Pequeñas acciones en casa para minimizar el impacto en el medio ambiente

4
0

 


El cambio climático desde la revolución  industrial es una realidad,  a partir de esa época  la temperatura de la tierra ha incrementado de manera acelerada.  

Colombia es el tercer país del mundo más vulnerable frente a su efecto en la vida humana.  ¿Qué estamos haciendo cada uno de nosotros? ¿Qué podemos hacer desde nuestros hogares?



 

Crear la conexión

El cambio climático es un aspecto cotidiano que necesita generar reflexión en la conciencia humana  para despertar acciones,  y así modificar comportamientos naturales  que contribuyan al cuidado de la madre tierra.

Hablar de cambio climático crea un panorama exigente,  por esto  es necesario reflexionar sobre nuestra estadía en el planeta, equilibrando nuestra moral junto con nuestras acciones diarias.

 

 

El cuidado y conservación  es una elección y necesita de cada uno de nosotros.

Buscar el equilibrio para que los humanos vivamos en armonía con la tierra depende de nuestra relación con la naturaleza, y  es importante reflexionar sobre nuestro vínculo y  contribución para su bienestar.

Si hay conexión  la cuota de cuidado es de manera natural. Te has preguntado: ¿cómo contribuir al cuidado de los recursos naturales?

El cambio climático es una problemática de actualidad, que se ha acelerado a grandes rasgos, y es una de las mayores amenazas medioambientales a las que se enfrenta nuestro planeta.

Es urgente un nivel de compromiso alto por cada ser humano que habita el planeta, es inminente crear rutinas diarias para el cuidado.

 

¿Qué es el cambio climático?

El cambio climático desde la revolución  industrial es una realidad. Según el fondo mundial para la naturaleza,  WWF, a partir de  esa época  la temperatura de la tierra ha incrementado de manera acelerada por el aumento de la emisión de gases de efecto invernadero, generada por actividades humanas como la quema de combustibles fósiles, petróleo, gas, carbón y remoción de bosques.

Estas emisiones impactan el balance climático global, causando efectos adversos sobre las condiciones para la supervivencia de la vida en el planeta.

Con el aumento de la temperatura se derriten los polos, sube el nivel del mar,  las poblaciones costeras se ven afectadas, la agricultura sufre, y peligra la seguridad alimentaria.

Los fenómenos climáticos cada día son más intensos e impredecibles.

 

 

Según la ONU, Colombia es el tercer país del mundo más vulnerable frente al cambio climático.

La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMCC), lo define como “un cambio de clima atribuido directa o indirectamente a la actividad humana que altera la composición de la atmósfera mundial, y que se suma a la variabilidad natural del clima observada durante periodos comparables”.

Es uno de los diversos cambios ambientales concurrentes a escala mundial, y que afectan simultáneamente  la salud humana.

 

Verano del hielo marino en el Ártico (1984- 2012)- Foto tomada de El Espectador

Las sequías, las inundaciones, las enfermedades y desastres naturales  han incrementado más de lo esperado: olas de calor, inundaciones,  sequías, expansión de enfermedades y riesgos pronunciados en numerosos ecosistemas como los páramos,  reguladores del ciclo del agua.

Para enfrentar el futuro  es necesario pensar cómo será la vida en el año 2030, pues de nuestra contribución de hoy dependerá nuestra adaptabilidad.

#YoAyudoAlPlaneta

El Cambio climático como un reto para el ser humano:   admirar, cuidar, conservar y  promover   la  naturaleza  forma parte  de una  transformación humana.

 

Cómo contribuir:

  • Reciclar las hojas de papel: se pueden volver a usar, haciendo libretas de apuntes o separando el papel de los demás residuos para ayudar a los recicladores.
  • Usar menos productos desechables: evitar el uso de estos productos, cámbialos por productos reutilizables.           

 

  • Apagar los interruptores y tomacorrientes: con esta acción ayudas a tu bolsillo y el planeta
  • Reutilizar el agua de la lavadora: y ahorrar agua en la ducha mientras te enjabonas. Con esta agua por ejemplo puedes lavar el baño.
  • Apagar siempre las luces de la habitación: y de las zonas comunes donde no sean necesarias.

 

  • Separar la basura: los residuos en cuatro zonas/bolsas: orgánico, envases, papel y vidrio
  • Cargar bolsa reciclable en la cartera, carro o maleta: para todo tipo de compra.
  • Reducir los desperdicios de comida.
  • Caminar más. 
  • Usar más la bicicleta: que pico y placa sea una excusa para ir al trabajo en bicicleta. Es el transporte del futuro.
  • Usar más frecuente el transporte público.
  • Denunciar la tala de arboles.
  • Llamar y alertar  en caso de aves o animales  en cautiverio.
  • Hacer un llamado de atención al ciudadano vecino que arroje basuras.

 

 

  • Dar ejemplo.
  • Ayudar a los animales en la comunidad: perdidos  o en mal estado.
  • Incrementar el consumo local: los pequeños comercios crecen, y así se fomenta la economía de la comunidad y la explotación responsable de los espacios adecuados para la agricultura.
  • Si tiene espacio haga una compostera casera. 

 

 

Estas acciones diarias nos ayudarán a reconocer y enfrentar un futuro, porque seguramente todos queremos un mundo verde, donde el aire siga siendo puro, donde el cantar de las aves marque la hora al despertar, donde la primavera vista de colores los árboles para que el verano luzca su mejor sol.

Únete y contribuye a diario:  #YoAyudoAlPlaneta

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí