“No sé tú, pero yo…”: la novela gay que retrata una historia de amor tímida, cínica y no correspondida.

7
0


Una experiencia que en cierta forma no es muy distante de esa sensación de enamoramiento que hemos  sentido  los que vivimos en esta ciudad vertiginosa, de amores fortuitos y destinos inciertos.


 

 

No sé tú, pero yo…

Frank Molina

Independiente (Versión digital en AMAZON).

Narrativa homo erótica

Pereira, 2017

Pág. 100


 

 

Son solo 100 hojas, pero el joven autor Frank Molina invirtió tiempo, experiencia, y vivencias para explayarse en la novela “No sé tú, pero yo…”.

Una obra densa que puede ser leída despacio, quizá, mientras vamos en el bus, hacemos una fila, o mientras, entre pareja se lee uno al otro el texto alrededor de un vino o una chimenea.

Al poner los ojos en la primera página y pasar a la segunda, ya no es tanto la mente como el corazón el que desea saber qué sucederá con esa visión del amor tan libre, y cómo acabará el asunto.

Una historia de principio a fin, que en cierta forma no es muy distante de esa sensación de enamoramiento que hemos sentido los que vivimos en esta ciudad vertiginosa, de amores fortuitos y destinos inciertos.

 

 

Su narración busca descubrir qué es el amor, por qué sentimos deseo y pasión, pero a su vez, qué sucede cuando nuestros ídolos sentimentales caen de su pedestal y nos toca comenzar de nuevo.

No hay caminos trazados, pero como el autor sugiere,la mente nos miente y uno asume que todo lo que imagina es real”. Y por mentira y mente se refiere al juego del amor correspondido en apariencia, pero anhelante de suspiros, roce, tacto y contacto con el cuerpo que nos humaniza.

Unas fibras tan sensibles que puede sonar desde nuestro corazón para una serenata romántica o para crear sonidos estridentes de traición, intríngulis, y amargura. Así entonces, una primera cuestión que sobresale al leer este trabajo elaborado con paciencia, reflexión y contenido es ¿Qué es ser marica?

 

 

A lo que inevitablemente hay que aclarar que en si no es una condición sexual recriminada y homo condicionada, sino que ser marica es enamorar a otro y luego jugar con su corazón como si este a más de venas y sangre no sintiera o se enamorara.

Esa es la cuestión de la novela escrita por el pereirano Frank Molina.

 

 

Un relato tan real, sensible, homo trágico, pero a la vez enteramente moderno por su lenguaje, tono, y temática que no deja indiferente al lector que se identifica con su historia de fondo.

Un par de frases antojarán a un desprevenido a iniciarse en esta obra: “El beso de la momia”, “orgasmo astral”, “sexo oral a la vaca muerta”, “reina de las Geishas”, entre otras más, que seducen y divierten al que se acerque a esta obra.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí