Leonardo Morán: la cocina como filosofía de vida

36
0

La cultura colombiana, desde todas las regiones, sobresale con una gastronomía increíble, y como tal hay que valorarla


 

El cucuteño Leonardo Morán recibió el título de MasterChef Colombia 2016, luego de competir a nivel nacional en este famoso evento televisado sobre gastronomía.  Modelo, diseñador industrial, Leonardo Morán se ha convertido en una persona que irradia energía y pasión por lo que hace. Esta semana la ciudad de Pereira tuvo el honor de recibirlo. Así la Cebra que Habla logró entrevistarlo en el Centro Comercial Arboleda y sus respuestas fueron pertinentes como interesantes. Además de dejar un mensaje para los lectores de este medio y un consejo culinario para los pereiranos.

 

¿Qué tal Pereira? ¿Cómo lo recibe la ciudad?

Pereira. Muy buen clima. Siempre paso por acá pero no me había quedado. Pero piensa volver. Me gusta Pereira. Tengo amigos. Siempre me ha parecido que la energía del eje cafetero es una elegancia.

 

¿Qué se siente ser Master Chef Colombia?

Es algo bien bonito. A mi me da una sorpresa la vida y es cuando la vida me dice: “sabe que loco, su misión es llevar un mensaje por medio de la alimentación, por medio de lo que usted sabe hacer que es cocinar”. Entonces yo digo: está claro, por ahí es el camino, yo tengo que llevar un mensaje de conciencia por medio del alimento. Que la gente entienda que deben conocer el cuerpo, aprender a comer, a nutrirse. Que comer no es un martirio como hoy en día la gente dice.

 

Foto: Diego Val.

 

Y Master Chef fue (y es) esa vitrina donde sigo llevando ese mensaje. Por eso estoy aquí en Pereira. Yo donde voy llevo ese mensaje de conciencia. No solo soy el cocinero que viene a enseñarles una receta, porque eso lo hace cualquier cocinero (sin desmeritar a mis colegas). Pero pienso que si tenemos un talento hay que ir un poco más allá. Hay que llevar el respeto al producto, ir a una plaza de mercado, a disfrutar, a tener la conciencia de que debemos comer frutas, cereales. Que debemos comer rico y tener claro que lo que le damos a nuestro cuerpo es como la gasolina. Nuestro cuerpo es una maquina perfecta.

Entonces cuando llego Master Chef tengo clara esta idea y la nutro cada vez más para que la gente entienda de una manera coloquial, divertida, sencilla y fácil, qué es comer bien, qué es nutrirse y qué es tenerle amor a lo que haces toda la vida, que es comer, cinco o siete veces en la vida, porque sin comida no se puede vivir.

 

Tú eres modelo, ¿cree que la gastronomía es una vocación tardía en ti?

Pienso que los talentos se van descubriendo a medida que tu vas despertando a la conciencia. Fui muchos años modelo. Y en México empecé a tener a unos cuestionamientos donde decía: pero ¿soy modelo de qué? ¿de pararme frente a una cámara y ponerme un traje? o ¿quiero ser modelo de otra cosa? Quiero ser modelo de vida, un ejemplo, un influenciador. Entonces debido a estos cuestionamientos, comienzo a decir: Sí a mí me gusta el ejercicio, comer bien, ir a un mercado, cocinar, entonces debo hacer un más entre la vida sana y el ejercicio.

 

Foto: Diego Val.

 

¿Cree que el colombiano se alimenta bien? o no tiene una cultura gastronómica sana.

La cultura colombiana, desde todas las regiones, sobresale con una gastronomía increíble, y como tal hay que valorarla. Pero la nueva tendencia de los cocineros es que son jóvenes con más conciencia. Ya el cocinero gordito es una figura tradicional de los años ochenta, pero los de ahora tienen más conciencia de misión de hacer buena comida, rica, saludable.

El colombiano culturalmente es de dos o tres carbohidratos en un plato. De buñuelos, un pancito, unos fritos, y no voy a pelear con eso, porque es nuestra cultura. Pero si debemos tener la conciencia de que, si comemos fritos, harinas, y cantidades exageradas, entonces nuestra salud no va a ser la misma.  Entonces siempre hablo del equilibrio en la alimentación.

 

No eres de ciudad costera, entonces ¿Por qué te gustan los mariscos?

Porque no me gusta la carne. Entonces evito mucho la carne roja.

 

Foto: Diego Val.

 

¿Pero hay una historia detrás de esta preferencia?

De pronto hay un trasfondo de por qué no me gusta la carne. Mi papá fue vegetariano muchos años. Mi hermana es vegana. He tenido mucho contacto, entendimiento y comprensión de por qué la carne causa muchos daño, tanto ambiental, espiritual, como interiormente en el cuerpo de las personas.

Cocino carne, preparo carne. No soy vegetariano. Pero tengo mucha conciencia de eso. Por eso me gusta más el mar.

 

Colombia tiene platos representativos por los cuales se conoce a nivel mundial. Platos como la Bandeja Paisa, Sancocho, Mondongo, etc. ¿Existe la posibilidad de nuevas formas de reinventar la cocina colombiana?

No debe haber, sino que ya la hay. Hay una oleada de chefs jóvenes que están en Londres, Perú, Argentina, Chile, en toda Latinoamérica llevando la cocina y la gastronomía colombiana a otros niveles. Con la base de platos tradicionales como Ajiaco, Bandeja Paisa, Chuleta Valluna, Encocado de Mariscos, la cocina de las matronas, de la costa. Entonces esa riqueza gastronómica que tenemos en Colombia es la de los cocineros que  están yendo al Putumayo a traer ingredientes que teníamos olvidados.

 

Foto: Diego Val.

 

Un consejo gastronómico para los pereiranos

Primer consejo para los pereiranos es que sean felices. Que cuando coman se gocen lo que se coman. Que tengan conciencia de que la buena alimentación, el ejercicio y los buenos hábitos son el resultado de una vida más plena, más feliz y con mucha conciencia.

 

Leonardo, gracias. Bienvenido a nuestra ciudad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí