Tu nombre: una historia de amor que habita entre dos cuerpos

90
0

 


Esta es una película para reflexionar. No tanto sobre nuestro lugar en la existencia, como nuestro lugar en el tiempo.


 

 

Ficha Técnica:

 

 

Nombre completo:  Kimi no Na wa. (“Tu Nombre” en español y “Your Name” en inglés).

Producción: Noritaka Kawaguchi y Genki Kawamura

Guión: Makoto Shinkai

Fotografía: Makoto Shinkai

Música: Radwimps

Montaje: Makoto Shinkai

ProtagonistasRyūnosuke Kamiki,  Mone Kamishiraishi, Masami Nagasawa, Etsuko Ichihara
Ryo Narita,  Aoi Yūki, Nobunaga Shimazaki, Kaito Ishikawa,  Kanon Tani

 


 

 

Kimi no Na wa es una historia de amor. Una de esas que con encanto nos plantea preguntas acerca de nuestra identidad, nuestro deseo de ser felices y sobre todo, nuestro “momento” o estado del corazón. Kimi no Na wa es una historia más allá de los lazos del tiempo.

Esta obra, de la mano creadora de Makoto Shinkai, ofrece un viaje nostálgico y conmovedor, consiguiendo enganchar al espectador desde la primera escena: a través de la secuencia de colores y sonidos y un perfecto cielo brumoso atravesado por una cometa, el director logra demostrar que la animación, la edición y lo demás es digno de elogio, y esto, sin que se dijera todo sobre la historia.

La película nos cuenta la historia de los adolescentes Mitsuha Miyamizu y Taki Tachibana, quienes sin entender (o sin tener una razón clara), en algún momento de sus vidas empiezan a ser parte de un extraño fenómeno, en el cual sus mentes son transferidas (literalmente) días enteros, al cuerpo del otro.

Si bien es cierto, el intercambio de cuerpos entre personajes del sexo opuesto es un argumento común en animes juveniles, generalmente el tema se trata de cómo entender el lugar del otro y el autoconocer esas diferentes áreas de la vida.

Hecho que no ocurre en Kimi no Na wa, que, en su magistral propuesta, permite que los dos jóvenes protagonistas manejen el problema desde sus propias realidades, acordando una serie de reglas para el uso del cuerpo del otro durante el tiempo que sufren el fenómeno. Lo que posibilita que el espectador se enfoque en el verdadero sentido de la historia que quiere presentarnos Shinkai.

 

Fuente: Steam Community.

 

Musubi

Musubi es una palabra de múltiples significados que va desde tejer, conectar, unir, hasta enredarse.

La vida es un estado de musubi constante en el que la naturaleza e inclusive las personas se conectan a través del tiempo. Esa es una de las tantas creencias del templo sintoísta en el que prácticamente vive Mitsuha Miyamizu junto a su abuela y su hermana pequeña, cuya tarea es observar las tradiciones e identidad del santaurio, sin llegar a saber cuán importante va a ser esto en el futuro de ellas y de los habitantes de Itomori.

Al llegar casi a la mitad de la película se siente el desarrollo de esta filosofía musubi, por medio de las conexiones y nexos entre las personas, en especial entre Mitsuha Miyamizu y Taki Tachibana, quienes aun sin conocerse, ya comparten un importante vínculo.

Y solo cuando el espectador presiente que ya todo está narrado en “Kimi no Na wa” (Tu nombre), el director consigue el magistral cambio de marcha en la trama, al mostrar por medio de algunas escenas nostálgicas que el lazo entre ambos aún no está completo, llevando a los espectadores, literalmente, a un mar de lágrimas.

 

 

Fuente: Pixel Nymag.

 

A partir de aquí la obra consigue un impulso emocional que mantiene en un estado de incertidumbre o angustia al espectador. Una muestra de genialidad y concentración colectiva, que solo pudo ser lograda, gracias a la magistral elaboración del guion, la técnica del manejo de emociones, las escenas, y por supuesto, la mano guiadora de Makoto Shinkai.

Kimi no Na wa no es nada más que el constructo final, o el trabajo de una década de carrera del director, en el cual se aprecia de manera clara, la madurez, la técnica y la perfección. Con esta obra de anime, Makoto Shinkai consigue mantener un abanico constante de emociones para ofrecerla a los espectadores y seguidores del género.

Esta es una película para reflexionar. No tanto sobre nuestro lugar en la existencia, como nuestro lugar en el tiempo. Es un trabajo con una banda sonora hecha por Yorijo Noda, el vocalista principal de la banda de rock japonés Radwimps; y escenarios preciosos elaborados a mano por el estudio CoMix Wave Films.

Kimi no Na wa se puede convertir en uno de esos animes de culto que pueden llegar al corazón de cualquier persona. Sin embargo, no lo crea porque lo digo, sería interesante que le diera una oportunidad y dime Tu Nombre.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí