Cicloruta troncal alternativa

6
0

La valorización de la bicicleta como medio de transporte para nuestra ciudad, además de una necesidad económica, es una conquista social que debe ser obtenida a través de esfuerzos coordinados con todos los actores


 

El crecimiento y desarrollo de las ciudades, como fenómeno de evolución social, económico y político, trae consigo, entre otros problemas, el relacionado con la movilidad o desplazamiento de sus habitantes, los cuales se ven abocados a emplear los distintos medios de transporte existentes: vehículos de servicio público y particular, motocicletas, bicicletas, vehículos de tracción animal o bien trasladándose a píe.

Como consecuencias del incremento poblacional, los diferentes medios de transporte utilizados por los habitantes de la ciudad para movilizarse, han aumentado, al igual que la demanda de espacio para su desplazamiento, y la demanda de mantenimiento de la infraestructura existente, que permita un adecuado traslado vehicular y peatonal en la ciudad.

La movilidad se convierte entonces en un elemento que tiene la capacidad de tejer la ciudad físicamente, esto es, crear un todo permeable y recorrible y, más importante aún, de restablecer los diálogos, objetivos e intereses entre los actores de lo urbano (lo político, social y lo económico), y en fin, todas las complicadas relaciones que implica lo urbano.

 

Foto: Jess Ar.

 

La manera de desplazarse de un punto a otro dentro de una ciudad impacta tanto al usuario que utiliza un vehículo motorizado como a aquel que realiza sus desplazamientos alternativamente.

La Bicicleta, para la ciudad de Pereira, en pocos años realmente, se ha ido transformando mas que en una actividad de paseo a ser un modelo alternativo de transporte ciento por ciento limpia, acortando distancias y utilizando a pesar de las circunstancias una infraestructura vial que poco a poco está reconociendo estos nuevos actores urbanos; y es que este “caballito de acero” en términos de movilidad se convierte en un sistema de transporte limpio, ya que no utiliza ningún tipo de combustible, lo que permite la revitalización del cuerpo evitando problemas de salud, ya que funciona con el impulso humano; contribuyendo con la recuperación del medio ambiente, ya que su parque automotor no emite partículas o residuos de ninguna índole.

La valorización de la bicicleta como medio de transporte para nuestra ciudad, además de una necesidad económica, es una conquista social que debe ser obtenida a través de esfuerzos coordinados con todos los actores, porque este tipo de iniciativas no requieren estudios y obras costosas, pero sí de una buena dosis de imaginación y una firme determinación, como se ha estado implementando aunque de una manera “tibia” con las ciclobandas. “Por algo se empieza, lo importante es empezar”.

 

Foto: Jess Ar.

 

El éxito de esta idea es que todos promocionemos el uso de la bicicleta aprovechando el respaldo e interés del sector público y privado. Para que se dé este tipo de iniciativas y materializándose con una política urbana como cualquier modalidad de transporte que necesita ser reconocido tanto en su papel como su lugar, así como cuando se planifica la norma o los usos del suelo de un territorio. Las bicicletas pueden llegar a cubrir una proporción importante de los viajes urbanos de Pereira, principalmente movimientos casa – trabajo y casa – estudio.

En la ciudad de Pereira es necesaria la implementación de estos sistemas para que mejore la movilidad, debido a la conglomeración vehicular que se está presentando en la ciudad, no solo en horas pico sino también en horas fueras de este rango. Por problemas que se han ido incrementando con las medidas impuestas por los gobiernos municipales del pico y placa extendido en la ciudad de Pereira, los corredores alternos, que buscan mejorar la movilidad,  un carril para libre circulación genera conflictos de transporte debido a que algunas zonas donde opera el SITM poseen solo dos calzadas, una para el sistema de transporte masivo y otra para todo tipo de transporte, motorizado, automotor, ya sea buses, taxis , particulares y el transporte alterno conformado por bicicletas.

En vista del problema anterior, la ciudad no posee un sistema de transporte alternativo que permee ese impacto negativo que se está presentando en la movilidad de la ciudad.

 

Foto: Jess Ar.

 

La ciudad no ha enfatizado en la adecuación de ciclo-rutas continuas como un sistema alternativo de transporte, ni articulando la red de espacios públicos y corredores ambientales como sistemas estructurantes de la ciudad. Este sistema debe plantear soluciones de movilidad para todos, particularmente para aquella población que no posee los suficientes recursos económicos para sus desplazamientos por medio de los sistemas de transporte público como los buses, taxis y el Sistema de Transporte Masivo Megabús; además deberá propender por la articulación de equipamientos educativos como la Universidad Tecnológica de Pereira junto con los principales parques y zonas recreativas de la ciudad, los cuales ofrecen demanda de usuarios en transporte alternativo que no se han tenido en cuenta.

Teniendo como fortaleza que la ciudad aún posee cortas distancias para realizar trayectos a pie y en bicicleta lo cual pueden generar dinámicas de movilidad que contribuyan al mejoramiento de la calidad de vida de los pereiranos y así de esta manera contribuiría a generar una ciudad más compacta y articulada.

Dentro de uno de los proyectos estratégicos del Plan de Ordenamiento Territorial se tiene la implementación de la Cicloruta Troncal Metropolitana (CTM), la cual se debe incentivar y propiciar a través de la Avenida 30 de Agosto, y que tiene todas las posibilidades tanto topográficas como de intervención de sus antejardines para conformar a todo lo largo de la ciudad este sistema; acompañado por la troncal de transporte masivo y articulando las cuatro (4) centralidades con mayor generación y recepción de viajes como es la Zona Centro Metropolitano, Zona Sur – Occidental (ciudadela cuba), la Zona Oriental (Circunvalar- Álamos-Pinares) y el Municipio de Dosquebradas.

 

Foto: Jess Ar.

 

Y que esta reflexión no solo quede en un escrito, sino que nos comprometamos a seguir pensando y trabajar por tener realmente un sistema alternativo a través de una cicloruta troncal metropolitana donde se articule, ahí sí, con las diferentes ciclobandas propuestas por la administración local, materializando un proyecto de alto impacto social y urbano.

 

Cicloruta en diferentes partes de la ciudad de Pereira

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí