Confianza para más tolerancia

4
0

Cómo se puede explicar a alguien de confianza, que esta característica implica tolerancia, cortesía, admiración y  conmiseración.


 

Hay frases que se quedan para toda la vida. Hoy vengo con una consigna que desde el primer día que la escuché, confieso, no la entendí: ”La confianza da asco” , pero luego la vida me puso en escenas laborales y personales en donde las experiencias me llevaron a clarificar, en carne propia, este refrán que lleva un fondo muy grande según el contexto.

Te has preguntado, ¿qué tan fácil o difícil es volver a recuperar la confianza en otro?

Culturalmente, en nuestro imaginario colectivo, pretendemos creer que entre más confianza tengamos con las personas, más derechos existen entre esas relaciones; ya sea personales, laborales o familiares.

Hoy mi inspiración nace de un momento de tres segundos, ese instante en donde piensas cómo le explico a esta persona o amigo, que entre más confianza, más cariño, más respeto, entre más admiración más compañerismo, a manera constructiva; cómo se puede explicar a alguien de confianza, que esta característica implica tolerancia, cortesía, admiración y  conmiseración.

 

Imagen extraída de: Pixabay.es

 

Para aprender a estimar la confianza entre las relaciones del día a día, es necesario mirar hacia adentro y retomar esos valores que en casa nos dieron. Es curioso; heredar valores como la sabiduría y el silencio son legados que mi Abuela Mariela sin querer sembró en mí, como la raíz de un tronco inquebrantable.

Debo confesar, que cuando no guardo silencio y expreso mi sentir en momentos de sobra a causa de mucha confianza, es cuando realmente no puedo expresarme de manera adecuada; y  hasta estas alturas no aprendo, me va mejor escribiendo y dejando que las palabras sutiles fluyan por mis dedos, es por esto que me tengo más confianza en la conexión de mente, alma, silencio y escritura.

Así que este mensaje es para ti. Quiero manifestarte, que entendí que tenías un día intenso y tal vez no era tu mejor momento, y desde mi entendimiento y con toda la humildad del mundo te digo: la confianza hay que conservarla, cuidarla y acariciarla, pues una vez se pasa la línea de vigor, se rompe uno de los hilos del telar que parecía ser invulnerable. Asimismo, se suma como el mal uso de redes sociales nos han llevado a crear nuevas maneras de comunicación e interpretación, en donde hay otro mundo de confianza en el cual no existen los limites.

 

Imagen extraída de: Pixabay.es

 

Con la falta de respeto a causa del exceso de confianza hay algo muy cierto, y es que esta situación permite saltar la educación, la amabilidad y la consideración que nunca te atreverías a negarle a alguien con quien no tuvieras confianza, si bien es cierto los excesos terminan en falta de respeto.

Por consiguiente, sostener la credulidad en las relaciones y en nuestro país es muy complejo, el respeto lo hemos perdido, tanto así que confundimos la confianza pasando líneas prohibidas hacia lo descortés y la intolerancia.

La tarea es de todos, está en cada uno, es pensar como está tu confianza con los que te rodean; así como el planeta necesita de nuestras acciones diarias, nuestra sociedad carece de buenas acciones, de pensamientos colectivos para el bien común, conéctate, piensa que puedes aportar con tu ejemplo y enchúfate de confianza, pero de esa que hace el bien al otro. Colombia y la humanidad necesita conexión basada en confianza verdadera.

 

Imagen extraída de: Pixabay.es

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí