LA PERLA NEGRA DE OSHÚN

52
0

“El año pasado le pidieron a mi mamá un libro de cuentos porque nos iban a enseñar a leer y escribir. Fuimos a varias librerías y aunque había libros hermosos y coloridos, mi mamá decía que esos no porque no tenían imágenes que se parecieran a mi”. Madiba Vergara Maturana. 

Madiba es una niña bogotana, de 6 años, hija de Dora Maturana, mujer afropereirana. Dora es abogada, magister en Derechos Humanos, estudiante de doctorado en Derecho.  Su frustración al no encontrar un libro de cuentos, con personajes donde su hija pudiera identificarse,  la llevó a escribir el libro infantil “La Perla negra del Oshun” que cuenta la historia de Guadalupe Zapata, mujer afro y una de las fundadoras de Pereira. Oshun es el nombre de la diosa africana Yoruba de las aguas dulces del mundo, los arroyos, manantiales y ríos y fue el nombre inicial del río Otún.

“La perla negra del Oshún” está basado en los datos históricos reales contenidos en el trabajo de grado “Mujer, subordinación y poder: Guadalupe Zapata y la narrativa histórica de Pereira” realizada por  Alexander Cuervo entre 2013 y 2016. En ella, el autor ubica a Guadalupe como una de las fundadoras de Pereira por su participación en la misa de refundación de la ciudad en 1863, aparecer en el censo poblacional de 1867 y por ser beneficiaria de la titulación de 35 hectáreas en el proceso de entrega de tierras a los fundadores. Esta historia, desconocida aún para muchos pereiranos, no ha sido lo suficientemente difundida entre la población y menos entre los niños y niñas. Dora quiso aportar este texto infantil, no solo para hacer visible una mujer afropereirana referente para las niñas, si no acercar el entorno escolar a la historia de una mujer que por años fue invisible en los textos de historia de la ciudad.

A través del cuento, Dora no solo logra narrar detalles de la vida de Guadalupe, de una manera didáctica, con adaptaciones para facilitar la lectura infantil, si no que permite identificar tradiciones ancestrales, problemáticas sociales de las mujeres y actividades económicas realizadas, transmitiendo valores como el trabajo, la autonomía económica, la solidaridad, la inclusión y la diversidad.

Agradezco a Dora la escritura de este libro, no  sólo porque permitirá a las niñas  tener un referente en el cuento y en la autora, si no porque nos hace cuestionar y reflexionar sobre los espacios de inclusión y diversidad para nuestra niñez, en un departamento tri étnico y multicultural y donde 44 mil personas hacen parte de la comunidad afrodescendiente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí