Veinticinco libros importantes reseñados por grandes escritores y pensadores

19
0

Para celebrar el 125 aniversario del Book Review, hemos buceado en los archivos para revisitar nuestra cobertura más excitante, memorable y provocadora.

Por, Tina Jordan, Noor Qasim and John Williams. Publicado en The New York Times

El 10 de octubre de 1896, luego de años de sólida cobertura literaria en The New York Times, el diario publicó su primera edición de Book Review.

Han pasado 125 años y esa cobertura se ha ampliado y profundizado. El Book Review se ha convertido en un prisma a través del cual no solo miramos la literatura sino el mundo en general, una publicación en la que académicos y pensadores sopesan todos los personajes y asuntos y materias cubiertas por los libros de filosofía, arte, ciencia, economía, historia y más.

De muchas maneras, la historia del Book Review es la historia de las letras estadounidenses y emplearemos este año de nuestro aniversario 125 para celebrar y examinar esa historia en los próximos meses. A través de ensayos, fotoensayos, cronologías y otros formatos nos enfocaremos en los libros y los autores que hicieron que todo fuese posible.

Porque, la verdad, los escritores son el corazón de todo lo que hacemos. Emparejar un libro con un reseñista adecuado es un desafío, un reto que disfrutamos. Y hemos tenido la fortuna de presentar escritos de tantos personajes ilustres en nuestras páginas —novelistas, músicos, presidentes, ganadores del Nobel, gerentes ejecutivos, poetas, dramaturgas— todos reflexionando con ingenio y talento. Aquí hay 25 de ellos.

Tomada por: Wolfgang Suschitzky/Popperfoto, vía Getty Images

1913

H. G. Wells, autor de clásicos de ciencia ficción como ‘La máquina del tiempo’ y ‘La guerra de los mundos’, admitió que tenía un interés personal en esta obra sobre su colega el autor George Gissing (a quien extrañamente le dieron el pseudónimo de Henry Maitland en un libro que claramente se trataba sobre él). “En tanto que en varias ocasiones he alentado a Roberts a escribirlo”, apuntó Wells, “me siento un poco partícipe de la responsabilidad”. Debe haber hecho que Roberts se sintiera poco menos agradecido cuando juzgó: “De nada sirve fingir que el libro de Roberts no es francamente malo, descuidado en sus afirmaciones, de efecto miserable, pobre como crítica, planeado débilmente y sin ninguna distinción literaria”.

Tomada por: Carl Mydans/The LIFE Picture Collection, vía Getty Images

1949

Nabokov todavía no era un nombre reconocido en Estados Unidos (eso sucedería una década más tarde al publicarse ‘Lolita’) cuando reseñó la novela filosófica de Sartre protagonizada por Antoine Roquentin, un historiador francés atribulado por el hecho mismo de la existencia. “El apellido de Sartre, tengo entendido, se asocia con una filosofía de café muy de moda y dado que por cada dizque ‘existencialista’ uno encuentra bastantes ‘suctorialistas’ (por acuñar una palabra educada), esta traducción hecha en Inglaterra de la primera novela de Sartre, ‘La Nausée’, debería gozar de algún éxito”.

Tomada por: Clifford Coffin/Conde Nast, vía Getty Images

1949

Williams, que había ganado un Premio Pulitzer en 1948 por su obra ‘Un tranvía llamado Deseo’ reseñó la novela debut de Bowles, que sería aclamada como una de las mejores del siglo XX. La historia sigue incesantemente a una joven pareja de esposos de Nueva York que se ha quedado varada en el desierto norafricano. “Sospecho que una buena cantidad de personas leerá este libro”, escribió Williams, “sin sospechar ni una sola vez que contiene un espejo de lo que resulta más aterrador y críptico dentro del Sáhara del nihilismo moral en el que pareciera que la raza humana deambula a ciegas”.

1950

Por: Ulf Andersen/Getty Images

Al escribir esta reseña, Patricia Highsmith había escrito una novela, ‘Pacto siniestro’. Ganaría fama mundial por ese y otros thrillers, entre ellos los protagonizados por Tom Ripley. El autor reseñado, el montañista francés R. Frison-Roche, ahora es relativamente desconocido. “Este es exactamente el tipo de novela que uno esperaría que escriba un guía Chamonix: contundente en el estilo y el tratamiento, de ritmo irregular, sobre montañismo, por supuesto, y auténtica hasta el último pitón, el último momento que deja sin aliento antes de alcanzar la cima”. Más seductoramente, Highsmith añadió: “Hay un delicioso e inesperado capítulo sobre una batalla de vacas que es tan dramático como el ascenso de la montaña”.

Por: Associated Press

1950

Una de las combinaciones más inusuales de grandes nombres en nuestros archivos es esta reseña del trabajo del columnista deportivo Red Smith a cargo de Shirley Jackson, autora de ‘La lotería’ y ‘La maldición de Hill House’. Jackson escribió sobre cuánto disfrutaba ver los deportes en televisión. A pesar de contar con “conocimiento limitado” de los escritores deportivos en ese entonces, el libro de Smith la conquistó. “Hay algunas féminas por lo demás pudorosas y sensibles —yo entre ellas— que se han convertido en ladronas descaradas de la página de deportes del diario matutino y solo un libro como el de Red Smith demuestra cuánto me he perdido por no haberme interesado en este campo antes. Leer ‘Out of the Red’ de hecho ha sido una experiencia educativa como ninguna otra desde que me asomé por primera vez al Homero de Chapman”.

Por: Ulf Andersen/Gamma-Rapho, vía Getty Images

1952

La reseña de Eudora Welty de este relato clásico es una auténtica delicia, empezando por el titular (“La vida en el granero era muy buena”) y su primera línea (“E. B. White ha escrito su libro para niños, lo cual es agradable para los mayores pues requiere gran tipografía”). A diferencia de las reseñas contemporáneas que se “equivocan” con los que serán clásicos en el futuro, Welty, —que fugazmente fue editora en el Book Review durante la Segunda Guerra Mundial— identificó claramente este logro en el momento. “De lo que trata el libro es la amistad en la tierra, el afecto y la protección, la aventura y el milagro, la vida y la muerte, la confianza y la traición, el placer y el dolor y el paso del tiempo”, escribió. “Como obra es casi perfecta y casi mágica en su ejecución”.

Por: Robert W. Kelley/The LIFE Picture Collection, via Getty Images

1956

En esta reseña, Langston Hughes, eminencia literaria y cronista de la experiencia negra en Estados Unidos, calibró la primera colección de ensayos de Baldwin. Quedó impresionado: “Utiliza las palabras como olas del mar, para fluir y golpear, avanzar y retroceder, alzarse y hacer una reverencia al desaparecer”. Sugirió que Baldwin todavía tenía espacio para crecer pero que “Estados Unidos y el mundo bien podrían estar frente a un gran comentarista contemporáneo”.

Por: Bettmann/Getty Images

1957

A nadie le sorprendió que Dorothy Parker, integrante de la Mesa redonda del Algonquín fuera graciosa en esta reseña de una obra de su colega autor de humor. Empieza: “Es una extraña fuerza la que obliga a un escritor a ser humorista. Es una fuerza extraña, si a uno le interesa ir más atrás, la que obliga a cualquiera a ser escritor de cualquier modo, pero este no es el momento ni el lugar para tratar ese asunto. El camino del escritor es áspero y solitario y ¿quién lo elegiría si hay vacantes en profesiones más benévolas como, por decir, limpiar transbordadores?”. Pero, a pesar de que Parker formaba parte de un “círculo vicioso” como también se llamaba al grupo de artistas que se reunía a almorzar en el Hotel Algonquín, y era conocida por sus pullas mordaces, halagó alegremente a Perelman, de quien escribió que “sobresale” en su campo.

Por: Bettmann/Getty Images

1959

John F. Kennedy era autor de tres libros y todavía era senador por Massachusetts cuando reseñó este libro, un intento de definir para el mundo en qué creía Estados Unidos más allá de la simple oposición a la Unión Soviética y al comunismo. Larson era un republicano que había trabajado en temas laborales y había sido uno de los principales redactores de discursos del presidente Dwight D. Eisenhower. “Aunque el estilo del libro es algo discursivo y aquí y allá quizás resulta un poco condescendiente”, escribió Kennedy, “Larson tiene mucho éxito en retratar los peligros de analizar la sociedad estadounidense en términos de distinciones de clase o intereses económicos rígidos. Aunque no es un tema nuevo, tiene mucho éxito en recordarnos el ‘caleidoscopio de mezclas aparentemente inexplicables de coloración política a través del paisaje’”.

POr: William E. Sauro/The New York Times

1968

En esta reseña, la cineasta, directora y escritora Nora Ephron se maravillaba de cómo el joven Reed conseguía que sus entrevistados del mundo del espectáculo dijeran las cosas que le decían. Entre ellos estaban Barbra Streisand, Warren Beatty y Lucille Ball. El comienzo de Ephron es un clásico: “Rex Reed es un hombre descarado, fisgón y malintencionado que ve con ojos aguzados y escribe con una pluma malvada y consigue convertirnos a todos en mirones. Si algo de esto suena a que no me gusta Rex Reed, permítanme corregir esa impresión. Me encanta Rex Reed”.

Por: Damon Winter/The New York Times

1971

Toni Morrison solo tenía una novela en su haber cuando se publicó esta reseña en 1971. Una de las alegrías de nuestros archivos es ver —en retrospectiva— las discretas descripciones de quienes escribieron para nosotros. La de Morrison dice: “Toni Morrison, editora en una editorial de Nueva York, es la autora de ‘Ojos azules’”. “Es una colección muy notable”, escribió sobre la obra de Bambara. “La alegría duele y el dolor se ríe en estas páginas, y todo el libro te deja la impresión de ser de seda, lo que es tan agradable porque fue hecho por un ser vivo que tenía algo en mente, su supervivencia sin duda”.

Por: Bettmann/Getty Images

1971

“La verdad, y no la humildad poco convincente, es la mayor virtud y, en consecuencia, puedo observar que estoy más cualificado que cualquier hombre vivo para reseñar un libro sobre la vida pública de Chester Bowles”. El economista iconoclasta y prolífico autor John Kenneth Galbraith comenzó su reseña de esta manera porque él y Bowles habían ocupado algunos de los mismos puestos de poder y trabajaron juntos en campañas presidenciales. Al hacerlo, se habían hecho amigos, lo cual, escribió Galbraith, “es una desventaja solo si el libro en cuestión es malo. Solo entonces tienes que considerar si el autor debe obtener la verdad de ti o de otra persona. Este, afortunadamente, es un libro extremadamente bueno”.

Por: Shaban Athuman for The New York Times

1974

La aclamada poeta Nikki Giovanni ha escrito versos tanto para niños como para adultos, por lo que era la crítica ideal para esta novela, escrita para lectores jóvenes pero que trataba temas difíciles y maduros. La novela de Hamilton, que ganó la Medalla Newbery y el National Book Award, trata de un joven que espera salvar una montaña local de los estragos de la minería a cielo abierto. “‘M. C. Higgins, el grande’ no es un libro adorable, no es una historia de las que se viven con felicidad. Es cálido, humano y esperanzador, y hace lo que todo libro debería hacer: crear personajes con los que podemos identificarnos y por los que nos preocupamos… Nos alegra que la señorita Hamilton sea escritora. Hace el mundo un poco más rico y nuestras vidas un poco más cálidas”.

Por, Oliver Morris/Getty Images

1975

Kurt Vonnegut Jr. reseñó este relato de la revuelta de 1971 en la cárcel de Attica escrito por Tom Wicker, que fue reportero, columnista y editor del Times. El libro mezclaba su reportaje sobre los dramáticos acontecimientos de la prisión con pasajes de autobiografía. Dejemos a Vonnegut la tarea de encontrar una comparación memorable para el resultado: “El libro está diseñado como un shish kebab, con escenas novelescas de la infancia y la juventud de Wicker alternadas con duros episodios de Attica, y con el propio Tom Wicker como pincho. Los materiales colocados codo a codo en el pincho son tan distintos como los melocotones maduros y las granadas de mano”.

Por, Ulf Andersen/Getty Images

1976

The Book Review siempre se ha enorgullecido de encontrar los críticos adecuados para los libros adecuados, y eso solo se acentúa cuando un libro es un verdadero acontecimiento, como ‘Raíces’ de Alex Haley, que pasó meses en el número 1 de la lista de los más vendidos del Times. El artículo del gran James Baldwin es algo que todavía hoy merece la pena leer y considerar. Escribió sobre ‘Raíces’: “Sugiere con gran poder, cómo cada uno de nosotros, aunque sea inconscientemente, no puede sino ser el vehículo de la historia que nos ha producido. Pues bien, podemos perecer en este vehículo, niños, o podemos seguir el camino”.

Por, Henry Clarke/Conde Nast, vía Getty Images

1979

Hablando de dos pesos pesados. En la portada de nuestro número del 7 de octubre de 1979, Didion reseñó la épica novela de Mailer, que desafía el género, sobre el tristemente célebre Gary Gilmore, que asesinó a dos personas en Utah y luego exigió que el estado siguiera adelante con su ejecución por el crimen. Mucho más que la historia de un crimen y un debate muy público sobre la pena de muerte, el libro de Mailer captó el lado desesperado de la vida en el Oeste americano. “Creo que nadie más que Mailer podría haberse atrevido con este libro”, escribió Didion. “La auténtica voz del Oeste, la voz que se escucha en ‘La canción del verdugo’, es una voz que se oye a menudo en la vida, pero solo raramente en la literatura, la razón es que conocer verdaderamente el Oeste es carecer de toda voluntad de escribirlo”.

Por, Horst Tappe/Hulton Archive, via Getty Images

1983

El poeta Derek Walcott, que llegaría a ganar el Premio Nobel de Literatura en 1992, reseñó este libro sobre el aviador francés Louis Blériot y su vuelo a través del Canal de la Mancha 18 años antes de que Lindbergh cruzara volando el Atlántico. “El regocijo y la auténtica valentía son vecinas en la leyenda y este libro de amplia destreza y presentación modesta mantiene bastante el espíritu de su protagonista”, escribió Walcott. “El hecho se convierte en magia de forma muy soterrada. El regreso a la inocencia requiere andanzas vistosas y valientes; la luz en el camino hasta ahí es directa, el vuelo es simple y natural y ‘El vuelo glorioso’ lo ha logrado”.

Credit…Ian Patterson for The New York Times

1987

A veces, un libro que va a convertirse en un clásico indiscutible recibe el respeto que merece en el momento de su publicación. Tal fue el caso de ‘Beloved’ de Morrison, una notable historia de fantasmas ambientada en los años posteriores a la Guerra Civil. El libro ganó el Premio Pulitzer de ficción y en 2006 fue nombrada la mejor novela de los últimos 25 años por un grupo de destacados escritores, críticos y editores encuestados por el Book Review. En su reseña original del libro, en 1987, Margaret Atwood —autora ella misma de clásicos como ‘El cuento de la criada’— escribió: ‘Beloved’ es la quinta novela de Toni Morrison y otro triunfo. En efecto, la versatilidad y el rango técnico y emocional de Morrison parecen no conocer límites. Si alguna vez hubo dudas sobre su estatura como destacada novelista estadounidense de su generación o de cualquier otra, ‘Beloved’ las resuelve. En tres palabras o menos, es espeluznante”.

Por, Bettmann/Getty Images

1991

El crítico Harold Bloom una vez dijo que Ursula K. Le Guin había “elevado la fantasía a la alta literatura para nuestra época”. Al reseñar a otro escritor icónico de ciencia ficción literaria, Le Guin capturó la relevancia y el alcance de los temas de Ballard. “Las ficciones brillantes y obsesivas de J. G. Ballard rodean temas casi canónicos de la literatura y el cine modernistas: la jungla conradiana y su pueblo blanco, la América consumista y el horrible americano, las figuras de culto popular como los astronautas y las estrellas de cine, la ‘tierra baldía’ y la ‘ciudad irreal’ de T. S. Eliot. A través de estos y otros paisajes de alienación, figuras de archivo se mueven en meticulosos patrones hacia una conclusión predeciblemente impactante. Es alto voltaje, pero está todo en la mente”.

Por, Krista Schlueter for The New York Times

1999

En esta reseña hay una colisión entre imaginaciones oscuras. (Si Thomas Harris no hubiese inventado a Hannibal Lecter ¿tal vez Stephen King al final lo habría hecho?). Esta fue la primera aparición en 11 años de Lecter en una novela, y la primera después de que la adaptación al cine de ‘El silencio de los inocentes’ lo convirtió en un nombre reconocido. “No creo que muchos de los seguidores de Danielle Steel saldrán corriendo a comprar un libro en el que a un personaje es devorado desde dentro por una anguila voraz, pero a los que les gusta lo que Harris sabe hacer con tanta genialidad no les hará falta un informe del libro”.

Por, Marco Delogu for The New York Times

2000

Nos gusta tener los ojos bien abiertos en busca de los más nuevos talentos aquí en el Book Review y he aquí un ejemplo clásico. Alrededor de un mes después de publicada esta reseña, Jhumpa Lahiri ganaría un Pulitzer por su colección debut de relatos ‘Intérprete del dolor’. Y aquí estuvo reseñando la novela debut de Mohsin Hamid, que iniciaba su propia y galardonada carrera. “Como Fitzgerald, Hamid escribe sobre los resbaladizos vínculos entre los extremadamente adinerados y aquellos que merodean y por lo general, tropiezan, con el brillo del dinero”, escribió Lahiri. “Hamid también plantea la escena en un único y degenerado verano de pasiones desbordadas en el que prevalece la ceguera moral. Y, como Fitzgerald, Hamid interroga la vulgaridad y la violencia que acechan bajo la superficie de la abundancia y la comodidad”.

Por, Franck Smith/Sygma, vía Getty Images

2000

ADVERTISEMENTContinue reading the main story

El escritor peruano Mario Vargas Llosa, ganador del Premio Nobel de Literatura en 2010, entregó una extensa reseña de esta biografía del escritor argentino Manuel Puig. En ella, Vargas Llosa consideró todo, desde la influencia de las películas en Puig hasta lo que hacía tan única su obra pasando por considerar si su trabajo tenía “la trascendencia revolucionaria que Levine y otros críticos le atribuyen”. Alabó el propio trabajo de Levine: “Este fascinante libro es indispensable para cualquiera interesado en la obra de Puig (que Levine, traductora de varias de sus novelas al inglés, conoce a la perfección) y en la cercana conexión entre el cine y la literatura, una característica definitoria de la vida cultural a fines del siglo XX; ambas son descritas con inteligencia e información abundante. Encontré errores incidentales, pero estos de ninguna manera demeritan las virtudes de un libro en el que el rigor y la legibilidad caminan de la mano”.

Credit…Sunny Shokrae for The New York Times

2006

Al celebrar los 125 años del Book Review, no solo pasaremos un rato en el pasado lejano, también estaremos en la actualidad vibrante. Pocos escritores en este siglo han sido tan aclamados como Colson Whitehead, autor de varias novelas y ganador tanto del Pulitzer como del National Book Award por ‘El ferrocarril subterráneo’ (2016). En 2019, Richard Powers se unió también a la lista de ganadores del Pulitzer por ‘El clamor de los bosques’. Pero en 2006, cuando ambos eran simplemente autores muy aclamados, Whitehead reseñó esta novela sobre un hombre que, tras sufrir un accidente automovilístico casi mortal, padece un desorden cognitivo raro. “Parte del deleite de leer a Powers a través de los años ha sido su habilidad para la revelación”, escribió Whitehead. “Sus discursos científicos apuntan hacia cómo funciona el mundo, pero las luchas de sus personajes…nos ayudan a comprender cómo funcionamos nosotros”.

Por, Andre D. Wagner for The New York Times

2014

Consagrada estrella de rock y poeta, Patti Smith se convirtió en una galardonada escritora tras la publicación de ‘Éramos unos niños’ en 2010. También consideramos que es una estupenda reseñista. Aportó su profundo conocimiento de la obra de Haruki Murakami al reseñar su decimotercera novela. “Este es un libro tanto para el lector nuevo como para el experimentado. En ocasiones, parece una precuela a una narrativa completamente distinta. La sensación es dispareja, el diálogo a veces parece forzado, ya sea por diseño o por una traducción deficiente. Sin embargo hay momentos de epifanía expresados con gracia, especialmente sobre el modo en que las personas se afectan unas a otras”.

Por, Mike Cohen for The New York Times

2018

Sí, nos encanta publicar el trabajo de destacados novelistas, ensayistas, poetas, periodistas, historiadores. Pero a veces resulta emocionante contar con la apreciación de alguien conocido (muy muy muy conocido) por algo que no sean los libros. ¿Y quién mejor para reseñar un libro sobre el siglo XXI que Bill Gates, el confundador de Microsoft que tanto hizo para dar forma al mundo en el que vivimos? “Harari es un escritor tan estimulante que incluso cuando estaba en desacuerdo quería seguir leyendo y pensando. Sus tres libros luchan con alguna versión de la misma interrogante: ¿Qué le dará más significado a nuestra vida en las décadas y siglos por venir?… No es una crítica decir que Harari no ha dado aún con una respuesta satisfactoria. Tampoco nadie lo ha hecho. Así que espero que en el futuro vuelva a centrarse de lleno en esta pregunta”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí