La piel que mostramos es el reflejo de nuestros hábitos cotidianos

6
0

 

 


Algunas recomendaciones para mantenerla hidratada, tersa y oxigenada. La buena alimentación es indiscutiblemente uno de los pasos a seguir.


 

 

La piel es el reflejo de nuestro estilo de vida y estado de salud. Para que siempre luzca hermosa influyen los buenos hábitos alimenticios, el cuidado permanente, el uso de productos especializados para cada zona y la actividad física.

La piel es el órgano más grande que posee el cuerpo humano y su función principal es la de proteger los órganos internos de gérmenes, bacterias y los dañinos rayos solares.

 

 

Una alimentación rica en antioxidantes previene el envejecimiento prematuro y evita enfermedades en el cuerpo y problemas de salud, además de ayudar a que el sistema digestivo funcione correctamente y nuestro estilo de vida mejore.

 

El aguacate, los tomates y los esparragos son alimentos ricos en antioxidantes
El aguacate, los tomates y los esparragos son alimentos ricos en antioxidantes

 

El brócoli y las avellanas por ejemplo, ricos en antioxidantes y vitamina C, esta última tiene la capacidad para producir colágeno y mantener la piel más flexible y sana. Frutas como el mango, la papaya, la  fresa, kiwi, albaricoque, melocotón, pera, manzana, melón, tomate también son recomendables para aumentar la producción de colágeno.

El pescado o frutos del mar contienen  ácido graso Omega 3, que mejoran el funcionamiento celular.

Alimentos con alto contenido en vitaminas, aminoácidos, ácidos grasos insaturados, y oligoelementos nos ayudarán a mantener la piel hidratada, tersa y oxigenada.

 

Pescado, citricos y verduras ricos en ácidos grasos insaturados, y oligoelementos
Pescado, citricos y verduras ricos en ácidos grasos insaturados, y oligoelementos

 

Recuerda complementar tu dieta consumiendo vitamina A presente en la mantequilla, la leche, el queso, los huevos. La vitamina E presente en hortalizas de hojas verdes como espinacas, grelos, coles, lechuga.  

Entre los minerales, el hierro y el zinc, son esenciales para mantener la piel, el pelo y  las uñas en buen estado

 

 

Para mantener una piel radiante la hidratación es la clave, los expertos recomiendan tomar  2 litros de agua por día, así evitaremos que la piel se reseque o agriete.

Una de las zonas más importantes a cuidar es el rostro, por ser este nuestra carta de presentación, claro está sin dejar atrás nuestro cuerpo

 

 

El cuidado del rostro comienza con una adecuada limpieza, se recomienda el uso de  jabones tipo syndet y exfoliantes suaves que ayudan a la renovación celular. Todo depende de la edad y las necesidades de cada persona. Se recomienda exfoliar la piel por lo menos 1 vez a la semana para mantener las células renovadas y lucir un rostro más fresco.

 

 

 

Otra de las recomendaciones que hacen los dermatólogos es el uso de bloqueadores solares, este producto además de repeler los nocivos rayos del sol es el mejor anti edad a largo plazo.

 

 

 

 

La recomendación es incluir frutas y verduras, agua y ejercicio, además de un buen descanso, como mínimo dormir 6 horas al día para permitir que las células cutáneas se recuperen.

Estos simples pasos son necesarios para mantener una piel radiante, y mantener un estilo de vida saludable.

 


 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí