Postales callejeras para el Día del Trabajo

28
0

Popurrí de postales callejeras por nuestro Gastronauta, recogidas al paso por casualidad y publicadas por pura ociosidad, que es como se muestra coherencia en este feriado


 

Hoy es el Día Internacional del Trabajo y, naturalmente, el Gastronauta no podía estar ajeno a dicha celebración, así que se declara en huelga de brazos caídos o, mejor dicho, decreta el descanso general de sus mandíbulas y dientes que bastante trabajo ya tienen en sus labores de degustación.

 

 

Por este día, los escasos lectores no serán azotados con la publicación de imágenes suculentas que, según me han informado, provocan espasmos estomacales, salivación excesiva y otros ataques como consecuencia de los inevitables antojos. Mientras tanto pueden distraerse o deleitarse con este popurrí de postales callejeras, recogidas al paso por casualidad y publicadas por pura ociosidad, que es como se muestra coherencia en este feriado. Que disfruten.

1.- Curioso cartelito que pillé en la entrada de una tienda de insumos médicos. Me hace recordar al célebre afiche que dice “mañana cerveza gratis” colgado en algunos pubs o bares. Solo que aquí la broma no es intencionada, sino que tiene su gracia por involuntaria. Como aquí decimos, es un chiste a la fuerza.

 

 

2.- Cartel pegado en el portal de una casa. Parece que el mensaje feminista empieza a calar muy hondo en muchas familias, lo cual es positivo en algunos aspectos. ¿O será simple aversión a los machos de la especie humana? La duda queda a las puertas.

 

 

3.-Aviso pegado en un garaje con pocas pulgas. Por si quedara dudas de la fiereza de la advertencia se pone la imagen del afamado “Patrón del Mal”, cuya historia novelada ha llegado hasta estas tierras del sur del continente. Como para meter miedo.

 

 

4.-Frontis del edificio perteneciente a los militares jubilados de Cochabamba. Pensándolo bien, las fuerzas armadas siempre permanecen pasivas, a menos que se entre en guerra y otros conflictos armados. Entonces, ¿de qué servicio están hablando? Los malpensados le encontrarán gracia al cartel, seguramente.

 

 

5.- Letrero escondido en el muro de una vivienda de una concurrida avenida cochabambina. Aquí la RAE no entra ni con mataburro. Con todo, el anuncio tiene un aire tan serio e ingenuo que resulta atractivo.

 

 

6.-Seguramente en muchos países la llama es una mascota exótica, pero en Bolivia nos la comemos con gusto, tal cual hacen en algunos países asiáticos con los perros. Pero no es carne de todos los días. Un charque o charqui (fritada de carne seca y salada) de llama es una auténtica delicatesen no apta para todos los paladares ni bolsillos. Volviendo al anuncio callejero, lo de RH+ me ha dejado en la nebulosa. Habrá que ingresar para salir de dudas.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí