Un libertador de atardeceres

847
0

Monumento a Simón Bolívar
Año: 1989 (13 de octubre)
Formato: Escultura
Ubicación: Parque de Las Araucarias (Santa Rosa de Cabal).


 

Sobre la calle 12 con carrera 14,  en medio de araucarias, se encuentra ubicado un monumento que hace honor a la libertad, que atrapa atardeceres, y que es cómplice de la cotidianidad y las dinámicas que abarca el parque principal de Santa Rosa de Cabal.

El monumento es un homenaje al libertador Simón Bolívar por parte de la ciudadanía, la Sociedad de Mejoras Públicas y la Administración Municipal.

Está al aire libre, en todo el centro de la plaza, alrededor de él orbita  el quehacer de un pueblo cafetero, que poco a poco, ha ido acogiendo  las dinámicas de la urbe, pero que se reúsa, en cierta forma, a perder sus raíces del campo y la tradición.

 

 

Vendedores ambulantes, la policía, hombres con los años sobre el rostro, jubilados, desempleados, o solo personas a quienes les gusta ir a tertuliar con un café en la mano, esperando que el día pase de nuevo, y que sobre el Bolívar se tracen nuevos destellos de luz propuestos por el fin de la tarde.

El monumento se encuentra aún en buen estado, a sus casi 30 años,  no ha sufrido, o por lo menos no se ven en su estructura, los efectos del tiempo  o  de algún transeúnte inquieto que quiera marcar sobre su superficie algún trazo o firma.

Alrededor de tres metros es su altura,  tiene una base sólida  y gruesa, donde está ubicada la  placa de identificación con su respectiva  fecha y  motivo de construcción.

 

 

También se pueden leer algunas memorables frases  del Conquistador de América: Yo deseo forma en América la más grande nación del mundo con su ilegible, pero elegante firma, y luego, a un lado, reposa la réplica de su espada que fue puesta hace poco menos de  dos años, el 9 de octubre de 2015, por la Sociedad Bolivariana de Santa Rosa de Cabal.

La aventura de cazar atardeceres y profesar una convicción por la libertad, eso es lo que me suscita este monumento, la complicidad de los transeúntes y la configuración impotente de una silueta que acompaña los atardeceres violeta y naranja de Santa Rosa de Cabal.

 

[sliderpro id=”102″]
Fotógrafa Editora y reportera gráfica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.