¿Cuál será el tema de la próxima campaña presidencial?

3
0

 


Ante el fin de la guerra, que  durante 30 años dominó el discurso político,  va a ser muy interesante saber en qué van a basar su discurso los aspirantes a suceder a Juan Manuel Santos.


 

Digo interesante, porque la guerra que ha atravesado el discurso político durante los últimos 30 años, ya no existe.

Unos ofrecieron paz, otros ofrecieron enfrentamiento, y así llegaron al poder.

El post-conflicto es un tema difícil de digerir, pero sobre todo muy complicado de vender hacia los electores.

¿Qué ofrecer? ¿Estabilidad económica, social, seguridad? ¿Eso cómo combina con el ladrillo y la empanada con que se compran las elecciones?

El otro asunto que gravitará en el discurso es el de la corrupción, que ronda todo el aparato público.

 

Presidencial - voto - tomada del portal página sieteTomada del portal Agencia de Noticias Fides

 

¿Qué ofrecer? ¿Funcionarios pulcros, licitaciones transparentes, actuación a tiempo de la justicia? Pago por ver.

Y llegan las Farc al partidor, que no tienen que esforzarse mucho porque ya tienen garantizadas curules, y comienzan su tarea de consolidar el poder regional.

El control político y destinación de recursos en sus zonas de influencia, serán de su dominio.

Y vigilarán el voto en marzo en sus zonas veredales (suyas, porque allí son Estado, ejército, iglesia, etc.).

Importante que haya tanta diversidad de candidatos. De derecha, de izquierda, de centro…

Llamativo que todos se quieran inscribir con firmas, como si estuvieran huyendo del ‘coco’ de los partidos, de donde todos han salido.

Esos partidos que hoy actúan en el Congreso, son los que necesitan una urgente reingeniería.

 

Campaña - presidencial - caricaturaTomada del portal Zulia por Dentro

No se sabe a quién representan, qué tipo de país defienden, a cuál clase de desarrollo económico, social o ambiental le apuestan. O no nos han dado a conocer su plan, o no lo tienen.

Otra importante perspectiva es la de la participación electoral. En las de 2014, en la segunda vuelta, la abstención fue mayor al 53%, de los 35 millones aproximadamente de colombianos habilitados para votar según el Dane.

Es posible que en las próximas elecciones alguien capte la atención de esa ciudadanía joven (entre los 20 y 44 años), que es la mayoría en Colombia.

¿Apatía, cansancio, desconcierto o desconocimiento? Difícil saberlo, lo cierto es que es muy poca la conexión que se percibe entre los políticos y los ciudadanos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí