LA CEBRAQUE RAYA: esta semana el dibujo reúne música, arquitectura y le abre paso a homenajes póstumos

78
0

Esta semana la agenda de La cebra que raya está acompañada de arquitectura, homenajes y música. Una buena dosis de actividades que sirven como ejemplo para hablar del arte como expresión humana sin fronteras más allá de lo técnico. Una posibilidad para hablar de cultura como expresión del ser humano y del arte como forma para manifestar esas emociones. Y en esa unión de las artes, el dibujo será el anfitrión.

La Jam de dibujo | 31 de julio, 4:00 pm | en vivo por Google Meet: https://meet.google.com/jtk-ieoc-cab

En la sesión 42 la invitada es Isabel Ramírez Ocampo, cantautora y dibujadora colombiana, conocida como “la muchacha”.

La muchacha ilustra sin pensar en conceptos trascendentales, sólo corresponde a su cotidianidad y a sus impulsos de dibujar por las tardes, por gusto. Tiene una afinidad por la línea negra que demarca los colores vivos de figuras planas, es algo que ha hecho desde que tiene memoria.

El cartelismo es una de sus directrices para trabajos actuales, además de dibujar, tiene un trabajo como cantautora en el cual lleva tres años moviéndose fuertemente. Ha publicado dos discos que ha repartido de manera nómada, con mochila y guitarra al hombro por varias partes de Colombia.

Parte de su obra pueden verla en https://www.instagram.com/la_muchacha_isabel/

Recuerden que los encuentros de la Jam de dibujo son semanales, de acceso libre y gratuitos.

Las redes de contacto del colectivo son:

FB: https://www.facebook.com/jamdedibujocolombia/

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/jamdedibujo_/

Inauguración temporada 2-2020 y re inauguración de temporada 1-2020, Museo de Arte de Pereira | 31 de julio, 6 pm | Evento virtual y presencial*

El Museo de Arte de Pereira inicia la segunda temporada de exposiciones con la exhibición BIG FLACO del artista pereirano Carlos Enrique “el flaco” Hoyos. Además de la reinauguración de la primera temporada del año.

BIG FLACO es un homenaje dentro de un homenaje porque desde el 2011 no se exhibía completa la Colección Valeriano, una colección con diferentes series de pinturas que Carlos Enrique Hoyos Baena donó al Museo de Arte de Pereira en homenaje póstumo a su hijo Valeriano Hoyos Fadul.

Al mismo tiempo, la exposición es una conmemoración a la memoria del flaco Hoyos que se gesta con un doble propósito, la intención de sacar a la luz sus obras nuevamente para aportar de forma significativa a la realización del documental sobre su vida y obra que lleva el mismo nombre de la exhibición: BIG FLACO. Un proyecto audiovisual de Epa Cinema, iniciativa de la artista visual Ana María Llano (de quien ya hemos hablado en La cebra), con el apoyo de la productora audiovisual Nathaly Hurtado “la rola”, ambas de origen pereirano, ganadoras de la Beca Cultura en Casa en creación audiovisual de la Secretaría de Cultura de Pereira en 2020.

*La inauguración será virtual y presencial. Virtualmente a través del Facebook Live del Museo de Arte de Pereira y de manera presencial en el museo con un ingreso controlado de 5 personas por sala.

La entrada será libre tanto el día de la inauguración como los días que estará la exposición en exhibición. Si no pueden ir el 31 de julio, agéndense para visitar la exposición antes del 23 de agosto.

Urban Sketchers Pereira | Reto de dibujo, enviar trabajos antes del 1 de agosto a las 9:00 pm

Y para los sábados de bocetos, el reto de la semana es dibujar un templo de cualquier parte del mundo. Un llamado a visitar la arquitectura religiosa, aquella que se encarga de la construcción de templos que se convierten en sagrados para la congregación de feligreses. Un paseo por lo gótico, el neoclásico, el barroco y otros estilos que han dado forma a bellas estructuras utilizadas para la actividad de la fe.

Exposición de dibujos de Fredy Galvis | 23 de julio al 3 de agosto | Jardín de artistas, Facultad de Bellas Artes y Humanidades de la UTP

Esta exposición tuvo la curaduría a cargo de Óscar Salamanca, de quien reproducimos el siguiente texto publicado originalmente en el blog jardindeartista.blogspot.com

Dibujos post-bestiales, Exposición individual de Fredy Galviz del 23 de julio al 6 de agosto 2020. Curaduría intertextualidades críticas

¡Dibujar siempre! ya que la práctica del dibujo sigue consistiendo en acercarse al mundo, si consideramos por mundo todo aquello que nos es familiar.

El dibujo crea lo familiar, nos familiariza con las cosas que desconocemos, nos permite comprender la materia y ¿por qué no? la esencia de las cosas, así la técnica contemporánea nos presente siempre estrategias nuevas de virtualización, donde no se dibuja lo que se ve, sino lo que se cree que se ve, por tanto, pensar el ver acerca lo extraño a lo conocido.

El dibujo no pertenece a ninguna moda ni a ningún tiempo. Cuando lo creemos muy asumido por el rigor simbólico simplemente desaparece en un contenedor opaco, inescrutable donde suele permanecer esperando a tiempos de significancia diferentes. Nadie lo invoca y surge renovado con la fuerza emancipadora de saberse más allá del impulso humano. Ya no es una herramienta para visualizar el mundo, ahora deviene idea porque se niega el continuo irradiante de la línea.

Entiendo la línea como una especie de irradiación del órgano ocular que hace observable lo observado. Con las líneas de proyección visual, el dibujo opera desde dos perspectivas, la primera como una emisión desde afuera a través de la cual la idea del pensar dibujo construye lo objetual: dibujos concretos, matemáticos, análisis, geometría. La segunda perspectiva tiene que ver con permitir que la mirada, ahora irradiada como sistema de creación, se ocupe por descubrir el reino de las formas al crear una matriz delicada de cambios más bien antropológicos de rígido a suave, o de inamovible a entusiasta: dibujo de contraste conceptual, de lo elaborado ontológico a lo semejante reconocido, así me dibujo yo, de esta manera dibujo cosas que siento.

El problema continúa siendo la preocupación por la belleza, ahora donde lo bello se ocupa por resolver estéticas en esa carretera gigante que se ha abierto camino por efecto de la masificación en todo sentido. La intertextualidad del dibujo, que va de tensiones cientificistas a exploración en subjetividades comprometidas, expone, o mejor, inquieta el sentido crítico.
Dibujar ya es de por sí un ejercicio crítico porque al igual que la belleza, todo es crítico, exceptuando la crítica misma del arte. Cuando el artista Fredy Galviz insiste tanto en producir laboratorios antiguos para sus imágenes, comprendemos que intenta conectar la fascinación por lo híbrido, por intertextualizar formas extraídas de diferentes naturalezas.

Son seres cavernosos dispuestos como catervas de la imaginación rebuscada, incisiva y dolorosa de saberse presa de un gusto por lo grotesco. Vemos metamorfosis, pietismos de una nueva religión fundada en uno mismo, observando la fragua donde se funden los inconmensurables personajes de una extraña biblia que mal podríamos llamar bestiario, porque sus figuras post- bestializan estéticas de redoblante, ahora que el nerviosismo se ha convertido en el estado natural del artista.

Las obras de Galviz suelen ocuparse del aburrimiento por no encontrar la formula deseada para el crisol de su credo, por ello se esfuerza con cada dibujo en alcanzar los efectos de sublimidad, tristemente echados en el saco roto de la normalización.

Pienso que producir monstruos no es tarea fácil porque habrá que estar en modo de ser buscador de lo feo constante, ese feísmo a ultranza conectado con el icono, con el manierismo, con la fealdad del arte moderno y que ahora se nos presenta en formato pantalla inalienable de reconocimiento mutuo.

Oscar Salamanca

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí