martes, mayo 28, 2024
cero

La Cebra Mundo

Dos kilómetros

0
¿Qué son dos kilómetros? Dos kilómetros pueden ser la diferencia entre la tranquilidad y el miedo. En varios lugares desérticos puede ser la distancia mínima diaria...

Un fantasma azota a Europa, y no es el del comunismo

0
Un fantasma azota a Europa, y no es el del comunismo… y no saben cómo dejar de asustarse con él. Demócratas de todo el...

Chau 2018

0
Solo basta revisar los diversos acontecimientos de este año para corroborar que la ausencia de certidumbres es la única constante.   Algunos podrán recordarte con la...

Añorando la navidad de antaño

0
Navidad es para mí, masa fermentando con fuerte aroma a anís que, por obra y magia de unas manos habilidosas de madre, se transformaba...

Helados propicios

0
Insuperable reto consiste el devorarse todas esas montañas cremosas que, sin embargo, hacen de las delicias para gente golosa.   Que a los bolivianos nos encante...

Postales callejeras para sonreír y no tanto

0
La vida es un chiste, decía alguien por ahí   Mí ciudad nunca deja de sorprenderme. A pesar de conocerme de memoria casi todas sus calles...

A ver, si es maní es para mí

0
Tanto es mi vicio por esta sopa que hasta tengo la costumbre de chupar concienzudamente las bolitas de la pimienta como si fueran caramelillos...

El poder oculto de las flores

0
Verlas florecer es pura satisfacción y se me hincha el orgullo   Me congratulo que, a veces, Cochabamba haga honor a lo de “ciudad jardín”, un...

La vida por unos melones

0
Me pasaría la vida devorando melones.   Ah, daría yo la vida por unos melones maduros, infartantes, bien puestos. Lo mío con ellos fue amor a...

Wallunk’a, la fiesta de los columpios

0
Todo festival tiene su particular acompañamiento musical. En el caso de las wallunk’as, la voz cantante la llevan las mujeres.   No hay dos sin tres,...