Hostal Kolibrí: el nido en Pereira de los mochileros extranjeros

5
1


Además de sus múltiples opciones ambientadas en la naturaleza, hace parte de los Wordlpackers, convenios internacionales entre hostales y es uno de los lugares turísticos que ofrece empleos de calidad y con seguridad social para los universitarios de Pereira que desean trabajar allí.


Fotografías: Edgar Linares

 

Hay dos tipos de mochileros, los turistas de alpargata y los de bota fina”. Y no es que sean dos clases distintas de hombres y mujeres que viajan por el continente con su existencia a cuestas, sino dos opciones a la hora de aventurarse y desprenderse de las metrópolis para conocer otras latitudes.

 

Ambos sobre la vía convergen, y en Pereira, ambos llegan a uno de los hostales, cuyo nombre de “anidar” hace juego con el concepto de “alojar”, llamado El Kolibrí.

Un hostal pequeño en apariencia, pero grande en atención a esos hombres y mujeres en el camino, que vienen desde toda Latinoamérica, y algunos países de Europa y Asía en su mayoría.

 

 

Y este nido contiene todo lo necesario para recibir a esos turistas que desean tener contacto con nuestro bello departamento de Risaralda y sus alrededores: traductores, bicicletas tipo Ámsterdam, café, shows, senderos, y por supuesto, es este un lugar lleno de artesanía y decoración ambientada en la naturaleza.

Al llegar al lugar ya se siente uno transportado a esos parajes naturales que huelen a café, selva y turismo, senderos cuyos viajantes se muestran ansiosos por conocer. Y con razón, ya que el Eje Cafetero es un abanico de posibilidades turísticas que se abren esperando por nuevos visitantes.

 

 

Lugares  como La Florida en Pereira, senderos en La Virginia, termales  en Santa Rosa, y otras regiones más costumbristas como Marsella, Quinchía, Apia, entre  otras latitudes agro turísticas y llenas de magia y encanto para los sentidos del extranjero.

 

El Kolibrí, el nido de los viajantes, sin excepción recibe a todos los turistas, incluidos los flashpacker”  o mochileros de más de 30 años, que siguen recorriendo la región cafetera, y que entre sus travesías  se conectan vía internet para seguir cotizando en la bolsa, gerenciando una empresa o comprando o vendiendo propiedades en el país o fuera de él.

Hay dos aspectos a destacar, primero los convenios internacionales entre hostales, o en inglés wordlpackers,  redes de hospedaje, que permite a los viajeros del mundo conectarse con lo mejor de la red hostelera en el eje cafetero. La otra es,  el contratar jóvenes  universitarios de la ciudad con todas las garantías en un empleo de calidad conseguida social y todo ajustado a la ley colombiana.

 

 

El Kolibrí, muestra estas dos alas como posibilidad, aclarando que se puede pagar  precios módicos, para acceder a suites personales o de pareja o  dormitorios comunes que contienen literas de madera  que en un solo cuarto alcanza a  albergar varias personas, sin que se conozcan, aunque entre mochileros exista un espíritu común.

 

En Pereira, son varios los lugares que se prestan para que este sueño de vivir en el camino sea una realidad para los miles de mochileros que pasan por la región, aspirando nuestro aire y deseando conocer la vasta y compleja geografía.

 

Por lo general son hostales pequeños o medianos y bellamente decorados como El Kolibrí, El Parcero y otros, que están a la vanguardia de ofrecer los servicios esenciales para así atender esta población flotante de jóvenes, mujeres  y hasta adultos que llegan para conocer ese  realismo mágico del que tanto les hablan,  y todo el eco y agroturismo que es parte emblemática de nuestro país.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí