Iván Duque no tiene programa, solo una lluvia de ideas

16
0

Pero, señores del Centro Democrático, señor candidato Iván Duque, con el respeto que me merecen, una candidatura necesita un programa de gobierno, escrito, integral y publicado en la red, para que los ciudadanos preocupados como yo puedan leerlo…


 

Traté de encontrar un programa estructurado del candidato a la presidencia por el partido del Centro Democrático: no lo logré.  A diferencia de ello encontré un corto documento (una especie de “paper”), que se llama “Construyendo País, propuestas para el futuro de Colombia”.  ¡Intenté en la red, imposible! En la página web solo están las mismas 162 propuestas que aparecen en el corto documento, así, sueltas, sin diagnóstico ni contexto, sin líneas de base ni metas.

Una cosa de no creer, tanto que, como ya me había pasado con el programa del candidato Sergio Fajardo (que tampoco estaba disponible en la red), pedí ayuda. Escribí un trino en mi cuenta de Twitter pidiendo orientación al público y hasta a los mismos candidatos –etiquetándolos-. Vana ilusión. Me respondieron del programa “Pereira Cómo Vamos”, diciéndome que en la página de su proyecto “Yo Voto, Yo Sumo”, estaban las propuestas destacadas y los programas completos. Ingresé al portal indicado, pero nada, allí estaba el documento que he mencionado, únicamente.

Queriendo no darme por vencida, consulté a los parlamentarios electos por el Centro Democrático en Risaralda.  Hasta le pregunté a la encargada de las comunicaciones de la campaña. Ella me contestó, muy atenta. Me dijo que buscara el libro lanzado por Iván Duque en abril del 2017, titulado “IndignAcción”. Le pregunté si ese libro hacía parte integral del programa de gobierno, pero solo me dijo que el libro era un compendio de su programa de gobierno, pero que las propuestas las encontraba en la red.

Así las cosas, busqué el libro, pero antes leí algunos comentarios sobre él en la red. Encontré, por ejemplo, lo que dijo la Revista Semana, a propósito de su lanzamiento el año pasado:

Iván Duque lanza su libro IndignAcción, que pretende combinar los conceptos de protesta y soluciones. Su libro anterior, La economía naranja, fue bien recibido con su teoría de que las industrias creativas (música, arte, cultura, etcétera) representan más en el PIB que el café o la minería. El nuevo libro, más que económico, es una reflexión política sobre los riesgos del populismo. Los allegados a Duque están entusiasmados con el triunfo de Macron en Francia, con el argumento de que es de su misma edad e igualmente ajeno a la política tradicional. (Revista Semana, Confidenciales, 2017/04/29).

Entonces, perdí toda esperanza y por completo la motivación. Sobre todo, porque después de leer los programas anteriores (De La Calle, Fajardo y Vargas Lleras), que son completos en todo sentido -en los diagnósticos y en las propuestas-, mi expectativa era grande: quería conocer el programa del candidato del Centro Democrático para sorprenderme, para dudar, para contemplarlo como posibilidad aún a sabiendas de que hace parte de un movimiento político que me genera profundas distancias. Pero, siempre albergo la posibilidad de cambiar de opinión a partir de la consideración de buenos argumentos.

Entonces, les ruego que comprendan mi desánimo porque, además, soy alérgica a las superficialidades, a las guías para dummies o, peor, a los resúmenes de libros.

Yo estaba deseosa de leerme el universo completo de la visión del candidato acerca de las problemáticas del país, y las propuestas que en consecuencia de esa mirada (la de él, y la del movimiento que representa) se estaban presentando a consideración del electorado. Una cosa no puede ser independiente de la otra, porque entonces las proposiciones se aparecen pre fabricadas o, más malo aún, sacadas de la manga sin relación alguna con una reflexión seria de la realidad acerca de la cual pretenden derivar.

En ello, el programa de Vargas Lleras es, tal vez, el mejor, porque posee un sólido diagnóstico que no se extiende innecesariamente, sino que sirve para recrear exactamente las problemáticas que el candidato aspira a abordar (trabajar, mejorar) con sus propuestas. Señalarlo no pretende desacreditar los otros programas (De La Calle y Fajardo) que también hicieron su esfuerzo por condensar una visión de país, basándose en un diagnóstico estructurado de problemáticas para las cuales proponen diferentes soluciones.

Pero en esta campaña, nada de nada. Sólo un listado, que además va antecedido por una fórmula que parece querer exculpar al Candidato del nivel de elaboración de su propuesta:

“Estas propuestas son el comienzo de una agenda para la construcción de esa nación que soñamos y espero seguirla enriqueciendo con la visión de ustedes.

El listado de las 162 iniciativas, o, mejor esta colección de afirmaciones de buena intención sin ningún contexto, línea de base, consideración de antecedentes, marco regulatorio, o meta (qué decir de indicadores de resultado), la pueden leer ustedes directamente, no les tardará mucho, y la anexamos a este escrito.

 

Fuente: Caricaturista Mheo.

Ver las propuestas de  Iván Duque.

De todas maneras, y a pesar de mi frustración, que se exacerba considerando las grandes posibilidades que tiene este candidato de llegar ser Presidente, leí los 162 tópicos, y a continuación les comparto mis impresiones al respecto:

El texto inicia con una declaración de principios:

Soy creyente en Dios, tengo una familia de la que me siento orgulloso por los valores que vivimos y compartimos”.

Un párrafo que configura una posición en el mundo completamente tradicional y que refiere a una creencia en particular y unos valores que la sustentan, algo que, ya comenzando, excluye a una gran cantidad de colombianos que son ateos, o que tienen opciones de vida y género diferentes a los “valores de familia”, valga decir, la familia tradicional que se deja intuir en este preámbulo.

Continúa con un manifiesto, estas constituyen ser las razones, que, a decir del candidato, resulta ser el estado de indignación de los colombianos. Un discurso sin cifras ni estados del arte, sin un contexto que dé alguna credibilidad a esta retórica, sobre impuestos, dificultades para crear empresa o el empleo, impunidad, y un disparo directo a un tema: la paz. Dice textualmente:

Nos afecta ver que la justicia premia a quienes han cometido los peores crímenes de nuestra historia bajo el abuso de la palabra “paz.

Corrupción y agenda social “débil” (Esto me hizo preguntarme: ¿débil? ¿con la cantidad de subsidios de todo tipo que han entregado este y los anteriores gobiernos?). Informalidad de la economía y sus efectos sobre el sistema de salud y pensional.

Entonces, así sin más, después de haber esbozado en breves brochazos verbales la supuesta indignación, se concluye que Colombia necesita un cambio.  Afirmación efectista y electorera que, a juzgar por los resultados, les ha salido bien.

Un cambio, ¿para qué? Pues obvio, para revertir el dramático panorama esbozado en el párrafo largo que sustenta la indignación. Indignación y Cambio, ¡qué pareja tan rendidora en época de elecciones!

Y, obvio, un salvador, que tiene el:

deber de transformar la indignación en acciones de cambio, para evitar que el populismo prospere en nuestro país.

En este “tríoque es la propuesta de campaña de Duque, populismo es el tercero involucrado.

A reglón seguido se remite al lector al libro IndignAcción, Ideas para la Colombia de Futuro. Pero, señores del Centro Democrático, señor candidato Iván Duque, con el respeto que me merecen, una candidatura necesita un programa de gobierno, escrito, integral y publicado en la red, para que los ciudadanos preocupados como yo puedan leerlo, encontrando un fácil acceso a él. Sí, ya sé que somos pocos los “nerdos” que nos queremos leer los 27 pdf por 40 hojas/pdf de los programas tipo, como el de Vargas Lleras, y que electoralmente explicar mucho  las cosas no agrega votos, y sin embargo…

Luego se ponen poéticos y nos remiten a una metáfora, la de un árbol, cuyas semillas son la libertad y el orden; las raíces profundas, el progreso social;  un tronco fuerte (la economía dinámica con sentido social -¿con qué se comerá esto?-), unas ramas largas y flexibles (crecimiento y desarrollo),  y un follaje (el de la sostenibilidad ambiental. ¡Ah! Y claro, los frutos de la equidad.  ¡La promesa de todo un paraíso en la tierra!, en la tierra del banano y el café.

De aquí en adelante inicia la enumeración de afirmaciones que pretenden ser propuestas sin llegar a serlo en estricto sentido por la ausencia, como he dicho, como mínimo de líneas de base (diagnóstico) y del planteamiento de algunas metas concretas.

 

Algunas páginas del libro “IndignAcción”

 

 


  1. Seguridad y Justicia, del cual, se podría destacar:


 

  • Prohibir en la Constitución la existencia del narcotráfico como delito político conexo. El narcotráfico no podrá ser un delito amnistiable en Colombia (3).
  • La erradicación de cultivos ilícitos será obligatoria, no voluntaria (4).
  • Restaurar el honor y la moral militar con: Seguridad jurídica (independencia de la Justicia Penal Militar); Capacitación universal y de calidad en Derechos Humanos; Beneficios, apoyo y reconocimientos especiales para uniformados y reservas, por sus servicios y compromiso con la paz y la seguridad de la sociedad (10).
  • Erradicar las zonas de miedo y tolerancia en las ciudades (12).
  • Reforzaremos la Acción de Tutela, para que haga más de lo que le corresponde (proteger derechos vulnerados o en riesgo) y menos de lo que debe hacer el resto de la justicia (resolver aquello para lo que existen mecanismos idóneos) (17).
  • Tendremos la férrea voluntad de actuar de manera decidida contra la impunidad (18).

 

Aquí he consignado 6 de los 18 ítems que acompañan la sección de Seguridad y Justicia. Como nada está definido, todo queda abierto a la especulación, por ejemplo en relación a las bonificaciones a las fuerzas militares (¿de cuánto serán? ¿por qué acciones se obtendrán? ¿bajo qué parámetros se vigilarán?), o, Reforzar la Tutela (¿es una modificación constitucional? ¿cuáles de los derechos que hoy salvaguarda la tutela serán eliminados?).

Cuando no se trata de afirmaciones que implican un cambio completo de la legislación y los acuerdos previos. Es el caso de la afirmación (3):

“Prohibiremos en la Constitución la existencia del narcotráfico como delito político conexo”.

Este es un tema que ha suscitado extensa polémica en el país por cuenta de la negociación y el posterior acuerdo de paz con la guerrilla de las Farc. En la Constitución Política de 1991 el delito político es contemplado como una excepción a la extradición (art. 35), en el 150, donde se dice que el Congreso puede

conceder, por mayoría de los dos tercios de los votos de los miembros de una y otra cámara y por graves motivos de conveniencia pública, amnistías e indultos por delitos políticos”, y en el 179, donde se deja expreso que no podrán ser congresistas “quienes hayan sido privados de la libertad (…) excepto por delitos políticos”.

No obstante, ya desde el 2014, en plena negociación del acuerdo de paz, el negociador en jefe Humberto de La Calle puso nuevamente el tema en discusión, puesto que la financiación de la guerrilla provino en las últimas décadas del narcotráfico.

(Ver: El narcotráfico como delito político: ¿desatino o condición para el posconflicto?)

En todo caso, en la implementación del acuerdo de paz, a través del Congreso, se tramitaron proyectos de ley que a la postre se convirtieron en leyes y decretos reglamentarios. Los temas de delitos políticos conexos y amnistías, quedaron consignados en la Ley 1820 de diciembre de 2016.  El punto es que desmontar estas normas, aunque sea parcialmente, podría echar abajo todo el andamiaje del Acuerdo de Paz, pues los decretos y leyes promulgados por el Congreso en el marco de la implementación del acuerdo final de La Habana (como la JEP, Medidas para la Reincorporación Social Económica, Acceso a Tierras, etc.), constituyen una integralidad que da soporte y operatividad a lo pactado.

Es decir, esta afirmación podría entenderse como echar abajo los acuerdos.

 


  1. Austeridad y Honestidad en la administración del Estado:


 

  • Las campañas para cuerpos colegiados legislativos del orden nacional y territorial serán financiadas por el Estado, y en listas cerradas, y los partidos que gasten recursos adicionales perderán personería jurídica. Fallar un mínimo de votos implica devolverle los recursos a la Nación (19). (Aplica igual para las las campañas presidenciales (21)).
  • Ninguna persona podrá estar en un cuerpo colegiado legislativo de elección popular por más de tres períodos, consecutivos o no (20).
  • Campañas a Gobernaciones y Alcaldías solo podrán recibir aportes de personas naturales con un monto máximo por persona (23).
  • Las empresas, representantes legales, miembros de junta, gestores e intermediarios de empresas que sobornen, no podrán volver a contratar con el Estado u ocupar cargos públicos (27) (Aplica también para funcionarios que reciban sobornos (28)).
  • Cambio de uso de suelo en los POT serán solo posibles bajo inspección pública rigurosa, de manera que no sean para beneficiar amigos, familiares o a cambio de favores (32).
  • Realizaremos una campaña nacional de rescate de valores éticos, acompañados de socialización masiva sobre el uso de las herramientas de seguimiento, denuncia y control ciudadana a los funcionarios y el presupuesto (33).
  • Eliminaremos la mermelada en el presupuesto (39).

 

Interesante la financiación estatal a campañas, lástima que no se extienda a las elecciones de gobiernos territoriales pues es allí donde se negocian los presupuestos. Recordar que el legislativo se ocupa de las leyes, mientras que los mandatarios locales son quienes ejecutan los recursos del orden nacional (transferencias) y local. 

Igualmente, loable limitar los periodos de los congresistas, falta ver si el trámite en el Congreso (directamente afectado con esta iniciativa) lo permite. Afirmarlo no es hacerlo, ni prometerlo lograrlo, máxime que no se establecen plazos ni compromisos concretos.

La prohibición a contratar con el Estado para empresas y funcionarios públicos o privados involucrados en actos de corrupción debe comprometerse con una trazabilidad estricta de socios, inversión y aportes de capital, puesto que es relativamente fácil crear nuevas personas jurídicas que no es vean afectadas por la sanción impuesta a quienes han obrado de manera ilegal en materia de sobornos y corrupción.

 

Foto extraída de: Wradio.

 

Sobre la Campaña Nacional de Rescate de Valores, es tan relativo como definir cuáles serán los valores a defender y difundir. La política de inclusión, por ejemplo, no es un “valor” sino una obligación del Estado por orden Constitucional, igual que el reconocimiento de la diversidad y su efectiva protección.

Ahora, decir “eliminaremos la mermelada” parece más una sentencia jocosa que una intención seria. No es posible dar rigurosidad a un programa cuando se usan eufemismos de este tipo para disfrazar fenómenos y prácticas corruptas que han desviado recursos para la inversión en desarrollo y social, robando (ese es el término más exacto) los impuestos de los colombianos y por ende sus esperanzas de progreso.

 


  1. Instituciones Independientes:


    • Los altos cargos públicos, ministros, magistrados, embajadores, etc., serán confirmados mediante procedimientos de audiencia pública en las comisiones constitucionales correspondientes del Senado de la República (43).
    • Muralla China entre poderes públicos. Familiares de magistrados de las Altas Cortes o de congresistas que hayan intervenido en la nominación o en la elección de cabezas de organismos de control no podrán ser nombrados en entidades de control frente a las cuales participaron o intervinieron (46).
    • Defenderemos el sistema interamericano y la integración comercial pero no seremos cómplices de la indiferencia de UNASUR con lo que acontece en Venezuela (48).

 

La propuesta para los altos cargos del Estado me parece perversa. En términos prácticos se trata de, en vez de reforzar la meritocracia, legitimar las cuotas burocráticas, introducir de facto un componente político en la selección de los funcionarios de alto nivel. Ya sea en el aparato ejecutivo o en el judicial es un crimen disfrazado de buen propósito.

En cuanto a “Muralla China”, ¿qué quiere decir eso?, se explica a reglón seguido este juego de palabras que corresponde a algo que debería ser acatado sin necesidad de ser reglamentado. La experiencia demuestra que la sanción social y política es mucho más efectiva que la saturación de leyes inútiles que no conjuran lo que la ética per se no gobierna.

En cuanto a la postura sobre UNASUR y Venezuela, más allá de la retórica no encuentro ningún sentido concreto a esta afirmación.

 


  1. Educación:


    • La educación preescolar se centrará en el desarrollo de capacidades cognitivas y no cognitivas de los niños […] Nuestros mejores profesores deben concentrarse en la educación preescolar, y una porción importante de las regalías se enfocará a crear un fondo que haga de esto una realidad sostenible (50).
    • La educación preescolar se centrará también en el desarrollo de capacidades. Implementaremos el plan 1.000 preescolares públicos y público-privados en asociación con proveedores privados y asociaciones de profesores (51).
    • No existirán en Colombia estudiantes de primera y de segunda. Jornada única para todos (52).
    • La educación media tendrá en los últimos tres años de formación, titulación técnica en competencias afines con la vocación económica de cada región (53).
    • El Icetex condonará parcialmente la deuda de aquellos estudiantes que luego de recibir el crédito, obtengan en sus carreras grados, Magna Cum Laude o promedio de honores. Adicionalmente, se identificarán nuevas y mejores ofertas de plazo y tasa de interés para los estudiantes de menor ingreso (56).
    • Fomentaremos el ahorro programado accesible para la educación superior, para que la clase media garantice la culminación de sus estudios (57).

 

Casi es imposible hacer comentarios: “Nuestros mejores profesores” (¿medidos a partir de qué parámetros?, ¿se proponen hacer una modificación al sistema de evaluación docente? “Una porción importante de las regalías” ¿cuánto? ¿cómo?, crear un fondo ¿en qué dependencia? ¿con qué objetivo? ¿reduciendo qué otros rubros del sistema de regalías?).

Lo del Icetex es una presión indebida: no todos los estudiantes, por necesitados que sean, pueden o lograrán ser Magna Cum Laude. Ahora, la afirmación relativa a “nuevas y mejores ofertas de plazo y tasa de interés” es una vaguedad. Solo para ilustrar, a este respecto el programa de Vargas Lleras contiene propuestas mucho más concisas (los préstamos del Icetex con intereses del 1% real, con un período de gracia de 2 años), que también se pueden encontrar en el programa de Fajardo (no capitalización de intereses mientras el estudiante sigue matriculado, estudiantes pagan sus créditos de acuerdo a su capacidad de pago), o incluso en el de De La Calle (Icetex será transformado en el Banco de la Inteligencia, intereses no capitalizables, cuotas en función de la capacidad de pago y no del monto adeudado, tasas blandas con subsidios del Estado se pagarán los créditos educativos solo cuando los deudores ya estén establecidos laboralmente).

En cuanto a “fomentar el ahorro programado”, es lo que las familias que pueden ya vienen haciendo, sin necesidad de que el Estado se invente “el agua tibia”. El problema es que existen muchas familias, incluso de clase media que NO tienen o tienen poca capacidad de ahorro.

 

Foto extraída de: El Heraldo

 

A esta altura del programa me digo que no quiero parecer o sentirme sesgada, ¡quiero encontrar algo que me parezca realmente sensato y muy bueno! Tomo aire, y continúo leyendo.

 


  1. Salud:


  • Enfocaremos la salud principalmente en la prevención estructural de enfermedades transmisibles y no transmisibles, y actuaremos para reducir la peligrosa expansión de las enfermedades cardiovasculares y respiratorias en todo el país (61).
  • Todo el sistema de salud (EPS, IPS y agentes gubernamentales) estarán en línea y será coordinado y evaluado mediante el uso del Big Data (63).
  • Las EPS tendrán que reducir la deuda a más de 90 días con prestadores del servicio (64).
  • Las historias clínicas serán 100% digitales (66).
  • La integración vertical será revisada con lupa para castigar abusos (68).
  • Desarrollaremos una agenda de buenos hábitos en salud que prevengan el sobrebpeso y la obesidad en la población, principalmente en niños y adolescentes (69).
  • Propenderemos por la equidad para la mujer, con especial seguimiento a condiciones y oportunidades laborales, con medidas para corregir situaciones de discriminación y sancionar su persistencia (75).

 

Interesante enfocarse en desarrollar una agenda de buenos hábitos en salud, y preocuparse por la equidad para la mujer.

 


  1. Cultura:


 

  • Crearemos 1.400 centros SACUDETE (salud, cultura, deporte, tecnología y emprendimiento) como puntos de encuentro para jóvenes, en los cuales buscaremos crecer y consolidar las habilidades base, para participar en los beneficios de la Economía Naranja. A la vez que se construye ciudadanía y se previenen situaciones de embarazo adolescente, pandillas y vandalismo, entre otras (76).
  • Incentivaremos el desarrollo de talentos con la expansión de programas musicales como Batuta, y la creación de iniciativas similares en otras disciplinas creativas. Además velaremos por la existencia de protección social efectiva para artistas y gestores culturales con un sistema funcional de acreditación (77).
  • Activaremos y fortaleceremos alianzas entre las comunidades y las fundaciones culturales, con respaldo desde el Estado, articulando una oferta cultural local en todo el territorio (78).
  • Acceso temprano a la cultura, conectando las bibiliotecas existentes con un programa nacional de bibliotecas itinerantes, y la entrega y acompañamiento en el uso de kits culturales para que los padres lean con sus hijos desde la primera infancia (79).
  • Nuestros festivales y carnavales serán respaldados como patrimonio cultural para fortalecer su oferta ante el mundo (80).

 

En sus propuestas culturales el programa mejora, sin llegar a ser contundente. No obstante, se percibe que el conocimiento del sector es mayor y la solvencia de los enunciados lo reflejan.

 


  1. Economía:


 

  • Simplificaremos el sistema tributario para empresas y personas naturales, con tarifas competitivas, mínimas distorsiones y digitalización total en las plataformas tributarias, con autorización de procesos de devolución (82).
  • Impulsaremos la factura electrónica, empezando por bienes raíces y luego extendiéndola a todas las transacciones, ahorrando costos, generando trazabilidad y con transparencia absoluta (83).
  • Racionalizaremos el gasto público y crearemos herramientas para su clasificación y ejecución transparente, privilegiando la inversión, generando alertas tempranas para evitar despilfarro y proyectos desfinanciados (85).
  • Redefiniremos el sistema tributario territorial, buscando generar mayor autonomía fiscal por la vía del fortalecimiento de los ingresos locales y de las capacidades administrativas de departamentos y municipios (87).
  • Profundizaremos el sistema de capitales … (88).
  • Diversificaremos los socios comerciales y la oferta exportable… (89).
  • Crearemos garantías de estabilidad jurídica y de incentivos a la inversión …(91).
  • Buscaremos un crecimiento sostenido de la economía …(92).

 

Y otra serie de afirmaciones vagas y de lugares comunes sin precisar ningún mecanismo o meta. Uno lee esto y sinceramente le dan ganas de decir: De la política económica de Iván Duque y otros “bla, bla, bla”.

 


  1. Innovación Social:


 

  • Proponemos la expansión de cobertura de servicios públicos y sociales en zonas remotas y marginales, aprovechando nuevas tecnologías, para lograr alcantarillado en más del 70% de los hogares rurales, 100% de energía eléctrica y de agua potable, y activación de programas especiales de salud (vacunaciones), deporte y cultura en los municipios de mayor vulnerabilidad (93).
  • Implantaremos una estrategia para el mejoramiento de 600.000 viviendas (baños, cocinas, suelos dignos, con servicio de gas y refuerzos estructurales) (94).
  • Adelantaremos una reforma pensional que se concentre en la equidad para focalizar los subsidios en los más vulnerables, eliminando distorsiones y competencias innecesarias entre el régimen de prima media y el ahorro individual (100).

 

Algo es algo, y por lo menos en agua potable, alcantarillado energía eléctrica y mejoramiento de viviendas, existe un intento, aunque tímido, por comprometerse con unas cifras concretas.

 


  1. Campo con progreso:


 

  • Al menos 50% del presupuesto agrícola se invertirá en la provisión de bienes públicos como distritos de riego, vías e infraestructura digital, entre otros, potenciándolo con APP para el crecimiento del sistema de mediana y gran escala (102).

 

Foto extraída de: as-coa. Org

 

Lo único concreto de la propuesta para el campo.

 


  1. Emprendimiento:


 

  • Buscaremos recursos de capital para el emprendimiento, fortaleciendo fondos como Emprender, Innpulsa y el uso de las regalías regionales, de la mano de universidades y el sector privado para promover fondos ángel potenciados con acompañamiento técnico y mentoría práctica (111).
  • Crearemos una Red de pequeños exportadores, apoyada en simplificación de trámites acompañamiento técnico y plataformas digitales que agreguen la oferta para abrir mayores y mejores mercados internacionales. Adicionalmente le apostaremos a la profundización del turismo con: Mantenimiento por 4 años de los beneficios tributarios en hotelería. Impuso del turismo vivencial, ecológico y de aventura. Desarrollo de capacidad y oferta turística en el sur del país y nuestras costas (114).

 

En términos de emprendimiento y turismo las demás propuestas de gobierno son fuertes, amplias, detalladas. Recomiendo consultar los resúmenes sobre estas propuestas publicadas con anterioridad en este mismo portal.

 


  1. Ciencia y tecnología:


 

  • Acceso amplio a la tecnología con Internet móvil que conecte al menos al 70% de los colombianos, con cobertura total del territorio en 4G, independencia efectiva de un regulador convergente (no más conflictos de intereses por la propiedad pública en operadores de telecomunicaciones, ni contradicciones entre agencias), y adopción temprana con rápida expansión de 5G (117).
  • Le apostaremos a la adopción temprana en profundidad (marco regulatorio limitado a la protección del consumidor) y el liderazgo regional (exención de renta por 5 años por generación de empleos formales permanentes en nuevas industrias) en: Internet de las cosas. Inteligencia artificial. Big Data y datos abiertos. Impresión 3D. Desarrollo de apps (119).
  • Aumentaremos la inversión en I+D+a mínimo el 1,5% del PIB, con incentivos para la iniciativa privada, el registro de patentes y los doctorados, con énfasis espacial en: Medicina. Genómica de última generación. Biotecnología. Agricultura (122).

 

En este aparte la propuesta mejora algo, por lo menos se compromete con temas más concretos.

 


  1. Economía naranja y deporte:


    • Crearemos el viceministerio de Economía Naranja en el Ministerio de Cultura para articular las acciones institucionales del Consejo Nacional de Economía Naranja en la generación de información, desarrollo de infraestructura, formación especializada, impulso industrial, inclusión social y cultural, apertura y consolidación de mercados internacionales, y conectividad (123).
    • Nos proponemos la meta de duplicar el PIB basado en el sector creativo al 2025 y el impulso internacional del sello “Creación colombiana” (124).
    • Nos proponemos la meta de triplicar las medallas y reconocimientos en competencias internacionales en una década.

 

 


  1. Infraestructura:


 

  • Concluir, concluir y concluir… Todas las obras planificadas y en curso, que hacen parte de los corredores estratégicos deben terminarse bien y pronto, y cualquier modificación deberá ser objeto de monitoreo público y especial por parte de los organismos de control (132).
  • Visibilizaremos a los contratistas de grandes proyectos, con evaluaciones públicas periódicas de progreso en la ejecución de las obras y el presupuesto (131).
  • Aprovecharemos las nuevas tecnologías para la agilización de procesos … (132).
  • Impulsaremos la ingeniería nacional con mecanismos de control y transparencia que incentiven la participación de firmas pequeñas y medianas y condiciones de equilibrio (acreditación de patrimonio en el país) para empresas internacionales (133).
  • Realizaremos planeación y mejoras logísticas constantes para la competitividad, con base en expansión de redes, interoperabilidad multimodal y transformación digital de empresas y procesos. Las vías terciarias serán una prioridad estratégica y contarán con esquemas asociativos y cooperación con las comunidades para su construcción (134).

 

Si me tomé el trabajo de copiar todo esto es porque les sugiero (como ya lo hice) leer las propuestas detalladas -hasta legar incluso al nivel de las fuentes de recursos- de, por ejemplo, el programa de Vargas Lleras. En el aparte de Infraestructura, en este programa, además de un nutrido diagnóstico, se puede leer su plan para Corredores Logísticos Nacionales, Corredores Regionales, Acceso a Ciudades, Vías Secundarias y Terciarias, Puertos (de mar y de agua dulce y navegabilidad del Río Magdalena), Aeropuertos, etc.  Les recomiendo, solo por el ejercicio de la sana comparación (para eso es la campaña, ¿o no?), que lo lean también en este portal.

 


  1. Ciudades Inteligentes y creativas:


 

  • Crearemos bancos de tierras y expansión anticipada de redes de servicios públicos como base de un crecimiento bien pensado (135).
  • Movilidad y calidad del aire con infraestructura de señalización inteligente, sistemas de monitoreo en tiempo real, y cultura ciudadana para el uso responsable y eficiente de las vías, vehículos y transporte público… (136).
  • Conectividad y acceso gratuito a banda ancha … (137).
  • Manejo transparente de residuos… (138).
  • Consolidación de zonas verdes y pulmones urbanos estandarizados, para la convivencia, la recreación y la sostenibilidad. Nuestra agenda de vivienda tendrá dos elementos centrales: Subsidios a los más vulnerables y la clase media. Incentivos para la segunda vivienda y la vivienda rural. Titulación masiva de vivienda. Congelamiento de impuesto predial por 36 meses (139).

 

Aquí si llegamos a la “tapa” de la improvisación y las afirmaciones sin fundamento: ¿congelamiento del impuesto predial por 36 meses?, ¿de qué tipo de inmuebles? ¿nuevos, usados?, ¿con qué autoridad jurisdiccional, bajo qué análisis de marco fiscal de mediano plazo, puede el gobierno nacional imponer una suspensión de tributos locales?

 

Foto extraída de: RCNradio

 

¡Esto sí es politiquería, pura y dura! Para que puedan tener otras consideraciones sobre una propuesta sesuda de ciudad, recomiendo leer el aparte de “Ciudades Sostenibles” de la propuesta de Sergio Fajardo (puede consultarse también en este portal).

 


  1. Sostenibilidad Ambiental: no vale la pena tomarse el trabajo de transcribir nada. Puros lugares comunes, catálogo de buenas intenciones sin el más mínimo rigor, afirmaciones vacías y redundantes, sin mediciones, sin diagnósticos, sin metas. Hasta la propuesta de Vargas Lleras (cuyo aparte más flojo es el ambiental, tiene compromisos más precisos en términos de cumplimiento de metas específicas).


 


  1. Empleos dignos y estables. Nada puntual que resaltar.


 


  1. Ingresos Justos. Nada puntual que resaltar.


 


  1. Nada puntual que resaltar.


 


  1. Aquí llega algo risible, plantear la felicidad como una meta de políticas públicas que debe ser medible y evaluable. Esto me recuerda que somos: ¡Colombia, el país más feliz del mundo!


 


  1. Transparencia:


 

  • La transparencia empezará por un gobierno de excelencia guiado por los siguientes principios: Ministros de 4 años para tener un equipo estable en la ejecución de las políticas públicas. Presentación rigurosa de la agenda del gobierno y su contratación. Presentación pública de todas las agendas del Presidente y los miembros del gabinete. Gobierno en línea con indicadores de desempeño y ejecución. Rendición de cuentas a la ciudadanía. Creación en la Presidencia de la República de la Unidad de Desempeño y Ejecución que monitoreará el cumplimiento de todas las metas gubernamentales (161).
  • Se realizarán semanalmente los talleres Construyendo País para escuchar las preocupaciones y las ideas de las comunidades, creando un sistema de seguimiento a los compromisos que se suscriban … (162).

 

Dos cosas finales:

 

  1. Subrayé la frase que habla de información en línea e indicadores porque dudo que logren hacerlo, o por lo menos me genera sospecha que no lo hagan ya desde el programa de gobierno, ya que este no tiene ningún tipo de indicadores y no está “completo” en la red –según lo recomendado por los asesores y políticos de Risaralda del movimiento que acompaña al candidato, hay que leerse sus dos libros (de 3 que ha publicado), Economía Naranja e IndignAcción, para tener el panorama completo del programa de gobierno y sus bases.

 

 

Foto extraída de: HSB Noticias

 

A este respecto quiero anotar lo siguiente: los compré en el ITunes Store, y me los voy a leer, pero, no puede ser que se someta a la ciudadanía a ello. Además, que no suena coherente que las bases de un programa de gobierno estén en unos libros publicados con mucha anterioridad al proceso de campaña presidencial.

 

  1. El programa, de manera significativa, inicia y cierra con dos tributos a la política del Expresidente y Senador Álvaro Uribe. Inicia poniendo en cuestión los acuerdos de paz de La Habana por cuenta de anunciar una reforma constitucional al delito político como delito conexo. Y cierra con la reedición (con otro nombre  -en este documento se llaman talleres Construyendo País-, lo cual no le quita la filiación de fondo y de forma) de los Consejos Comunitarios de Gobierno: instrumento de política permanente a través del cual el expresidente Uribe desconoció y debilitó gravemente la institucionalidad regional, bajo el pretexto de “tener contacto directo con los ciudadanos”.  Dos hechos elocuentes que nos dejan entrever lo que nos espera en el probable gobierno de Iván Duque.

 

Para terminar, declaro:

Que me simpatiza Humberto de la Calle, pero no me gustó su programa: me pareció vago y con pretensiones de inventarse toda la institucionalidad desde cero.

Me gusta Fajardo y su programa, pero no hago parte de esa ni de ninguna otra campaña política.

NO me gusta Germán Vargas Lleras a título personal, pero no puedo dejar de reconocer que su programa es serio y robusto, muy preciso en varios sectores, con una visión muy concreta de país (que uno puede compartir o no, pero no puede dejar de reconocer).

Así las cosas, mi ilusión es la siguiente:

Que, en la segunda vuelta de la elección presidencial, en virtud de los acuerdos políticos, y si todavía el Doctor Iván Duque es el candidato con mayor opción de llegar a la Presidencia (como hasta ahora se perfile en múltiples encuestas y sondeos de opinión), esa campaña acoja los programas de sus posibles aliados, para subsanar la carencia inocultable de que en la actualidad NO CUENTAN con lo que puede denominarse un programa en estricto sentido.

Espero que mis reflexiones, que parten de la disposición de hacer un ejercicio de cultura política y democrática (al estudiar de manera detallada los programas de gobierno de los candidatos) para un voto informado, no se tomen como ataques personales: No tengo nada a favor o en contra de ningún candidato, solo quiero hacer bien mi labor de ciudadana activa, y ayudar a la formación de la opinión pública con criterios y fundamentos concretos, para enriquecer de esta manera el debate democrático.

Iván Duque puede ser un buen candidato que no tiene un buen programa de gobierno, y, en estricto sentido ello no es insubsanable ni es una falla que se le deba endilgar exclusivamente a él.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí