La obra con la que Lucy Tejada envejeció y murió tendrá, por fin, su museo en Pereira

369
0

 


A seis años de la muerte de la artista pereirana, la ciudad recibe la noticia de que por fin será abierta una sala de exposición permanente con su legado artístico.  Estará ubicada en el edificio que actualmente lleva su nombre.


 

Un deseo para su obra

Lucy Tejada - Artista - Pereira

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lucy Tejada, septiembre 17 de 2010, un año antes de su fallecimiento. / Fotografía: Javier García Jaramillo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esa mañana sonó el teléfono. Era la llamada que Martha Lucía Eastman esperaba desde 1997, cuando habló con Lucy Tejada por primera vez sobre la idea de que Pereira era la ciudad que debía albergar su obra, cuando ella faltara.

“Sí quiero hacer la donación para Pereira. Mis hijos también aprobaron su propuesta”, le dijo Lucy Tejada desde Cali, al otro lado de la línea, a su amiga, gestora cultural y cómplice de Otto Morales Benítez –amigo de la artista-, en su empeño de lograr que donara su obra a la ciudad.

De esta conversación da fe la carta que Lucy Tejada les entregó en su casa, en Cali, a Martha Lucía Eastman, Carlos Meyer (de la Universidad Uniandina) y a Álvaro Zuluaga Ramírez, con los que viajó a la capital del Valle para iniciar el proceso de donación de la obra que ella conservaba, y que, según le dijo a su amiga cuando le expuso la iniciativa diez años atrás, “era de sus hijos y debía hablar con ellos”.

Así empezó el periplo de las 163 obras, entre dibujos, pinturas y grabados, que ya son parte del patrimonio cultural de Pereira, al igual que su colección personal de armadillos.

 

[sliderpro id=”152″]

 

 

 

Esta decisión quedó ratificada el 2 de agosto de 2011, día en que Lucy Tejada llegó a la Notaría Séptima de Cali para firmar el testamento donde su ciudad natal quedó como heredera del legado artístico que conservaba en su casa caleña.

Y así como fue ella: “muy clara en sus conceptos, en sus ideas”, según la define Alejandro Garcés, actual curador del Museo de Arte de Pereira, en su testamento dejó explícitas las condiciones de la donación de su obra.

 

Firma y huella de Lucy Tejada en el documento. // Archivo MAP.

 

Voluntad testamentaria:

1. El museo debe llevar el nombre de Lucy Tejada.

2.El sitio designado debe tener el espacio suficiente para albergar la obra de la artista, sus archivos y otros elementos que den cuenta de su vida.

3. Estipuló un plazo de tres años para que la obra donada estuviera exhibida en el Museo. En caso de no cumplirse, la herencia retornaría a sus dos hijos, y nombró a su hijo Alejandro Valencia como el albacea del cumplimiento de su última voluntad.

Condiciones de la donación de la obra de la artista. // Archivo MAP.Condiciones de la donación de la obra de la artista. // Archivo MAP.


A los tres meses de firmar su testamento, Lucy Tejada falleció en Cali, el 2 de noviembre de 2011.

Mientras tanto en Pereira continuaron las gestiones para definir cómo recibir la obra donada, y asegurarse de cumplir la voluntad expresada por la artista.

 


Así recibió la donación la Alcaldía

El reto ahora era para la Alcaldía.

¿Aceptaba esta herencia?

¿O la rechazaba?

Había varios aspectos que evaluar.

“Eso tiene muchas complejidades porque una alcaldía no está preparada para recibir una obra. Es normal, porque no es común. Se hicieron varias cosas administrativas y se pudo recibir”, dijo la secretaria de Cultura, Rosa Ángel, en aquel entonces curadora del Museo de Arte de Pereira.

 

“Insecto en blanco” 1962 (obra no incluida en la donación). // Fotografía: Javier García Jaramillo.“Insecto en blanco” 1962 (obra no incluida en la donación). // Fotografía: Javier García Jaramillo.

Vino entonces el traslado de la donación de Cali a Pereira. Un recorrido que Lucy Tejada hizo tantas veces en su vida, de ida y vuelta, que lo plasmó en su obra, como lo cuenta Alejandro Garcés:

En su obra pueden verse los colores que hay en el paisaje, desde Pereira hasta Cali. El verde de Risaralda, el amarillo del Valle, los cañaduzales, los arreboles del cielo. El viaje puede verse a través de su obra”.

Pero aún faltaban algunos trámites burocráticos para encontrar el lugar de recepción. En ese entretanto, Javier García tuvo ‘enguacalada’ la colección de Lucy Tejada en su oficina “entre unos cuatro o cinco meses”, dijo.

Hasta que por fin, el 2 e noviembre de 2012, la colección donada por la artista fue trasladada al Museo de Arte de Pereira, mientras seguían surtiéndose gestiones para definir el sitio del Museo Lucy Tejada.

 

[sliderpro id=”153″]

 

 

 

El tesoro patrimonial quedó bajo la custodia del Museo de Arte de Pereira.

“Hicimos una recepción de la obra en el Museo de Arte de Pereira, con funcionarios de la Alcaldía, su hijo Alejandro Valencia, que fue el que la entregó. A mí me contrataron como curadora para recibirla.

Hicimos el registro, obra por obra, para recibirla una a una y determinar el estado de conservación general. Quedaron las actas y los estados de conservación y fichas técnicas de la colección”, dijo la actual secretaria de Cultura, Rosa Ángel.

 

[sliderpro id=”154″]

 

 

Del 2012 a 2017, los pereiranos han tenido la oportunidad de apreciar las pinturas, grabados y colección personal de armadillos de la artista, en cuatro exposiciones en el Museo de Arte, que detallamos a continuación:

1. Lucy Tejada, Hecho en Pereira

Diciembre 2012 – febrero 2013

 

[sliderpro id=”155″]

 

 

 

Fotografía: Javier García Jaramillo.Fotografía: Javier García Jaramillo.


2. Lucy Tejada de viaje

Septiembre 2014

3. Lucy Tejada, paisaje interior

Que incluyó el video instalación interactivo ‘Estratosfera’

2015
4. Lucy Tejada

Diciembre 2016 – febrero 2017

 

Archivo MAP.

Ahora, a seis años de la muerte de Lucy Tejada, la ciudad recibe la noticia de que por fin será abierta una sala de exposición permanente con el legado artístico de esta pereirana, la primera mujer del Eje cafetero que se graduó en Bellas Artes, en 1945, en Bogotá, ciudad en la que además se ganó el respeto de los intelectuales de la época y fue de las pocas mujeres aceptada en el exclusivo círculo que se reunía en el Café Automático de la capital.


“Tenemos el compromiso para sacar adelante el museo, para hacerlo bien, con todas las especificaciones técnicas que requiere. Esa es la tranquilidad que le podemos dar a la ciudadanía”,
aclara Rosa Ángel como vocera institucional de la cultura en Pereira.

 

Anuncio que le devolvió la alegría a Martha Lucía Eastman, que veía pasar los años y alejarse la posibilidad de hacer realidad ese sueño que urdió con Otto Morales Benítez para Pereira, y convertir así la ciudad natal de la artista en la casa que albergara su obra personal, cuando partiera a otro viaje, esta vez sin retorno.

 

Lucy Tejada
Martha Lucía está feliz porque va a cumplir el compromiso que adquirió con su amiga, en lo que pasó a ser para ella un asunto de lealtad, que trasciende los sellos notariales para ser memoria viva de la cultura pereirana. 

Claro, en todas estas gestas tiene mucho que ver Alejandro Valencia, albacea de la colección personal de su mamá.

Después de hablar en tres ocasiones con el alcalde Juan Pablo Gallo, en el último encuentro le sentenció:

                                             “Si no hay una decisión, me llevo la obra para otra parte”.

 

[sliderpro id=”156″]

Museo Lucy Tejada

 

Para febrero de 2018 está prevista la apertura del Museo Lucy Tejada, en el Centro Cultural de Pereira que lleva su nombre, tal como ella quiso que fuera.

“Lo que vamos a hacer es una adecuación de los locales que hay hacia la novena, que en este momento son comerciales. Cambiamos el uso para convertirlos en el Museo Lucy Tejada. Luego viene la fase de diseño museográfico. Se va a trabajar con una museógrafa profesional, que diseñe un espacio que sea agradable, que la obra se pueda ver de la mejor manera posible, que sea un museo hermoso, no va a ser gigante, más bien una sala, pero que sea atractivo, agradable, que la gente pueda estar allí, disfrutar y entender la obra”, explicó la Secretaria de Cultura.

Ya están ‘manos a la obra’. Lo primero es la restauración de la colección.

“Hay obra afectada desde que llegó. Al papel le dan hongos y hay que limpiarlas”, dijo Rosa Ángel. “Además, varias serán reenmarcadas”.

 

Centro Cultural Lucy Tejada.Foto por: Tatiana Toro

 

Sin embargo, al estar bajo la custodia del Museo, la obra de Lucy Tejada se ha podido conservar en “buen estado”, aseguró la funcionaria.

“El Museo tiene todas las características técnicas institucionales para tener una obra de estas. Tiene una sala especial, la sala principal de obras, que es donde está guardada toda la colección del museo. Tiene control de temperatura y humedad y se le hace control constante”.

En contraste, el diagnóstico entregado por Alejandro Garcés, curador del MAP, es que “las obras no están en las condiciones más óptimas”, en especial “un auto-retrato de Lucy Tejada que le falta pintura”.

 

Fotografía: Javier García Jaramillo.

De esos menesteres es que se va a ocupar Carolina Cubillos, la restauradora que ya estuvo en el Museo y cotejó inventarios con la Alcaldía, detalló el estado de cada pintura, grabado y dibujo, y empezará pronto con el trabajo de filigrana de devolverle el brillo a cada una de las obras donadas a Pereira por la artista.

 

Lucy Tejada, la artista

 

El clásico retrato del fotógrafo Hernán Díaz. Lucy en sus años de juventud.

 

El clásico retrato del fotógrafo Hernán Díaz. Lucy en sus años de juventud.

Viajera. Inquieta. Vanguardista. Son palabras que apenas logran esbozar a esta mujer que brilla en el universo artístico latinoamericano y nacional.

Y que ahora los pereiranos podrán apreciar, a través de su obra, en el Museo que estará abierto al público el próximo año.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí