El tatuaje, un arte para convocar a la inclusión y el cuidado del cuerpo.

0
0


El pasado fin de semana se llevó a cabo en Pereira la sexta convención internacional de tatuajes en el centro comercial Fiducentro, evento que reunió a los mejores expositores regionales e Internacionales de este arte  del cuerpo.


 

 

Durante el evento se llevó a cabo la primera edición de Mujeres Lienzo, evento organizado por Julieth Ossa,  que busca cambiar la visión que un sector de la  sociedad tiene frente a esta práctica, desestigmatizar a las personas con estos gustos,  en especial a las mujeres con cuerpos tatuados.

 

 

El objetivo es cambiar el pensamiento y la percepción hacia las personas tatuadas,  no solo como una forma de  arte en el cuerpo, si no por la defensa de  un gusto diferente sea en  género musical, sexual u otros  particulares. Es un evento sin exclusión.

La comunidad LGBTI se hizo presente con su mayor representante en la ciudad de Pereira, Johanna Guerra, quien expuso uno de sus más recientes tatuajes, un gallo.

La comunidad cannabica también hizo presencia con la Asociación de auto aprovisionamiento de cannabis medicinal para personas con enfermedades de alto costo,

junto con la Fundación de Madres  Portadoras de VIH.

 

 

Aparte de los diferentes artistas que inundan la ciudad de tinta, hubo conferencias con especialistas en otros campos del saber  sobre  el cuidado y la cicatrización de los tatuajes  a cargo  del bacteriólogo Jorge Andres Gutierrez.

Los que conocen del mundo del tatuaje saben cuales son los cuidados, pero muchos desconocen que los tatuajes son heridas abiertas, y que requieren de ciertos cuidados especiales para mantener el color y forma del arte.   

 

 

Volviendo a la organizadora del evento Mujeres Lienzo, Julieth es cultivadora, jardinera y utiliza la marihuana para hacer diferentes comidas y repostería para personas con cáncer o algun tipo de dolencias.

Sus preparaciones incluyen galletas, tortas y postres.

 

 

Me cuenta que es incómodo para ella el señalamiento que aún le hace un sector de la sociedad, en ocasiones mientras está con sus hijos, y  en público,  debido a su apariencia,Yo soy persona, soy ser humano, soy exactamente igual a otros, sólo que tengo un gusto que no es de todos, pero es mi gusto, y no le estoy haciendo daño a ninguna persona. Es injusto que la sociedad me  señale sin conocer la clase de mujer que soy”.

Las mujeres participantes tuvieron la fortuna de contar con un padrino, quien fue el artista creador de las piezas que lucieron durante el evento.

Se premiaron los mejores lienzos y a sus artistas creadores.

 


 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí