En Pereira, parecen seguir tumbando a la gente

1075
0

 


“Después  de lo sucedido con los recursos de los ancianos, ahora son los planes de vivienda el mecanismo utilizado para estafar a la gente.  Ya son varios años que muchas familias vienen aportando su dinero y tiempo, en lo que parece ser  un proyecto fallido”.


 

Recientemente, por solicitud de un amigo cercano, estuve indagando por un plan de vivienda  llamado Altos de Samaria Mundo Nuevo.

Me dijeron que algunas de las personas que lideran el proyecto  tienen cercanía  con políticos, que habían recibido dineros de mucha gente, y que además, la entrega del lote prometido estaba siendo dilatada bajo el argumento de que esta administración les negaba ciertos permisos.

La necesidad y la credulidad se mezclan en estos casos con la capacidad del estafador para embaucar a la gente.

Foto tomada de Portafolio

El perfil sicológico del que estafa tiene características especiales, que le permiten manipular a sus víctimas y desfalcarlas  con su propia colaboración.

Es tan perverso como inhumano jugar con las necesidades de los demás, más todavía si son personas humildes, pues, con escasa capacidad de ahorro; robarles lo poco que pueden juntar equivale a quitarles el pan de la boca.

En este caso en particular, me informaron que este es un proyecto fallido, en el cual han recibido ya mucho dinero, y que hay una denuncia en la fiscalía 46. Incluso me aportaron un número de radicado del proceso.

 

 Foto tomada de Vanguardia Liberal

Es tan evidente que allí está sucediendo algo ilegal, que los aportantes, sospechando haber sido timados, han empezado a averiguar por su cuenta.

Lo que uno no se explica es cómo, existiendo un proceso en la fiscalía, la Alcaldía no ha intervenido para evitar que la gente aporte más recursos, que sigan cayendo nuevos incautos.

¿Por qué se permite que esta situación avance  y que los recaudos continúen, sin que ninguna autoridad se interese por verificar las irregularidades denunciadas?

Foto tomada de urnadecristal

¿Quién les va a responder a todas estas familias por los recursos aportados si  finalmente se llega a comprobar que han sido estafados?

¿Qué nexos tienen los implicados con las entidades del gobierno  encargadas de regular y controlar? ¿Por qué no avanzan las investigaciones?

Es llamativo que no se haga un control previo que evite que aquellos con necesidad de un lugar de habitación pierdan lo poco que tienen en  lo que finalmente podría terminar siendo un gran desfalco.

Me dicen incluso que personas reconocidas en la política local asisten a las reuniones donde han ido recogiendo, peso a peso, los millones que han sido entregados por las familias para este proyecto.

 

¿Cómo pueden captar recursos del público si no tienen un proyecto aprobado con licencias y demás trámites en regla? ¿No es esto captación masiva ilegal?

¿Por qué la Alcaldía de Pereira no hace una campaña masiva instando a los ciudadanos que deben tener precaución a la hora de entregar su dinero a supuestos urbanizadores?

¿Por qué  no  les ayudan con información y  pautas para realizar una compra segura?

¿Cuántos más planes de vivienda con irregularidades existen hoy en Pereira?

Por favor, que alguna autoridad haga algo para impedir la pérdida y la gran frustración de tantas familias humildes que solo aspiran a tener un lugar para vivir, basándose únicamente en su propio y desmedido esfuerzo.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí