#CiudadaníaActiva: “Seguiré reciclando hasta que mis fuerzas me lo permitan”: Juan Isidro Conejo

70
2

Durante la actual crisis desatada por el Covid- 19 sólo se habla del obligado confinamiento de los más viejos. Pero poco se dice de los que siguen en primera línea, aportando de manera activa su conocimiento y experiencia a la sociedad.

Coordinados por el profesor Franklin Molano, tres estudiantes de tercer semestre de la asignatura de Prensa de la Licenciatura en Educación de la Universidad Tecnológica de Pereira (UTP), adelantaron entrevistas a igual número de personas mayores. Por considerarlas de gran interés, iniciamos hoy su publicación.

 

Por,  Jhean Carlo Rivera – jhean.rivera@utp.edu.co |

Juan Isidro Conejo, así se llama el hombre. Su historia de vida es muy interesante, de mucho sacrificio y perseverancia. La basura ha sido un problema de todos los ciudadanos que ha pasado desapercibido, hay residuos en todas partes y nadie hace nada. Don Juan es un señor como cualquier otra persona pobre de este país y su oficio es el de reciclar. Vive en el barrio Olaya Herrera del municipio de Dosquebradas en el departamento de Risaralda, un lugar tal vez poco transitado. Pero bueno, yo no soy el indicado para hablarles de este sitio, tuve la oportunidad de platicar con don Juan y sus palabras son las más convenientes.

 

Casa del señor Juan Isidro

                                                          ¿Cómo es el barrio Olaya Herrera?

El barrio Olaya Herrera es un barrio muy agradable, con pequeñas casas y la gente muy cordial que han hecho de éste un sitio muy tranquilo. Alrededor de 85 familias conforman el barrio, nuestras calles son algo pequeñas y desgastadas por el tiempo…

Nuestra comunidad es amable, la forman trabajadores humildes, amas de casa, pequeños comerciantes que se encuentran en sus tienditas y una que otra persona recién llegada a este barrio que han venido a buscar mejores oportunidades para vivir.

¿Quién es Juan Isidro Conejo?

Yo soy un viejo reciclador, nací el 18 de mayo en el año de 1935 en el municipio de Cartago (Valle). Tengo 84 años al día de hoy y a mis 18 años abandoné mi hogar en busca de nuevas oportunidades. Tuve problemas con mi familia y decidí marcharme, llegando aquí a Dosquebradas, que consideré un buen lugar para empezar una nueva vida.

Desde que llegué al barrio no he parado de reciclar, soy uno de los primeros habitantes del lugar y ayudé a la fundación del barrio Olaya Herrera. Con mucho sacrificio construí mi casa donde he vivido solo los últimos años.

¿Cómo empezó el oficio de reciclar?

Nunca imaginé reciclar y que mis años hayan pasado haciéndolo. Todo empezó cuando quise encontrar un empleo en alguna fábrica o empresa, realizando cualquier cosa. No lo conseguía porque me rechazaban debido a la enfermedad que tengo en mi pierna izquierda, que me limitaba un poco para hacer actividades de trabajo. Fue así como decidí empezar a reciclar, una idea que se me ocurrió por la desesperación de no conseguir trabajo.

El material desechado por las personas, lo empecé a guardar y comercializar para generar algo de dinero y a la vez también para remover esas basuras que presentan mal aspecto en cualquier lugar.

¿Hace cuánto tiempo recicla y cómo es el proceso hasta venderlo?

Desde hace 66 años estoy dedicado a reciclar escudriñando las basuras y lo que la gente del barrio me trae a mi casa. Para reciclar utilizo mi carreta y voy a los barrios cercanos como El Japón, Las Violetas y La Sultana. Conozco muy bien estos lugares y siempre encuentro buen material reciclable como cartón, botellas plásticas, latas etc. Cuando ya tengo almacenado bastante reciclado al final de cada mes, solicito un carro para que me lo transporten y lo llevo al barrio El Japón, en un lugar que conocemos como las bodegas, lo compran y lo procesan para volver a utilizarlo.

¿Cuánto dinero ganar por reciclar?

La verdad es que no es mucho, tan solo de 350 a 400 pesitos por 1 kilo de, es una cifra muy poca para el trabajo que hago. Pero qué vamos hacer, me toca seguir recolectando en la calle no es tan malo, el dinerito que gano me cae muy bien y con eso cubro mis gastos.

¿Cómo es su relación con las personas del barrio?

Por lo general, la gente del barrio es muy amable conmigo y por eso me traen todo el material que yo reciclo a mi casa. No lo dejan en la calle en las bolsas de basura como la mayoría de la gente lo hace, para que el camión de la basura se lo lleve. Ya me conocen por este trabajo y las personas de aquí me dicen que, gracias a mi actividad las calles del barrio se mantienen limpias.

¿Hasta cuándo piensa seguir reciclando?

Seguiré reciclando hasta que mis fuerzas me lo permitan, no es nada fácil hacerlo, pero con el tiempo le he encontrado el gusto y lo bonito de hacerlo. Pienso que toda la gente debería reciclar en sus casas y separar los materiales que desechan a diario, evitando un poco la contaminación que existe y el daño que causa a nuestro ambiente.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí