La primera vuelta electoral

26
0

Son más las mujeres habilitadas para votar en estas elecciones (18 millones 606 mil 307) que hombres (17.419.011)


 

Como estos ejercicios hay que hacerlos sin apasionamientos, vamos por partes, dijo Jack.

El próximo domingo se van a realizar unas elecciones atípicas, no porque se van a elegir de entre 2.737 candidatos, a 100 senadores por circunscripción nacional y a 161 representantes a la Cámara por las regiones, sino porque se va a dar el primer asalto de las elecciones presidenciales, con las consultas interpartidistas.

Cambian pocas cosas en lo que respecta a elecciones a Congreso. Al Senado podrán llegar (de taquito) cinco integrantes del partido de la Farc y a la Cámara otros cinco representantes de esa agrupación. Llamativo sí, que mientras el derecho de las Farc a estar en la Cámara sin pasar por elecciones sea hasta el 2026, pero por lo menos en la norma no está especificado hasta qué período del Senado van a gozar de esa gabela.

 

Extraída de: Atlántico Radio.

 

En fin. Hay muchos datos llamativos. Son más las mujeres habilitadas para votar en estas elecciones (18 millones 606 mil 307) que hombres (17.419.011). Que uno de los candidatos que ha estado punteando la intención de voto (Gustavo Petro) llegaría sin representación en el Congreso, ya que se presenta a una consulta que sabe que va a ganar, por los movimientos MAIS – El Movimiento Alternativo Indígena y Social-(que no tiene senador ni representante a la Cámara) y por Colombia Humana, que no es otro que un movimiento de su propiedad que lo llevó a la alcaldía de Bogotá.

También es interesante ver que, en Antioquia, Bogotá, Atlántico, Córdoba, Cundinamarca, Norte de Santander y Valle, se registró el mayor número de inscripciones de cédula (el total del país fueron 1 millón 882 mil863).

Si el elector se comporta como históricamente lo ha hecho en los últimos 30 años, habrá una abstención cercana al 60% y los partidos más viejos, es decir el liberal y el conservador seguirán siendo los “señores regionales”, ya que por lo menos hasta el 2014, tenían más del 60% de las curules de la Cámara. La U, coalición que llevó a Juan Manuel Santos al poder, tiene origen liberal, por lo tanto, su representación en Cámara (37) escaños se le podrían sumar a los anteriores.

 

Extraída de Los Boyanos

 

El oficio para los candidatos al Congreso esta vez tuvo que ser más arduo. Parece que lo que se fuera a elegir el próximo domingo es al presidente. La presencia de Petro (del MAIS y Humana) y de Duque (del Centro Democrático), se está convirtiendo en la medición de fuerzas entre una concepción de izquierda y una de centro derecha para el manejo del país.

Petro, por sí, por interpuesta persona o por partido, ha estado ya más de 20 años en el poder con el Polo y Duque llegó nuevo al Congreso, pero lleva de mentor al ex presidente Álvaro Uribe, con alta incidencia en el electorado, a favor o en contra.

Puede que el liberalismo conserve buena parte del poder regional, aunque ahora está acéfalo de dirección de un candidato o tema que aglutine (y me perdonan si les daño la fiesta). Sin embargo, no es la paz el tema de esta campaña, es el modelo.

 

Extraído de: Voz de la Región

 

Humberto de la Calle, gestor y director de los acuerdos de paz con la guerrilla de las Farc, parece hecho políticamente para otro momento de Colombia. Y el partido que lo soporta, no es que haga mucho trabajo para pedir el voto en favor de la realización de los acuerdos de paz y lo que se viene del llamado posconflicto. Las encuestas por lo menos no le son favorables.

Cambio Radical, el partido que creó el candidato Germán Vargas Lleras, se está quedando rezagado del poder, no sólo porque aquél se fue a recoger firmas, sino porque es el que ha salido más salpicado por los temas de corrupción.

Y ahí está el otro asunto. La opinión pública y el votante van como las olas. La de la paz y la de la corrupción tuvieron su momento de importancia, pero ya se descolgaron.

 

Foto Fuente: Sandro Sánchez-Señal Colombia

 

Por las encuestas, que es lo único que tenemos para medir el ambiente del elector, si la corrupción fuera el tema primordial, no se habría desinflado tan rápido Sergio Fajardo y Martha Lucía Ramírez estaría punteando sobre Duque.

Por eso aventuro la tesis de que lo que va a mover en estos dos meses al electorado, desde las campañas, es el modelo de país. Nos asustan con el “coco” de Venezuela, o con un país en el que los ricos se volverán más ricos y los pobres más pobres. He ahí el dilema, o más bien el discurso. El verdadero “campo de batalla” del próximo domingo, van a ser las encuestas interpartidistas, casi que una elección presidencial previa. Y eso nos podría hasta ahorrar una segunda vuelta.

Pero como dice el congresista anónimo, la política es cambiante y el ser humano voluble. Todo puede pasar el 11 de marzo del 2018.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí