5 historias de emprendedores que hacen de Pereira una ciudad creativa.

13
0

Jóvenes risaraldenses están creando empresas y proyectos colaborativos donde además de ganarse la vida, impactan comunidades en  lo social y  ambiental. Son otras formas de hacer y desarrollar la ciudad.


El pasado sábado 15 de julio  en el Hotel Uno Gastro Bar, el laboratorio Pop Up Networking realizó su Mercado Creativo, después de años y años de buscar, identificar y articular proyectos   dedicados a trabajar con economías creativas o “naranjas” en espacios digitales o  físicos.

Se basan en el principio clave del   “trabajo colaborativo”.

El Mercado contó con aproximadamente 20 expositores, entre artistas, músicos, diseñadores, innovadores en gastronomía y turismo, entre otros emprendedores de la región.

                                                                                 Mercado cretivo Pop Up  – Foto por Jess Ar

Con una alta respuesta de la gente que asistió, llenó el lugar, preguntó y conoció nuevas maneras de hacer empresa a partir de lo creativo, lo novedoso y el cuidado al medio ambiente, se demostró una vez más que en Risaralda los deseos por trabajar en conjunto están más vivos que nunca.

Sorprende gratamente encontrar también muchos proyectos con sentido social, donde el apoyo a las comunidades vulnerables prima.

En #LaOciosa recorrimos el mercado, uno a uno, escogimos 5 proyectos que nos rayaron, y queremos compartir con ustedes sus historias.

Mercado emprendedores Pop Up

1. Fundación más árboles más vidas

Mauricio García es administrador ambiental,  nació en Santuario, y de la mano de su abuelo conoció la importancia de cuidar el agua y sembrar árboles.

La deforestación fue siempre un tema sobre la mesa en su familia, y tal vez a raíz de eso le quedó siempre una  sensación de responsabilidad y cuidado con el planeta.

Pero no fue hasta el año 2014 que  constituye la fundación Más árboles más vida junto a otros 5 compañeros, todos ellos administradores ambientales, con quienes desde entonces viene sembrando árboles en reservas naturales y lotes.

Al día de hoy ya son  cerca de 14.100.

La experiencia de sembrar un árbol es purificadora, de hecho, en lugares como Japón se busca estar en contacto con un bosque para  relajar la mente y el cuerpo.

Sembrar un árbol, en palabras de Mauricio, es “ofrendar vida” al planeta, devolverle a la tierra un poco de lo que nos da cada día.

[sliderpro id=”166″]

 

2. Horus Bajo Cero

El mundo de los helados tocó el corazón de Jhonatan Rodas gracias a su esposa María Eugenia Acevedo, una  ingeniera de alimentos con quien fundó Horus Bajo Cero.

Un producto totalmente natural que tomó las raíces del Gelato, “el papá de los helados”, y se adaptó a las ideas que Jhonatan y María Eugenia venían concibiendo en su cabeza desde tiempo atrás.

Las gelaterias y el arte que las rodean comenzó a calar tan fuerte en su diario vivir que Johnatan empezó a pintar algunas piezas en honor a esa cultura en Italia.

Estos helados toman las bondades de la leche,  y  todas las frutas, entre ellas las amazónicas como el copoazu.

Son fabricados sin conservantes, sin aditivos y sin azúcares.

El equilibrio entre entre lo dulce y lo frío lo convierte de inmediato en un helado particular y 100% natural.

Horus Bajo Cero, aparte de endulzar de manera  diferente la vida de sus clientes, tiene una línea social que consiste en llevar sus productos  a niños de escasos recursos en la ciudad de Pereira, además de apoyar el proyecto de moda social incluyente un programa sin ánimo de lucro que se implementa en varios sectores de la región los cuales son visibilizados y reconocidos en su diversidad cultural a través de la moda.

[sliderpro id=”167″]

 

3. Taller de vida

Entre los proyectos exhibidos en el Mercado Creativo nos topamos con Taller de Vida, una organización experta en intervención psicosocial dirigida principalmente a comunidades indígenas y población afrocolombiana.

Su trabajo se enfoca en la asesoría a maestros y maestras para que comprendan la metodología de intervención psicosocial, y de esta manera, mitigar los impactos de la violencia política y el desplazamiento en la vida de los niños, niñas y jóvenes.

Mantener las prácticas culturales de los niños y niñas indígenas y afrocolombianos, es otra de las tareas que le dan sentido al proyecto junto a  la participación ciudadana y el reconocimiento de los derechos .

En Risaralda Taller de Vida interviene 3 municipios: Pereira, Dosquebradas y Santa Cecilia.

En Pereira se  encuentra trabajando en la comuna Villa Santana, en los barrios Las Brisas, Danubio, Remanso y Tokio.

[sliderpro id=”169″]

 

4. Awaq

Awaq que significa “Tejedora” en quechua, es el nombre que recibe el emprendimiento liderado por Andrea Rodriguez, que se  dedica a trabajar las medicinas de la tierra para armonizar mente, cuerpo y entorno.

Entre sus productos se encuentran las sales vitales, en caso de contusiones, dolores y para descargar energéticamente el cuerpo;  el tónico de Palo Santo y de Cannabis para artritis y artrosis; el bálsamo de coco que combate los hongos e infeccioones en zonas íntimas.

Todos estos productos son cosechados por Andrea en la terraza de su casa, un jardín urbano que cuida y protege a diario.

Lo ha creado en  materas y contenedores de fácil manipulación, gracias a que las plantas aromáticas son pequeñas y caben perfectamente dentro de un espacio “medianamente grande”.

La pasión por cultivar comenzó cuando estaba pequeña y su abuelo le enseñó el arte de trabajar la tierra con huertas.

Años después se conectó de manera más real con las plantas y desde entonces trabaja día a día en la creación de sus productos.

[sliderpro id=”168″]

 

5. Vidas en Rojo

Un proyecto de dos talentosos diseñadores, Andrés Salazar y Daniel Ramírez, que a través de la moda sensibilizan a la sociedad sobre el VIH.

Andrés, activista en torno al VIH, trabaja desde hace dos años  y medio desde la Red de Jóvenes Positivos de Colombia y la Agenda Municipal de Diversidad Sexual.

Él coincidió hace 3 meses con Daniel y desde entonces vienen trabajando juntos en la sensibilización sobre esta enfermedad.  

Andrés comunica al mundo a través de su arte, creando en accesorios  y prendas con técnicas artesanales bajo el nombre London Workers, por su parte Daniel es un enamorado de la Alta costura y el detalle, su marca se llama Danifi Ramírez.

Además de su gran proyección como diseñadores, está su labor social bajo el nombre Vidas en Rojo en la cual ambos unen fuerzas para ir más allá; apoyando a micro empresarios que como ellos  buscan espacios tanto en el sector público como en el privado para llevar a cabo sus emprendimientos.

[sliderpro id=”170″]

 

La fundación recién empieza a tomar fuerza y tendrá una activación en Uno Hotel Gastro Bar este próximo miércoles.

El evento se llama Benéfica y la intención es reunir recursos para formalizar las actividades de la fundación y por supuesto continuar el proceso de sensibilización.

Los invito a que miren el fan page de Vidas En Rojo y se animen para que este miércoles bailemos con toda nuestra buena vibra ¡Vale la pena!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí