Los alquimistas del café

1
0

 


Hay que  escuchar lo que el profesional detrás de la taza tiene para compartir sobre el lugar donde fue cultivado , sus atributos y cualidades particulares.


 

El lugar del café en el mundo

La historia del Café inicia, según las evidencias botánicas, en las mesetas de Etiopía Central.

Su travesía empieza aproximadamente hacia el siglo XV en Arabia y desde allí se extiende por el mundo.

Se dice que llega a Colombia de manos de los monjes jesuitas españoles a mediados del siglo XVIII.

A donde ha llegado el café, se ha abierto paso entre diferentes experiencias de consumo. Ha sido usado como ofrenda, como energizante, en ejercicios espirituales, como bebida terapéutica, como compañero de tertulias y vigía de las largas jornadas de creación de los artistas.

Con su expansión, el café ha logrado que las diferentes culturas lo acojan y adapten a su consumo, llevando así a la experimentación con su tueste, los grados de molienda, las mezclas y las formas de prepararlo.

 

 

Es aquí en donde se empieza a delinear una importante figura, el genio detrás del juego de las variables del café, un alquimista conocedor del grano que llegó para quedarse, dándole mucha más mística al fascinante mundo del Café: El Barista.

Un Barista se especializa en conocer todos los secretos que esconde una taza de café, desde el origen del grano hasta la forma de presentarlo a la mesa.

Este sibarita del Café reconoce con facilidad la calidad del grano y sabe perfectamente que método de preparación acentúa más ciertas características de sabor y aroma, según el origen, el tueste o la molienda.

Esta profesión, cada vez más popular, complementa la labor de caficultores, maestros tostadores y catadores, quienes han ido acercando cada vez más el café de calidad a los amantes de esta bebida.

 

Barista, promotor de la cultura cafetera

 En 2016 la Universidad Tecnológica de Pereira en alianza con la firma consultora 7Q, realizó el estudio “Consumo de Cafés Especiales en población universitaria en el Paisaje Cultural Cafetero“, el cual reveló que el 72 % de la población joven del Paisaje Cultural Cafetero con estudios universitarios en curso, es consumidora de café, cifra que habla de cómo esta bebida ha conquistado a las nuevas generaciones.

Sin embargo, el estudio evidenció que aunque el  26 % de los jóvenes toman Café Especial, solo el 8 % es consciente de la caracterización especial del mismo, lo cual muestra que el concepto sobre lo que es un Café Especial es difuso y poco extendido.

 

 

Un 76 % de la población estudiada está en el rango del desconocimiento de lo que realmente es un buen café.

Frente a este panorama que muestra todo un camino por recorrer en cuanto a la pedagogía de consumo, el Barista, como conocedor de cada uno de los eslabones de la cadena del café, tiene la gran responsabilidad de acercar al consumidor al completo y fascinante universo detrás del café especial, aquel que ha sido cultivado en un microclima especial que le ha dado cualidades particulares, procesado de una manera diferenciada y que además ha sido tratado con sumo respeto en todo su camino hasta su destino final en la taza.

El Barista es el puente sólido entre quienes disfrutan un buen café y la historia detrás de la aromática bebida.

Es el guía que enseña que hasta de un mismo café se pueden obtener diversas experiencias sensoriales, solo con modificar su grado de molienda o el método de extracción.

Un buen Barista se forma constantemente, conoce el origen del café que usa como insumo, así como sus particularidades.

 

 

Conoce las características de los diferentes grados de tueste, reconoce la importancia de la calidad del agua que usa, domina diversos métodos de preparación, así como la combinación de tueste y molienda más adecuada para cada uno de ellos, pule constantemente sus habilidades para crear obras visuales con la leche (arte latte) , y lo más importante, aconseja y acompaña a quienes gustan del café para que logren apreciarlo en su máxima expresión.

Con café de calidad cada vez más al alcance de nuestro paladar, gracias a las diferentes Tiendas de Café de especialidad que se van abriendo paso en las ciudades colombianas, vale la pena buscar aquellos lugares donde sea posible deleitarse con café de origen y escuchar lo que el profesional detrás de la taza de café tiene para compartir sobre el lugar donde fue cultivado, sus atributos y cualidades particulares.

 El reto de los Baristas, sobre todo de aquellos que se desempeñan en tierras marcadas por el cultivo de café, es difundir y promover la Cultura Cafetera, la cual merece ser vivida y disfrutada hasta el último sorbo.

 

La denominación de origen Café de Colombia ha logrado ubicarse como una de las más apetecidas alrededor del mundo.

Disfruta delicioso Café de origen
en María Antonia Café Boutique
Calle 23 No. 6-35, Pereira.

Cultivado en finca a 1700 msnm
en Belén de Umbría, Risaralda.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí