Sucedió en cerritos   

42
0

 

 


Ante algunos robos ocurridos recientemente en el sector, es necesario tomar algunas medidas de seguridad. Entre todos, podemos evitarlos.


 

Hace unas dos semanas un amigo arribó a uno de los centros comerciales que existen hoy en la zona a comprar algunos víveres en un supermercado.Por falta de información, supongo, dejó en su automóvil un maletín. También, porque consideró que su estadía era, como se dice, de entrada por salida.

Tomó dos o tres cosas que necesitaba e hizo la fila para pagar, proceso en el cual se tardó, digamos, unos quince minutos. Al salir, el vigilante del centro comercial lo recibió con estas palabras: “Señor, ojalá usted no sea el dueño de la camioneta color rojo”.Por supuesto que sí era. Entonces, se acercó para comprobar que le habían hurtado el maletín, rompiendo el vidrio de la puerta del conductor.

 

La modalidad de hurto es la siguiente: parquean un carro, preferiblemente de alta gama, enseguida del de la víctima. Primero, intentan forzar la chapa, y luego, ante la imposibilidad de hacerlo, quiebran el vidrio. La alarma del vehículo robado no se dispara. Los ladrones sustraen el contenido que consideran tiene valor, encienden el motor y se van.

 

En el centro comercial no hay cámaras de seguridad. El vigilante, pese al ruido y al tiempo empleado para dicho procedimiento, no se enteró de nada. Y eso que el parqueadero de este centro comercial es pequeño. No hubo testigos (aparentemente) del hecho, y la policía mencionó la frecuencia de esta modalidad de atraco en el sector.Durante mucho tiempo, el otro centro comercial estuvo asolado por este tipo de robos.

 

Los dueños y administradores tuvieron que reforzar las medidas de seguridad: el número de vigilantes privados, las cámaras, y, por períodos, se podía ver allí una patrulla de la policía. El parqueadero exterior en este lugar tampoco es muy extenso, aunque quizás lo sea un poco más que en el centro comercial en donde ocurrió el robo que menciono.

 

Lo que sucede, es que los ladrones aprovechan el descuido de los propietarios y la falta de vigilancia para realizar sus fechorías.

 

Mi amigo denunció el hurto en la página web de la fiscalía (www.adenunciar.policia.gov.co) y en menos de 24 horas le fue asignado un NUC (número de noticia criminal), en donde pudo referenciar algunos datos de los objetos robados, como el número de IMEI del celular, entre otros.

 

La recomendación para todos los ciudadanos, que frecuentan de manera masiva estos centros comerciales y otros establecimientos, es NO dejar al interior de los carros ningún objeto que pueda llamar la atención de los ladrones.

 

Son muchas las personas que han perdido celulares, iPad, portátiles, entre otros artículos codiciados por los ladrones. Y para los establecimientos y centros comerciales, reforzar la vigilancia.

 

Es cierto que a veces se dificulta por los horarios (por ejemplo, el suceso que menciono ocurrió en las horas de la noche), o el número de vehículos entrando y saliendo. Pero, las medidas tomadas redundarán en la confianza de los clientes, y de paso ayudarán a enviar un mensaje: Cerritos no es una zona donde se puedan cometer atracos impunemente.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí