Un recorrido histórico a través de las pinturas del museo Rayo

32
0

En el Museo Rayo dos nuevas exposiciones nos llevaron a pasar una día entero en Roldanillo, Valle.


 

Foto de Stefanny Rodríguez
Foto de Stefanny Rodríguez

 

Con motivo a la reciente inauguración de las dos nuevas exposiciones en homenaje a los 90 años del nacimiento de Omar Rayo, La Cebra que Habla hizo una breve vista al Museo en Roldanillo, Valle, donde pudimos apreciar la colección del Museo del Tolima y una muestra del artista sudafricano William Kentridge.

Esta curaduría estuvo a cargo de Miguel González, pionero de la crítica artística en Colombia. Él ha sido curador de varios museos y galerías en la ciudad de Cali y del Valle del Cauca. Además de ser profesor de Bellas Artes, es un conocedor de las historias íntimas de los protagonistas del arte. Ha realizado múltiples curadurías: NC-Arte, en Bogotá, la exposición de Beatriz González, Débora Arango en el Museo Rayo. También preparó la exposición de Fototropísmo de Elías Heim, de plantas vivas en La Tertulia e inauguró la de video-instalación del ecuatoriano Tomás Ochoa. Pertenece a la junta de Programación y Adquisiciones del Banco de la República.

Hace parte de  Ciudad Solar, un espacio de convivencia, creación y exposición de gestión cultural en Cali, aunque más que un lugar físico, fue un punto de encuentro para toda una generación de artistas e intelectuales caleños. Una alternativa cultural no oficial, conformado por Carlos Mayolo, Luis Ospina, Edgar Negret, Andrés Caicedo, Hernando Guerrero, Pakiko, Pilar Villamizar entre muchas otras figuras del arte.

 

 

Miguel González se identifica por ser una persona muy estricta. No hay ninguna excusa para llegarme tarde a una clase, ni siquiera una trepanación de cráneo, decía. También lo identifican como una persona que vibra con lo artístico.  Sensible y un gran representante de la cultura del Valle y de Colombia.

 

Museo del Tolima

Esta nueva exposición reúne 34 obras de 30 artistas, cuenta con una amplia muestra de la colección tanto del siglo XIX a nivel nacional como del siglo XX a nivel internacional. Una visita allí es  un extenso recorrido histórico a través de lo pictórico.

La colección del Museo del Tolima fue fundada en 2003, su gran colección cuenta con el apoyo de tres fuentes valiosas: La Colección Departamental de Arte, La Colección de Ortíz-Salazar y La Colección de La Corporación MAT.

 

Foto de Stefanny Rodríguez

El Museo hizo una detallada selección en esta exposición, dividida en tres fases. La primera de ellas se compone de nueve artistas tolimenses: Julio Fajardo, Jorge Elías Triana, Mario Lafond, Antonio Machado, Fernando Davis, Carlos Granada, Edilberto Calderón, Arcadio González y Darío Ortiz.

La segunda nos dirige a un recorrido el arte colombiano del siglo XIX con artistas como Luis Alberto Acuña, Ignacio Gómez Jaramillo, José María Espinosa, Pantaleón Mendoza, Ricardo Moros, Francisco Antonio Cano, Jesús María Zamora, entre otras representativas figuras que ilustraron la metamorfosis de lo académico por la modernidad y en la que predomina el paisaje y el retrato.

Y la tercera fase, como cita fundamental de la historia del arte en Colombia, culmina con obras de artistas de mitad del siglo XX como Gillermo Wiedemann, Cecelia Porras, Emma Reyes, Manuel Hernández entre otros, donde predomina el simbolismo, la estilización y abstracción de los elementos.

 

Foto de Stefanny Rodríguez

 “La duda es el único estado mental confiable en un mundo profundamente incierto” William Kentdrige

 

Con el apoyo de la galería Alonso Garcés de Bogotá, el museo Rayo de Roldanillo exhibe una muestra del artista Africano William Kentridge.

Ya hace algún tiempo Miguel González tenía bastante interés por la obra de William Kentridge, artista sudafricano judío, de familia inmigrante, que fue testigo del horror del apartheid (sistema de segregación racial en Sudáfrica) y creció con la idea de la igualdad hacia al otro. A través del dibujo, de la gráfica y del video arte nos muestra el conflicto y un viaje a la oscuridad interior del ser.

 

Entrevista

 

Desconfiando de la especialización, William Kentridge siempre ha celebrado la contaminación estética que surge cuando las formas artísticas se entrecruzan y se retroalimentan donde aparece lo híbrido hay posibilidades

Este artísta, estudió política, e hizo estudios africanos y arte en la Universidad de Witwatersrand y la Johannesburg Art Foundation. Colaboró con la Junctiovenue Theatre, donde realizó sus primeras intervenciones como actor, director y escenógrafo.

 

Documental

Certain Doubts

 

En los años noventa, obtuvo el reconocimiento internacional de su obra como flujo de narrativas, que combina el dibujo con el cine, el collage, el grabado, la escultura y el video arte. Kentridge ha tenido como base de producción, animaciones manuales de dibujo, rodadas en 16 mm y sin apoyo digital.

 

Felix en el exilio 1994

 

Esta muestra incluye una gran selección de grabados estereoscópicos, que demuestran la destreza del dibujo y el concepto híbrido en la imagen y cuenta con varias piezas de animación que extrapola las historias de Sudáfrica. Sitúa el tiempo como una sustancia elástica, jugando con saltos maniacos, espacios cerrados, donde se construyen, deconstruyen y reconstruyen historias.

Muchas de esta piezas se pueden apreciar on-line

 

Mine 1991

Johannesburg 1989

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí