Día Mundial de la Alimentación

3
0

Sin embargo, un informe publicado la semana pasada exige pensar en otro factor que es transversal a la situación de abandono: el hambre.


 

El Día Mundial de la Alimentación se celebra el 16 de octubre de cada año. Fue proclamado en 1979 por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).​ Su finalidad es concientizar a los pueblos del mundo sobre el problema alimentario mundial y fortalecer la solidaridad en la lucha contra el hambre, la desnutrición y la pobreza.

Así, la dificultad que tiene el Estado colombiano para suplir sus vacíos de poder históricos ha sido tema inevitable de estas páginas todo este año. Sus principales resultados, la violencia contra líderes sociales y el aumento de los cultivos de coca, se han llevado con justas razones los reflectores. Sin embargo, un informe publicado la semana pasada exige pensar en otro factor que es transversal a la situación de abandono: el hambre.

Según un documento publicado por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), aunque en Colombia venimos avanzando en la reducción del hambre, estamos lejos de tener motivos para celebrar. La cifra es preocupante: hay más de tres millones de colombianos en condición de hambre e inseguridad alimentaria.

Por lo tanto, el Día Mundial de la Alimentación es una oportunidad para demostrar nuestro compromiso con el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) – Alcanzar la meta del Hambre Cero en 2030. Se trata también de un día para que podamos celebrar los avances realizados hacia la consecución del #HambreCero.

Infografía del hambre en Colombia


 

 

 



 

 

Pérdidas y Desperdicio de alimentos en Colombia


 

Imagen extraída de: DNP

 

Lo que no comemos: Bogotá| EL TIEMPO | Mayo


Pobreza, cambio climático, guerra, desconocimiento estatal de la cultura de los pueblos y corrupción. Esos son los ingredientes que matan de hambre a muchos colombianos. Fueron los wayu, en la Alta Guajira, quienes dispararon las alarmas. Pero los niños desnutridos y agonizantes no sólo están allá. Guainía, Chocó y Bogotá son otros dos casos críticos. La Unidad de Datos de EL TIEMPO recorrió el desierto, los ríos, la selva y la ciudad, para explorar por qué sus habitantes perdieron la comida que antes brotaba de sus campos.

Texto y video extraído de: El Tiempo

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí