El ponche de las mil esencias.

84
0


 Javier Cardona lleva cerca de 3 años vendiendo  ponche en las calles del municipio de La Virginia, Risaralda. A diario, como un obsesivo alquimista, modifica fórmulas en búsqueda del cóctel perfecto para visitantes y habitantes del pueblo.

Usa por lo menos 30 aditivos, desde el maní hasta el licor pasando por una amplia gama de confites, tipos de leche y otras bebidas.
.
Muchos poncheros quedan todavía en la Región Cafetera, pero su bebida ya es famosa por la variedad de esencias y sabores.
.
Esta es su historia.
[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí