La compañía teatral Obskené de Barcelona, llevó a 8 municipios de Risaralda su adaptación del clásico “Fuenteovejuna”.

6
0

 


La obra ha sido adaptada cientos de veces a lugares y épocas distintas y siempre suena contemporánea. Los efectos devastadores del poder  y sus víctimas solo cambian de ropaje.


 

 

Fotografía: Diego Val

 

Obskené o los hábitos obscenos de las ovejas domésticas

 

 

.

Fue en 1476 cuando los habitantes de una aldea andaluza llamada Fuenteovejuna se levantaron todos  contra los abusos y tropelías de su señor.

La revuelta terminó en asesinato. Pero cuando el investigador inició los interrogatorios en busca del responsable, todos le daban la misma respuesta: fue Fuenteovejuna quién mató al señor.

.

.

Es la incontenible  y eterna rebelión de los pueblos frente a las arbitrariedades del soberano.

En  esa historia se basó el gran Lope de Vega para escribir uno de los grandes clásicos del teatro y la literatura universal.

Por  eso la obra ha sido adaptada cientos de veces a lugares y épocas distintas y siempre suena contemporánea.

 

 

Los efectos devastadores del poder  y sus víctimas solo cambian de ropaje.

La compañía  teatral Obskené de Barcelona, España, se cambió de ropas y puso en escena una  hilarante y ácida versión de Lope, que conecta de entrada con los habitantes de cualquier pueblo.

 

 

Con motivo de la celebración de los 60 años de Comfamiliar Risaralda, Obskené anduvo de gira por ocho municipios del   Departamento de Risaralda.

Breve tratado de las ovejas domésticas, es el subtítulo que le pusieron a su muy libre mirada de la obra.

 

 

Fundada  a mediados de 2008  por  Constanza Aguirre, Judith Pujol y Ricard Soler, Obskené se propuso de  entrada el desarrollo de propuestas estéticas y narrativas que explorarán en las distintas disciplinas que cruzan las artes escénicas.

 

Los desafíos del teatro de hoy
En esa medida, y según palabras de sus creadores, en sus puestas en escena intentan eludir la tiranía del texto, así como de los roles convencionales de actor y director.

 

 

Una inmersión distinta en las atmósferas y claves  particulares de Fuenteovejuna supuso  una buena manera de poner en práctica  sus convicciones.

Los habitantes de Belén de Umbría, Santa Rosa de Cabal, La Virginia, Pueblo Rico, Quinchía, Marsella, La Celia y Pereira tuvieron ocasión de disfrutar el resultado y le respondieron con creces a la compañía.

 

 

Tanto, que durante el inicio de la gira en Pueblo Rico el lunes 9 de octubre un  entusiasta habitante de la localidad llamado Ezequiel Molina expresó:

“Estoy maravillado, es primera vez que un espectáculo de esta calidad llega a nuestro municipio, que bueno sería que por medio de Comfamiliar se pudiera crear aquí una escuela de teatro y se generen este tipo de espacios para que niños y jóvenes ocupen de la mejor manera el tiempo libre”.

 

 

La palabra Obskené quiere decir obsceno. En su origen griego significa fuera (ob-) de escena (-scé) Dicho de otra forma, esta compañía  persigue sacar a escena lo que estaba escondido detrás del  telón).

En otra de sus acepciones el vocablo alude a lo transgresor. A  lo que se opone a los designios del poder.

Y eso es lo que hacen los habitantes de Fuenteovejuna y los de cualquier comunidad  oprimidos por el tirano, ya se trate del dueño de un feudo medieval o  de un burócrata de los tiempos modernos.

 

 

Así que la compañía catalana no tuvo dificultades para entenderse con los habitantes de nuestros pueblos.

A su paso, los actores dejaron  una semilla de inquietud plantada en cada uno de los asistentes.

Niños, jóvenes y viejos hicieron suya la invitación de  Comfamiliar Risaralda.

A lo mejor a la vuelta de unos años se empiecen a cosechar los frutos.

 

 

De momento, el aire  de este puñado de pueblos sigue agitado por el paso refrescante de un rebaño de ovejas domésticas.

Y bastante obscenas, para  completar la fiesta.

 


 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí