Hunter X Hunter, un cazador de emociones y aventuras para grandes y chicos

26
0

 


Al menos esto de “mundo de posibilidades infinitas” parece ser la intencionalidad de Yoshiro Togashi, el autor, al mostrarnos sus creaciones y recrear toda su animación en torno a esa idea, inspirado en su afición de entomólogo, coleccionista de objetos extraños, y creador en todo el sentido de la palabra.


 

 

hoy quiero hablarles de Hunter x Hunter, una serie animada para los amantes del manga y el comic, que llegó a Latinoamérica bajo el nombre de “Cazador X” y cuya historia e influencia ha marcado varias obras de la cultura popular dentro de este mismo género.

La importancia de esta serie radica en que empezó siendo un manga editado por la editorial Shueisha, y fue tal su acogida que se adaptó a una serie de anime producida por Nippon Animation alcanzando a ver la suma de 62 episodios para televisión y tres animaciones originales para cine. Además de una segunda adaptación elaborada por la productora Madhouse para la tele audiencia japonesa hasta el año 2014.

 

 

 

Entre los seguidores del manga y el anime, Hunter X Hunter es una pieza que no debe faltar y por eso se propone analizar algunos aspectos claves para entender su estructura, desarrollo y la magia que se propuso su creador Yoshihiro Togashi, que entre otras cosas se encuentra casado con Naoko Takeuchi, la creadora de la conocida serie Sailor Moon.

 

 

La obra de Yoshiro Togashi

 

Así entonces partiré diciendo a modo de crítica que es un error catalogar Hunter X Hunter como un Shōnen infantil de estructura clásica. Es cierto que esta tiene ingredientes típicos del género, a saber, un protagonista fuerte, joven, ingenuo, noble y con una meta clara desde el inicio de la historia (receta que se ha trabajado en otros argumentos de historias Shōnen como Naruto, Yu-Gi-Oh, One Piece o Dragon Ball), pero esta serie va más allá de esta composición tradicional debido a su argumento sencillo que atrapa rápidamente a sus seguidores.

 

En esencia es la historia de un niño de doce años llamado Gon Freecss, que al perder a su padre decide buscarlo convirtiéndose en “cazador” y en cuyo camino y propósito encuentra a tres amigos más que lo acompañan en sus aventuras, Leorio, Kurapika y Killua. Así empieza todo.

 

 

Por lo que se puede afirmar que esta serie, adaptada en 1999 y 2001, y producida por Nippon Animation, no posee características típicas del Shōnen sino que en realidad este puso las reglas acerca de cómo contar las historias en este género y con su técnica artística introdujo el “impresionismo” en las viñetas y posteriormente en las elaboradas secuencias para vídeo.

 

Ver:Mariana Castaño, el dibujo como vocación que se cultiva desde temprana edad

 

Un mundo enorme

 

Hunter x Hunter nos presenta un mundo descomunal lleno de secretos, criaturas, misterios, ruinas antiguas y organizaciones con intereses particulares que según el momento pueden ser los antagonistas o aliados en la historia. Dando pie a un mundo de posibilidades infinitas descubiertas al lado de Gon Freecss, el hijo del legendario cazador Ging Freecss.

 

 

Al menos esto de “mundo de posibilidades infinitas” parece ser la intencionalidad de Yoshiro Togashi, el autor, al mostrarnos sus creaciones y recrear toda su animación en torno a esa idea, inspirado, seguro, en su afición de entomólogo, coleccionista de objetos extraños, y creador en todo el sentido de la palabra, porque incluso inventó un abecedario del extinto idioma Hiragana, casi “extraterrestre”.

 

 

Cualquiera que se introduzca al género manga se dará cuenta rápidamente que estas aventuras deslumbrantes mostradas en Hunter X Hunter son apenas es el comienzo de una serie animada que promete.

 

La gran telaraña

 

Togashi definitivamente ha demostrado que no teme a experimentar, y eso nos queda claro al ver la enorme cantidad de personajes que toman parte de la historia, dedicando tiempo suficiente al desarrollo particular de cada una y sus circunstancias, además de las tramas que pueden desarrollarse en simultáneo, explorando toda clase de temáticas, desde un videojuego mágico casi imposible de conseguir hasta tener que enfrentarse a una crisis ambiental.

 

 

 

Para ser aparentemente una obra de tinte infantil (y ya aclaramos que posee la estructura, pero no es una serie de este tipo) el autor pone en gran estima el valor de la amistad y el trabajo duro para progresar y vencer. Y esto se comprueba en las circunstancias tétricas en las que se ve envuelto el adolescente protagonista de Hunter X Hunter y los momentos que rayan el horror visceral, así como situaciones que llegan incluso al extremo de causar lágrimas al espectador.

 

 

Madhouse lo consiguió

 

En su adaptación al anime en el año 2011, Madhouse, el estudio a cargo de la animación y el proceso de producción, (que se hizo cargo en su momento de “Sakura, Cazadora de Cartas”, “Metropolis” y otras) consiguió reunir un gran equipo de trabajo, que de la mano directriz de Hiroshi Kojina, Jun Maekawa como guionista y Takahiro Yoshimatsu como diseñador de personajes, consiguió acercarnos un poco más al mundo de Hunter x Hunter.

 

 

Este trabajo animado versó en batallas y planos con la misma calidad y secuencia, banda sonora bien ensamblada, escenarios pintorescos, además de las gráficas bien trazada de los personajes. El estudio japonés llevó a cabo un gran trabajo técnico y digital.

 

 

Ver:Javier Mariscal, un diseñador de múltiples trazos y colores.

 

 

Entonces…. ¿por qué ver Hunter x Hunter?

 

Esta es una pregunta que se puede responder según la motivación de aquellos que buscan buen manga o anime, porque Hunter x Hunter es un Shōnen que no teme a ser Shōnen y tampoco teme a experimentar e intentar cosas nuevas dentro del género. Esta, sin duda, es una historia animada llena de personajes carismáticos que pueden amarse u odiarse por igual. Cada arco logra crear emoción, incluso en los momentos más lentos consigue hacer desesperar en tan solo 60 segundos (en el capítulo 305 del manga, Gon vence al rey de las Hormigas Quimera Meruem) e inclusive es capaz de crear ansiedad, pero todo dentro del marco de un buen anime para disfrutar solo o en grupo, y si no me cree por mi texto, creedme por mis buenos nervios y ansiedades.

 

 

A propósito, ustedes ¿ya vieron Hunter x Hunter?

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí