negocio.

Una ventana de esperanza parece abrirse para los caficultores colombianos que entiendan la cadena de valor del negocio del café.

Es el mercado de los cafés especiales, cafés de origen, que después que sean certificados pueden tener sobreprecios como el logrado por Mesa de los Santos (Santander) en el año 2014 de US134,28 dólares por libra.

Este precio lo pagan expertos extranjeros que saben de café, prepararlo, beberlo, valorarlo. ¿Cuánto está dispuesto a pagar  usted amigo  colombiano por una libra de un buen café? ¿por una buena taza de café?.

 

negocioFoto tomada de Pixabay

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí