Un poco de dolor en el sexo no está mal.

14
0

El bondage, la  dominación, el sadismo  y el masoquismo son  prácticas  alternativas conocidas como BDSM. En Pereira existe la comunidad  “Mazmorra Ama Spank” que desde hace un año viene realizando actividades encaminadas a aumentar su práctica de manera responsable.


La sexualidad del ser humano es un mundo lleno de matices, tonos y formas, donde todo es posible. Y cuando digo todo no exagero.

Desde que el hombre descubrió el placer ha experimentado progresivamente con su cuerpo y con el cuerpo del otro.

Estas experimentaciones han ido evolucionando junto a la mentalidad de hombres y mujeres.

En un principio, evocando  la pre historia, el sexo era un acción impulsiva de satisfacción  que tenía como principio preservar una especie.

 

Ilustración tomada del blog Clíonatas

 

En aquella época la sexualidad no conocía mucho de límites o prohibiciones, en la civilización egipcia por ejemplo era permitido el incesto y la prostitución.

Y en la antigua Grecia  la homosexualidad era abiertamente aceptada.

Más tarde parte del sexo fue adornado y permeado por la religión. Condenando y satanizando varias prácticas, lo que limitó la exploración del hombre con su sexualidad, llevándolo a vivir experiencias centradas en la reproducción.

Una de las primeras culturas en reprimir la sexualidad fue la Judía. Una involución bastante aburrida.

En la Edad Media la virginidad tomó fuerza. Ser casto era sinónimo de pureza, principalmente en las mujeres.

En el Renacimiento la sexualidad toma un nuevo respiro. La represión de las conductas sexuales comenzó a ceder, aunque no lo suficiente.

 

 

Ya en otras civilizaciones precolombinas como Los Aztecas o Los Incas, predominaron  otras formas de intimar. Coincidieron en la siguiente premisa: “La sexualidad era un aspecto natural y esencial de  la cultura”.

Entre los siglos XVIII Y XIX se reconoce abiertamente la masturbación, que inicialmente fue condenada.

En la actualidad, los tabúes sobre el cuerpo y su capacidad sexual comienzan a disminuir.

El cuidado de la vida sexual libre, plena y segura, comenzó a ocupar un lugar en la civilización humana.

 

 

De hecho la sexología, como ciencia, nace en los años  70,  y prácticas sexuales como el BDSM (bondage, dominación, sadismo  o sumisión y masoquismo) aparecen por vez primera en los 90.

La sigla agrupa otras prácticas que pueden catalogarse como fantasías sexuales, parafilias y fetichismo.

Sobre esta práctica hay mucho en construcción y descubrimiento. Está rodeado de mitos y desinformación, muchas de sus actividades  han sido marginadas dentro del universo de la sexualidad convencional o tradicional.

Y aunque han existido intentos de acercamiento hacia el universo del BDSM, como lo hizo el cine con películas como “Blue Velvet”, “The Piano Teacher”, “Nymphomaniac” y la famosa “50 sombras de Grey”, en Colombia esta práctica aún se conserva en cierto anonimato.

 

Foto tomada del portal Variety

 

De hecho las comunidades bedesemeras de Colombia son pocas.

En Pereira tuvimos la oportunidad de conocer una. Su nombre es “Mazmorra Ama Spank”, y recientemente realizaron un evento con motivo de la celebración del 24/7, el día mundial del BDSM

Allí estuvo #LaOciosa, recorriendo con sus sentidos los espacios dispuestos por esta comunidad para compartir sus vivencias, prácticas y conocimiento con los asistentes, quienes además de ser espectadores pudieron participar activamente.

Hablamos con Ama, una mujer de presencia fuerte y dulce al mismo tiempo. Su conocimiento sobre estas otras prácticas sexuales  es evidente.

 

BDSM - AMA SPANK - PEREIRA

 

La fascinación de asistentes y curiosos fue siempre tratada en un tono de respeto y humor que permitió llevar con éxito la muestra.

Prácticas sexuales como el bondage, la perforación con agujas, la cera caliente sobre el cuerpo y el fisting fueron protagonistas.

La temperatura del espacio aumentó a medida que oscurecía, y los rostros de todos se iban transformando conforme el calor aumentaba.

El sexo, sí, el sexo nos congregó.

Nos unió y nos hizo conocernos y reconocernos dentro de un espacio donde todos fuimos vulnerables y humanos.

Tal vez en esto radica el BDSM: en ser una práctica, ante todo, humana, donde no importa qué rol  asuman ambas, o más partes.

Lo más importante es el disfrute pleno del cuerpo, y de la mente y del espíritu libre de culpas.

BDSM con Ama Spank:

La sexualidad sí conoce de límites. Hablamos con Ama Spank, líder y dominante de la comunidad Mazmorra Ama Spank, para aclarar algunos conceptos alrededor del BDSM. Nos acercó a su esencia y ofreció el verdadero significado de algunos  mitos.

Para ella la sexualidad es ante todo una condición humana.

Celebración 24/7

El 24 de julio se celebra el día mundial del BDSM, una fecha sugiere sumisión o dominación las 24 horas del día durante los siete días de la semana.

En Pereira, la celebración se llevó a cabo en Classic Café Bar donde  participaron tiendas de lencería, sex shop y otros emprendedores que junto a la comunidad bedesemera de Ama Spank  exhibieron algunos de sus juguetes e hicieron demostraciones de prácticas sexuales, entre otras actividades.

[sliderpro id=”181″]

 

Próximos eventos

Taller Bondage:

Lugar: Classic Café Bar
Fecha: jueves 03 de agosto
Hora: 6:00 p.m
Info y reservas: 319 728 2863

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí