La décima, poesía

17
0

Con la décima, los jaraneros y jaraneras cuentan el mundo que observan y recorren. Con la décima, el son jarocho le canta a todo aquello que significa vivir.

La décima es poesía hecha con estrofas de diez versos octosílabos. Su influencia proviene de España, donde tuvo su mayor esplendor en el llamado Siglo de oro gracias a la obra de grandes poetas como Lope de Vega y Calderón de la Barca. La décima llegó a lo que en la actualidad es América durante el periodo de la colonización española. A través de las músicas y los versadores provenientes del otro lado del océano, migró por nuestra geografía de montañas, desiertos, selvas, bosques, ríos y mares, encontrando otras músicas y culturas.

En América Latina, la décima tiene sus decimeros en Cuba, Argentina, Chile, Colombia, Uruguay, Perú, Venezuela y México. Se entona y lanza sus versos como se abraza o llora. Además, escuchar una décima es conocer las diversas maneras de llamarnos seres humanos, nuestras anécdotas, temores, amores y nostalgias.


En el Sotavento veracruzano, la décima se empezó a cantar desde el siglo XVII, siendo parte de los fandangos. Ahora es una tradición de la música campesina que nos ayuda a contar nuestras historias desde otras latitudes. Y es en el Fandango Fronterizo donde sus diez versos migran como ave y cruzan el muro igual al viento, entre los versadores y versadoras de una casa sin puertas ni llaves.

En el video: Tacho y Wendy, de la familia Utrera del Hato, excelentes músicos y artesanos representativos de la comunidad fandanguera del sur de Veracruz.

View this post on Instagram

Con la décima, los jaraneros y jaraneras cuentan el mundo que observan y recorren. Con la décima, el son jarocho le canta a todo aquello que significa vivir. La décima es poesía hecha con estrofas de diez versos octosílabos. Su influencia proviene de España, donde tuvo su mayor esplendor en el llamado Siglo de oro gracias a la obra de grandes poetas como Lope de Vega y Calderón de la Barca. La décima llegó a lo que en la actualidad es América durante el periodo de la colonización española. A través de las músicas y los versadores provenientes del otro lado del océano, migró por nuestra geografía de montañas, desiertos, selvas, bosques, ríos y mares, encontrando otras músicas y culturas. En América Latina, la décima tiene sus decimeros en Cuba, Argentina, Chile, Colombia, Uruguay, Perú, Venezuela y México. Se entona y lanza sus versos como se abraza o llora. Además, escuchar una décima es conocer las diversas maneras de llamarnos seres humanos, nuestras anécdotas, temores, amores y nostalgias. En el Sotavento veracruzano, la décima se empezó a cantar desde el siglo XVII, siendo parte de los fandangos. Ahora es una tradición de la música campesina que nos ayuda a contar nuestras historias desde otras latitudes. Y es en el Fandango Fronterizo donde sus diez versos migran como ave y cruzan el muro igual al viento, entre los versadores y versadoras de una casa sin puertas ni llaves. #fandangoatthewall #fandangofronterizo #juntossomosmas #fandango #centrodememoriafandangofronterizo #FANDANGOFRONTERIZO2019 #1JUNIO19 #sonjarocho #sonjarochousa #hazpartedelamemoria lee, comenta y comparte En el video: Tacho y Wendy, de la familia Utrera del Hato, excelentes músicos y artesanos representativos de la comunidad fandanguera del sur de Veracruz. Amigos del Fandango Fronterizo, invitando al XII Fandango Fronterizo 1 de junio 2019.

A post shared by Fandango Fronterizo (@fandangofronterizo) on

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí