El mundo de las mascotas: comercio o pasión

3
0

Banner_mascotas

 


¿Qué tan saludable es para una mascota consumir un alimento  procesado y  totalmente seco, cuando su información genética y ancestral  indica que debe  ser húmedo, fresco y crudo?


 

Las condiciones sociales, ambientales y familiares de los seres humanos son cada vez de una complejidad mayor, y activadas por un automatismo cotidiano que permite que cada vez más lo consciente esté menos presente en la realidad personal.

Estas características de comportamiento humano instan a la búsqueda permanente de un referente común entre los integrantes de una sociedad, que los vincule  y relacione emocional y sentimentalmente.

Aún más cuando aparece un síndrome denominado “nido vacío” que se da cuando las parejas prefieren tener en lugar de hijos mascotas, apareciendo de esta manera el rol protagónico de éstas en la vida social humana.

 

Mascotas

 

Lo anterior es válido como parte importante de la salud emocional, pero pierde esa validez cuando un sector de la economía reconoce un potencial muy positivo en ello, y se encarga de motivar la presencia de mascotas en la vida  familiar mediante recursos publicitarios que hacen  ver muy fácil su tenencia en la convivencia diaria.

De esta forma, el mercado de mascotas en Colombia, según datos contenidos en un estudio de Euromonitor de octubre de 2016, ocupa un quinto lugar, por debajo de Estados Unidos, Brasil, México y Chile, con un crecimiento anual del 13%, con tendencia al incremento y representado, en mayor proporción, en la comercialización de alimento balanceado para perros y gatos; con un crecimiento, lento pero firme, en el renglón de ropa y accesorios complementarios.

Un colombiano puede estar haciendo un gasto mensual promedio de 20 dólares en el sostenimiento básico de su mascota, y hasta los 280,incluyendo mantenimiento médico y  accesorios especializados.

Ahora es importante observar, un poco, cual es el resultado de esta intervención humana, referente a lo emocional de un lado y en lo comercial del otro, con respecto a la salud y bienestar animal de las mascotas.  

 

Mascotas - 1

 

Se han preguntado: ¿qué tan saludable es para una especie consumir un alimento diariamente, procesado y totalmente seco, cuando su información genética y ancestral  indica que debe ser húmedo, fresco y crudo?

Que además de lo anterior, este alimento debe contener sustancias que permiten su conservación por un largo periodo de tiempo, comprendido entre su fabricación y fecha de consumo, sin que se deteriore, y que muchas de esas sustancias suelen ser hepatotóxicas o podrían afectar el sistema renal de los animales.

Seguramente que no. Y es comprensible, porque la parte emocional humana nos dice que debemos darle lo mejor a nuestra mascota, y entre más especializado mucho mejor.

Y la parte comercial del mundo de las mascotas nos induce a consumir ese tipo de alimento porque supuestamente contiene la más balanceada dieta para el animal y además su dispensación es fácil, características perfectas para la poca disponibilidad de tiempo que tenemos como propietarios.

Un tipo de alimentación que se acomoda perfectamente a la situación.

Esta es la mejor demostración de volver una necesidad humana en un negocio de inmensas utilidades económicas.

 

Mascotas - alimento gato

 

¿Pero dónde queda la salud y el bienestar de nuestra amada mascota? No nos lo preguntamos porque no hay dudas aparentes para hacerlo, pero: ¿cómo puede ser que un alimento no natural para una especie no le afecte en alguna forma?

Podría ser que muchas de las alergias y enfermedades de la piel estuvieran asociadas al uso de alimento concentrado, sin diferencias de marca, sabor o precio, y en mi práctica particular lo he visto muchas veces, cuando al invitar a los propietarios a modificar la dieta de la mascota estas mejoran ostensiblemente luego de recibir  largos tratamientos sin resultados muy positivos.

La tendencia a comer sano en los humanos la queremos proyectar en las mascotas y ahí aparece otro problema.

Los perros y gatos vegetarianos: nosotros podemos optar por esa decisión nutricional pero un animal con información genética carnívora no debería ser sometido a esa tendencia, pues: ¿dónde queda entonces el respeto por la vida animal natural?

Muchas veces los animales son maltratados de manera silenciosa e inconsciente, de una manera sutil y poco impactante.

Un  ejemplo es la manera de alimentarlos: abusamos de su capacidad de adaptación al medio para sobrevivir y creemos que lo que hacemos está bien solo porque no se presentan efectos visibles de inmediato.

 

Mascotas - perro y gato

 

Dos generaciones anteriores, en nuestra sociedad, tenían la costumbre de preparar el alimento para las mascotas en la casa, y para ello compraban los ingredientes necesarios. Era una dieta  exclusiva para ellas y por lo tanto se alimentaban mejor.  

Ahora no hay tiempo y existe la facilidad del alimento concentrado. Si no fuese de esta manera: ¿Cuántos de nosotros se atrevería a tener una mascota?

Actualmente existe la posibilidad de dar alimento natural y apropiado para la mascota que tenemos en casa, sin incidir con la poca disponibilidad de tiempo que se tiene, pero con un mejor resultado en la salud y el bienestar del animal.

No se trata de hacer juicio alguno sobre  lo que hacemos. Estas notas solo buscan sensibilizarnos para que observemos cuanto de lo natural como animal hay en nuestra mascota y cuanto de humano les hemos impregnado a su diario vivir.

Sus enfermedades no son más que el reflejo somático de nuestras preocupaciones y emociones en ellos.

Consulte a su médico veterinario profesional por una opción más natural de alimentación para  su mascota.  Y dele la oportunidad de revivir su ancestralidad alimentaria, ayudándole de paso a mejorar su salud y calidad de vida.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí