Lo más al norte de nuestro sur, parte II

19
0

Galería de fotos, Jorge Andrés Morales Velásquez |

Apreciar  la inmensidad y riqueza del océano, contrastado con la inmensidad y precariedad aparente del desierto, es un ejercicio que necesariamente nos debe conectar con la realidad de La Guajira y sus pobladores.

 

 

Enfrentados a unas condiciones naturales difíciles y defendiendo su acervo cultural, son impactados, no necesariamente bien, por el avance de la “civilización” y al final,  las manos vacías y el deterioro del recurso natural son las señales que nos hacen pensar que algo estamos haciendo mal.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí