El liderazgo es un asunto de niños y jóvenes en el barrio Nacederos

40
0

 


Movimientos, plataformas y grupos de jóvenes hoy en día no solo están liderando procesos en sus barrios, también se apoderan de la ciudad para poder gestar las necesidades de un bien común, de todas las personas que habitan el mismo espacio y comparten procesos. Son un ejemplo que debemos resaltar.


 

 

 

.

 

No es extraño llegar al barrio y ver jóvenes que caminan de un lado para otro  por sus coloridas calles, recibiendo a su paso personas de todas las edades a las que miran con admiración y respeto. Nunca una visita es mal recibida.

“Hola profe” es la frase que más pronuncian los habitantes cuando pasa algún joven de la comunidad.

Niños que a su paso, entre juegos y risas, preguntan: “a qué hora es el entreno de hoy”, “yo no puedo ir hoy a practicar”, o “para que me tenga en cuenta en el próximo partido”.

 

 

Esta es la historia de tantos jóvenes del sector, y la de Angie Paola Taborda de 21 años de edad.

Angie y su familia son desplazados de Quinchía, llegó a los ocho años a Nacederos, barrio que se  convirtió poco a poco en algo similar a su lugar de origen.  

Allí ha visto a su madre trabajar arduamente desde su casa en  labor social a través de Bienestar Familiar, son 13 niños desplazados de bajos recurso, gracias a este ejemplo nace el amor a la pedagogía.  

 

 

“Toda la vida me ha gustado compartir con los niños”, comenta Angie Paola mientras detiene su mirada y observa a los más jóvenes de su comunidad, quienes están ahora bajo su responsabilidad.

 

 

Angie hace parte del grupo de trabajo de la Fundación Footballpeace,  se encarga de diligenciar trámites, documentos y papeles, buscar convocatorias y demás certámenes donde participar. Pero lo más importante es velar  por los valores, el respeto, la unión y la enseñanza dentro de esta Fundación.

 

 

La Asistencia Administrativa que estudió, al mismo tiempo cursando parte del bachiller en el colegio Matecaña, en  articulación con el SENA, le ha servido para desempeñar una buena labor que se ha ido complementando con el estudio de atención integral a la primera infancia, técnico del SENA, y la cual está por terminar. Más adelante espera obtener los recursos para hacer una licenciatura en pedagogía infantil.

Considera como regla de vida el buen ejemplo a los niños desde temprana edad, porque más adelante se complica o simplemente ya no se puede.

 

 

Movimientos, plataformas y grupos de jóvenes hoy en día no solo están liderando procesos en sus barrios, también se apoderan de la ciudad para poder gestar las necesidades de un bien común, de todas las personas que habitan el mismo espacio y comparten procesos.

Una misión más grande está quedando en manos de jóvenes que se han ido formando para que su voz y su espíritu sean escuchados, y logren grandes trasformaciones.

Ahora el reto es más grande, los padres de estas nuevas generaciones tienen una gran responsabilidad. El ejemplo también lo es todo.

 

 

Aún hay algunas falencias en los líderes, y una gran apuesta para los jóvenes que buscan beneficios que involucren a todos sin intereses, ni influenciados por la politiquería o los egoísmos.

“Lo que le falta a los líderes es que no piensen tanto en lo económico, que lo hagan porque les gusta de verdad” comenta Angie a quien le encanta ayudar y trabajar para su comunidad y las nuevas generaciones, los niños.

 

 

Y como responsabilidad de los padres, Angie Paola considera que estos deberían de estar más pendientes de sus hijos o mantenerlos ocupados en programas y procesos que les aporte como personas de bien, en donde los valores predominen.

Al invertir  bien el uso del tiempo libre,  habrá menos interés o refugio para los asuntos de la calle.

 


 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí