Se acercan los días más felices de Carlos Elliot Jr.

17
0


El músico prepara su fiesta del blues y la fusión para el próximo sábado dos de diciembre. Como siempre, atenderá a sus invitados en la sala de la casa: esta vez en el parque Olaya Herrera de Pereira.


 

Fotografías: Jess Ar

 

Carlos Elliot Jr. en el lanzamiento del disco “Del Otún al Mississippi” en el Parque Olaya Herrera junto a The Cornlickers y R. L. Boyce.

 

 

En algún recodo de su memoria, Carlos Elliot Jr. debe guardar la imagen del momento justo en que descubrió que, independiente del lugar de la tierra donde se interprete y de los nombres utilizados para designarlo, el blues echa raíces en la más honda tristeza de los desarraigados, de los que ya perdieron la cuenta de sus derrotas por nocaut.

Por eso mismo sabe que cuando se lanza al camino, en alguna vieja fonda, taberna, cantina o tienda caminera encontrará a sus hermanos. Hombres y mujeres que, acompañándose de una harmónica, un bajo, una guitarra y algún otro instrumento tomado sobre la marcha, desgranan las penas y se inventan ilusiones para sobrevivir un día más.

 

Carlos Elliot Jr. con sus amigos, los bluseros norteamericanos The Cornlickers y R. L. Boyce, en el parque Olaya Herrera.

 

 

Si de por medio se cruza una buena botella de ron o de whisky sin domar, mucho mejor.

Por eso le fluyen de manera tan natural esas músicas campesinas que igual pueden hablar de amores ganados al caer la tarde y perdidos sin remedio al despuntar el alba o de las pequeñas aventuras de los plantadores de   cebolla, maíz y trigo entre La Florida y el delta del río Mississippi.

 

Carlos Elliot Jr. en el lanzamiento del disco “Del Otún al Mississippi” en el Parque Olaya Herrera.

 

No por casualidad una de sus obras lleva ese título: Del Otún al Mississippi.

A golpe de guitarra Carlos Elliot aprendió a tender puentes que pueden llevar de la calma de su casa a las tumultuosas ciudades de la India.

En cualquiera de los casos siempre está de regreso a sí mismo, vale decir: a la esencia de los suyos.

De hombres como   esos campesinos que bajan desde las montañas donde nace el río narrado por Mark Twain y pastorean sus recuerdos acodados en la barra de un bar mientras contemplan a lo lejos el humo de los barcos que recorren esas aguas amarillas una y otra vez como almas en pena.

 

Rubiel Pinillo, cultor del cancionero campesino en el corregimiento de La Florida. Invitado este año al festival.

 

O tipos de tan buena onda como Rubiel Pinillo, el campesino y juglar de La Florida que ahora lo acompaña en la aventura de componer a su lado una tanda de canciones encaminadas a celebrar la tristeza de la dicha, o la alegría de la pena: como ustedes quieran mirarlo.

En todo caso el título no admite apelaciones: El blues de la parranda.

 

Rubiel Pinillo y Carlos Elliot Jr. en una de las sesiones de grabación de “El blues de la parranda”.

 

 

Ver: “El blues de la parranda”: lo nuevo de Rubiel Pinillo junto a Carlos Elliot Jr.

 

 

Por eso, porque el blues es también una fiesta, Carlos Elliot Jr. organiza desde hace cinco años un Festival de Blues, al que ahora le ha agregado la palabra Fusión,  del que es anfitrión, y al que invita a sus mejores amigos de todas partes.

Ya lo sabemos: las fiestas de verdad solo se hacen con los amigos del alma. Lo demás son formas. Páginas de sociedad.

 

El blusero R. L Boyce, uno de los máximos exponentes del Hill country blues. Viene desde Mississippi por segunda vez a Pereira.

 

 

En nuestras tradiciones diciembre es, por definición, el mes de la parranda. Y la música parrandera campesina está aferrada muy hondo a esas maneras de celebrar.

Así que Carlos Elliot Jr. prepara su fiesta del blues y la fusión para el próximo dos de diciembre.

Como siempre, atenderá a sus invitados en la sala de la casa: esta vez en el parque Olaya Herrera de Pereira.

 

 

Lanzamiento del disco “Del Otún al Mississippi” de Carlos Elliot Jr. en el Parque Olaya Herrera.

 

 

Abandonado por la indolencia de las administraciones y recuperado por la tenacidad de artistas y gestores culturales, el parque ha vuelto a la vida convocado por miles de feligreses que asisten a liturgias tan valiosas como La Fiesta de la Música, Convivencia Rock o los rituales de música electrónica.

Después de todo, desde el comienzo de los tiempos la música ha estado vinculada a la reinvención de lo sagrado.

Tambores, coros, guitarras, bajos, trompetas, harmónicas y maracas nos curan de las penas y por ese camino desencadenan el torrente de la dicha.

 

Carlos Elliot Jr. en plena ejecución del blues junto a R. L. Boyce.

 

 

“Llegó diciembre / con su alegría/ mes de parranda/ y animación”, dice una vieja canción tropical.

A tono con ese espíritu, el dos de diciembre el Parque Olaya Herrera abrirá de par en par sus puertas invisibles para celebrar de sol a sol los días más felices de Carlos Elliot Jr. y su panda de amigos de todas partes.

 

Rubiel Pinillo, cultor del cancionero campesino en el corregimiento de La Florida. Invitado este año al Festival de Blues.

 

 


 

El Festival Internacional Blues y Fusión se realizará el próximo sábado dos de diciembre desde las 2 de la tarde en el parque Olaya Herrera. Entrada general: $3.000 / Entrada familiar: $5.000

Cartel de músicos:

R. L. Boyce (Mississippi, USA)

Los Petitfellas (Bogotá)

Lighnin´ Malcolm (Mississippi, USA)

Bobby Gentilo (Pensylvannia, USA)

Carlos Elliot Jr. (Pereira)

La Pata Records (Manizales)

Herencia Afro Cantaoras (Cartago)

Los Trejos Brothers (Pereira)

Blues INK (Pasto)

Rubiel Pinillo y Los Parranderos de La Florida (Pereira)

Guambú Rescatando Cultura (Pereira)

Armenia Blues (Armenia)

Daniel Rivero (Pereira).

 


 

El blusero R. L Boyce, uno de los máximos exponentes del Hill country blues. Viene desde Mississippi por segunda vez a Pereira.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí