Pereiranos caminaron su ciudad en el Día sin carro y sin moto

9
0

 


En general quienes transitaron a pie  por el centro de Pereira manifestaron su aprobación a esta iniciativa.


 

Fotografías: Jhon Edgar Linares

La ciudadanía en Pereira respondió al llamado del Día sin carro y sin moto.

Desde muy temprano, las calles se vieron despejadas de automóviles y otros vehículos particulares.

 

 

Podía caminarse con tranquilidad.

Después de nueve edicicones de vivir esta experiencia, -la primera fue en 2002, que siguió de forma consecutiva hasta 2004, y se reinició en el 2011 hasta este 2017-, los pereiranos han aprendido de las ventajas de utilizar métodos alternativos de transporte como la bicicleta.

 

 

Incluso desde Dosquebradas, que junto con Santa Rosa de Cabal y La Virginia hicieron parte de este llamado, las gentes acudieron a sus lugares de trabajo, de estudio o hasta de esparcimiento, en medios de transporte masivo.

En Megabús, taxi, bicicleta o a pie, se vio a la ciudadanía llegar al centro de la capital risaraldense.

 

 

A medida que avanzaba el día, el aire empezó a notarse menos denso.

Habrá que esperar los resultados que entregue la Corporación Autónoma Regional de Risaralda (Carder), sobre la disminución de la contaminación ambiental lograda con esta jornada.

Mientras tanto, los pájaros anunciaron que sí resultó efectiva la disminución del tráfico automotor.

 

 

 

Hacia las dos de la tarde, revolaban por la ciudad y entre los árboles, como amos y señores de un espacio que por lo menos por este día, volvieron a sentir de ellos, como en otros tiempos.

El ruido disminuyó a tal dimensión, que al atardecer podía escucharse el canto de los pájaros.

 

 

 

Quienes caminaban por el centro de Pereira manifestaron su aprobación al Día sin carro.

 

[sliderpro id=”197″]

 

En este recorrido realizado por LaCebraQueHabla por Pereira, puede verse la congestión vehicular que se vive a diario en la ciudad.

 

[sliderpro id=”198″]

 

Fue notable la disminución del tráfico vehicular. Por las calles céntricas de Pereira pasaban los articulados de Megabús, alguna que otra motocicleta, y los taxistas, prestos todos a movilizar a la ciudadanía.

 

 

 


 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí